Distrito ve revocatoria como una oportunidad para apoyar a Petro

Por su parte, Petro calificó como inoportuna e inconveniente la decisión de la Corte Constitucional.

Luego de conocerse que la Corte Constitucional revivió el proceso de revocatoria del mandato del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, el subsecretario de Gobierno de la ciudad, José Cuesta, se pronunció frente al hecho y dijo que están listos para ir a las urnas y que esta es una oportunidad para demostrar el apoyo al burgomaestre capitalino.

El funcionario distrital señaló que en la fecha que decida la Registraduría están preparados.

"Viene un nuevo momento de construcción democrática. Es una oportunidad para ratificar mediante el voto el apoyo al mandato del alcalde Gustavo Petro. Asumimos la decisión de la Corte Constitucional con total tranquilidad", explicó Cuesta en diálogo con Caracol Radio.

Frente al tema, puntualizó que es un poco incoherente que el Consejo de Estado ratifique el mandato del alcalde de Bogotá con relación a las medidas cautelares, hecho que fue calificado por Petro como un “triunfo de la democracia” y que seis horas más tarde la Corte reviva el proceso de revocatoria.

Petro señaló que "es perjudicial para la ciudad y la democracia misma. No puede concebirse que casi simultáneamente se estén adelantando dos debates electorales. Esto le cuesta a los ciudadanos 40.000 millones de pesos y qué sentido tiene faltando ocho meses para terminar el mandato".

La Corte Constitucional dio un plazo de 60 días a la Registraduría Nacional del Estado Civil para convocar a la votación respectiva. La decisión fue tomada por la Sala conformada por los magistrados Gloria Ortiz, Jorge Iván Palacio y Jorge Ignacio Pretelt. Ante esto serán los ciudadanos quienes determinen en las urnas si Petro Urrego continúa o no en el cargo.

La Sala avaló la ponencia de la magistrada Gloria Ortiz que indicaba que se había presentado una vulneración en los derechos de participación democrática y el control político por parte de los ciudadanos.

En este sentido se consideró que se presentó una falla al suspender de manera definitiva este proceso considerando que “no existen razones jurídicas válidas” que autoricen a la Registraduría Nacional del Estado Civil a “suspender indefinidamente o cancelar el proceso de revocatoria del mandato”.

El alto tribunal evaluó la acción presentada por un ciudadano que consideró que con la resolución No. 340 del 13 de enero de 2014 - con la que la Registraduría puso punto final a la convocatoria de dicha revocatoria - al argumentar que se presentó una vulneración a los derechos de los ciudadanos.

En la decisión se manifiesta que se presentó una falla puesto que la Registraduría había manifestado en un principio que no se podía adelantar el proceso de revocatoria puesto que Petro Urrego ya no era el alcalde de Bogotá, poco tiempo después volvió a su cargo por decisión del Consejo de Estado que lo cobijó con medidas cautelares en el estudio de la demanda y restablecimiento del derecho.

Analizó la Corte Constitucional además que las decisiones de fondo emitidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) “no interfieren en el proceso democrático interno”, reiterando que la figura de revocatoria del mandato hace parte de los mecanismos democráticos de control al poder político.