Desmantelan banda de apartamenteros en Bogotá

Estos delincuentes se hacían pasar por efectivos de la Fiscalía y Policía para realizar falsos allanamientos.

La Policía Metropolitana de Bogotá logró la captura de Cesar López Salazar de 28 años, Pedro Antonio Roa de 50 años y Henry Gavilán Tavares de 33 años, quienes al parecer eran miembros de una banda delincuencial denominada “Los Mayorga” dedicada al hurto a residencia en el sector de Rosales, localidad de Chapinero.

Tras el llamado de la ciudadanía al observar hechos extraños en una vivienda ubicada en la Av. 4 con Diagonal 72, acuden al lugar patrullas que se encontraban realizando planes operativos, logrando interceptar y reducir a los sujetos con quienes minutos antes se presentó un enfrentamiento con armas de fuego.

Su ‘Modus Operandi’ consistía en la selección de una vivienda a la cual ingresaban tras hacer un análisis de sus víctimas, una vez elegido el lugar llegaban haciéndose pasar por Fiscalía y/o Policía para realizar un allanamiento del cual tenían una orden (falsa). Una vez los sujetos se encontraban dentro del lugar amedrentaban a sus víctimas con armas de fuego logrando reducirlas al punto en que ellas entregaran todos los elementos de valor.

Durante el operativo realizado y por el que se logran estas tres capturas, se encuentra que uno de los sujetos esperaba en el vehículo tipo taxi de placas VFC 357 mientras los otros dos hombres sacaban de la vivienda los elementos de valor. Al verse interceptados por la Policía, 2 de ellos, sin lograr su cometido, intentaron huir del lugar por la parte trasera.

Tras un enfrentamiento entre unidades de la capa investigativa criminal con los capturados, se logra la recuperación de los elementos avalados en 8 millones de pesos aproximadamente, la incautación de 3 armas de fuego, 1 arma blanca, documentación falsa, un par de esposas metálicas y 3 celulares que al parecer eran empleados por ellos al momento de realizar los hurtos.

Con la captura de estos sujetos contra quienes avanzan 9 investigaciones por los delitos de lesiones, amenazas y fabricación, porte y tráfico de armas de fuego; se logra dar un importante golpe contra el hurto a residencias al norte de la ciudad.