Demandarán al concejal que pidió información sobre funcionarios Lgbti

Una funcionaria de la Administración Distrital instaurará la acción judicial en contra del cabildante Marco Fidel Ramírez.

La exalcaldesa de la localidad de Chapinero y actual directora de la Defensoría del Espacio Público del Distrito, Blanca Inés Durán, demandará al concejal Marco Fidel Ramírez por solicitar a Canal Capital información detallada de los funcionarios que hacen parte del medio y que pertenecen a la comunidad Lgbti (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales).

La funcionaria del Distrito le confirmó a ElEspectador.com que la demanda se debe a que el cabildante, con esa solicitud, no solo viola el derecho a la intimidad de varias personas que trabajan en el Distrito y no quieren que sea conocida su orientación sexual, sino que puede poner en riesgo la vida y la integridad de las personas que sean allí señaladas.

“El concejal Marco Fidel Ramírez ha decidido señalar a la comunidad Lgbti de Bogotá y especialmente a los funcionarios públicos como los enemigos de la sociedad, de la familia y de lo que él llama las buenas costumbres”, señaló.

En este sentido, agregó: “¿cree usted señor concejal, que poniéndonos en la picota pública, iniciando una inquisición contra la comunidad Lgbti, solicitando nuestras hojas de vida, cuestionando que nos contraten o atacando nuestro trabajo le hace un favor al cristianismo? ¿No cree que nos pone en riesgo y puede generar brotes de odio y discriminación al usar frases como la dictadura Lgbti o al afirmar que el fin de Bogotá es culpa nuestra?”.

Durán cuenta que cuando su pareja, la antropóloga Catalina Villa, y ella se percataron de la campaña al Concejo que estaba haciendo el cabildante Ramírez pensaron en denunciarlo.

Nos dimos cuenta que usaba fotos privadas para ponernos en la picota pública, pensamos en denunciarlo, pero no lo hicimos para no darle más publicidad, que era en últimas lo que buscaba, pero luego de escuchar sus proposiciones y debates en el Concejo hemos decido iniciar una demanda penal por la ley antidiscriminación, pues vemos vulnerados nuestros derechos y tenemos el temor de que esta inquisición se extienda a otros ámbitos y perdamos todo el camino recorrido en respeto a derechos de la población Lgbti”.

La exmandataria de Chapinero le solicitó a la concejal Angélica Lozano que les sirva de testigo en la demanda, teniendo en cuenta que ha sido ella la que ha escuchado los debates promovidos por el cabildante Ramírez.

“También queremos solicitarle al alcalde Gustavo Petro que no envíe las hojas de vida al concejal, pues es una violación al derecho a la intimidad y también solicitarle que nos sirva de testigo para explicar que la vinculación al Distrito no se hace por nuestra orientación sexual sino por nuestro perfil y nuestras capacidades”, concluyó.