Distrito quiere que localidad de Sumapaz sea reserva campesina

La idea es que el Incoder apruebe la zona como reserva para impedir la injerencia de multinacionales.

Archivo El Espectador

Con la participación de unos 200 campesinos entre adultos, niños y jóvenes, que representan 28 veredas y 3 corregimientos del Sumapaz y un campesino delegado de la región del Catatumbo, se llevó a cabo la Primera Asamblea General Campesina de la localidad, que contó con la presencia del secretario de Gobierno, Guillermo Alfonso Jaramillo.

Para el funcionario, la importancia de trabajar e interactuar con la comunidad de la localidad se centra en diferentes inquietudes, como por ejemplo, resolver los diversos problemas que los ciudadanos han venido planteando en los escenarios de participación.

Dentro de los asuntos macro, socializados por la Asamblea de Campesinos de la localidad al Gobierno Distrital, se planteó el tema del proceso de paz, ya que Sumapaz ha sido escenario del conflicto armado desde hace muchos años. Por eso, el secretario ratificó que respalda el proceso de paz, aunque éste debe estar acompañado de un reordenamiento y regulación especial del territorio.

“Para nosotros es fundamental que esta zona de Bogotá pueda hablar de paz y no encontrar zonas militarizadas o zonas rojas, como en otros momentos se identificaba a este sector”, dijo Jaramillo.

El planteamiento expuesto por el funcionario distrital ante la comunidad fue el de proyectar esta zona como lugar de bienestar y desarrollo, con la misión de que sea la primera protectora del medio ambiente, pero también que tenga autonomía por su localización, puesto que en ella confluyen varios municipios como Cubarral, que pertenece al departamento del Meta; Villarica, del Huila y Cabrera, de Cundinamarca, entre otros.

Para el secretario de Gobierno, es de suma importancia poder convertir a esta localidad de Bogotá en el eje ecológico de la ciudad y poder planear acciones ambientales para sostener y cuidar la mayor reserva de agua en el páramo más grande que tiene Colombia.

Aunque durante la asamblea campesina se tocaron temas puntuales para la región como ambiente, salud, educación, integración social, vías y telecomunicaciones, el pleno del gabinete que se hizo presente, le prestó mucha atención al tema de las reservas campesinas.

“Estamos totalmente identificados para que se convierta esta zona en una reserva campesina como lo solicitan. Es necesario para el progreso, desarrollo, independencia, autonomía y democracia de estos territorios”, argumentó.

Por su parte, Néstor García, secretario de Ambiente, señaló que las reservas campesinas están normativizadas por la ley y, por lo tanto, se debe hacer cumplimiento de la misma.

Entre tanto, Wiliam Santoyo, alcalde de Sumapaz dijo que está a la espera de que el Gobierno Nacional, a través del Incoder, apruebe la zona como reserva campesina porque apropia, ordena al territorio y sobre todo le permite la no injerencia de multinacionales en la zona.