Distrito tiene obligación de acatar decisiones ambientales de reserva Thomas Van der Hammen

El secretario de Ambiente explicó que se definirá un circuito ambiental que se establecerá por equipos especializados designados por el mandatario distrital.

Archivo El Espectador

Francisco Cruz, secretario de Ambiente, explicó que la administración tiene la obligación legal de acatar todas las decisiones ambientales que presente la Corporación Autónoma Regional (CAR) sobre la reserva de Thomas Van der Hammen.

Señaló además que el Distrito no tiene competencia sobre lo que se podría presentar de la reversa “por ese motivo, el Distrito va a respetar y acatar, como corresponde, todas las decisiones que han tomado y que tomará la autoridad competente”, explicó Cruz.

Los anuncios del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, relacionados con la construcción de un circuito ambiental que planea también un sendero ecológico han generado polémica y se han desatado críticas y discusiones por parte de los ambientalistas y la nueva administración de la capital del país.

Manuel Rodríguez, exministro de Ambiente y profesor de la Universidad de Los Andes, dijo que el proyecto ambiental deja por fuera la Reserva Van der Hammen. “Esa reserva se ha venido construyendo hace 20 años. Es el proyecto urbano ambiental más ambicioso de América Latina y si se llegara a desmontar ese proyecto, el alcalde Peñalosa pasaría a la historia como uno de los alcaldes más grises en la gestión ambiental”, aseguró Rodríguez.

Por su parte, Francisco Cruz, secretario de Ambiente de la ciudad, respondió a este anuncio diciendo que “la reserva ha sido constituida por un acuerdo del consejo directivo de la CAR en 2011, posteriormente, estableció un plan de manejo en el 2014 y la reserva está bajo tutela de la CAR y es esa entidad la que determina las acciones a seguir”.