La discusión sobre las privatizaciones de Peñalosa

El alcalde de Bogotá, unas pocas horas después de haberse posesionado, empezó a hablar de las bondades de las privatizaciones. El Polo Democrático se opone a la venta de cualquier empresa distrital.

El mismo día en que Enrique Peñalosa se posesionó como alcalde de Bogotá empezaron las discusiones sobre “una privatización total” de las empresas del distrito. Durante su discurso en la posesión del Concejo Distrital argumentó que las empresas públicas se deben vender cuando están generando ganancias.

“No pensemos que tenemos una empresa de teléfonos, pensemos que tenemos mil millones de dólares, con los que se podrían construir una cantidad de colegios, vías cruciales para desembotellar a la ciudad, hospitales, parques, podemos hacer todo eso o comprar una empresa de teléfonos”, dijo Peñalosa el pasado viernes.

Durante su discurso, Peñalosa puso el ejemplo concreto de empresas de telecomunicaciones europeas que, después de su privatización se volvieron más eficientes logrando dar unas ganancias mucho mayores “que podrían comprar la empresa de teléfonos de Bogotá con la caja menor de un mes”.

Estas transcendentales declaraciones no tardaron en hacer eco en otros sectores políticos. Clara López, presidenta del partido Polo Democrático y abanderada en contra de las privatización de la ETB desde que fue alcaldesa encargada en 2011, no tardó en expresar su descontento con la sola idea de privatizar el Acueducto y la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB).

López afirma que la privatización de entidades como la ETB, el Acueducto o cualquier otra empresa distrital que esté rindiendo buenos beneficios “aumentaría los impuestos a los bogotanos porque estas empresas son tan buen negocio que entregárselas al sector privado significaría reducir los ingresos desde el concepto de utilidades, lo que implica aumentar los recursos por la vía de los impuestos y, de otra parte, privatizar siempre implica que favorecer a las personas más vulnerables de la sociedad se vuelva un imposible por los altísimos costos”.

El concejal del Polo Manuel Sarmiento, se unió a las voces de protesta asegurando que Peñalosa miente al afirmar que los acueductos en Europa están privatizados. “Peñalosa está cayendo en falsedades porque dijo que todos los acueductos en Francia están privatizados y eso no es verdad. Comenzó muy mal el señor Peñalosa”. Advirtió que él y su partido harán todo lo posible para evitar cualquier privatización.