Durante el Día del Padre rescataron a cinco niños en condición de abandono en Bogotá

Uno de los casos más alarmantes se registró en una vivienda del centro de la ciudad: allí permanecía una niña de apenas cinco años que cuidaba de su hermanito, un bebe de seis meses.

Tomada de Pixabay/Referencia

En el marco de la celebración del Día del Padre en Bogotá, la Policía de Infancia y Adolescencia rescató a cinco menores en condición de abandono, quienes fueron hallados solos en sus viviendas en total descuido y bajo ninguna vigilancia por parte de un adulto. La mayoría de casos, dicen las autoridades, tienen un común denominador: los niños fueron dejados solo mientras sus papás se fueron a festejar.

Uno de los casos se registró en la localidad de Santa Fe, en el centro de la ciudad. Allí, sobre la medianoche del domingo, fue rescatada una menor de apenas cinco años quien además era la responsable de cuidar de otro niño: su hermanito de seis meses.

“Según la versión de la propietaria de la vivienda donde se encontraban los niños, desde tempranas horas los padres habían salido en aparente estado de embriaguez y se desconocía su paradero”, aseguró el comandante Luis Carlos Urrego, jefe de la Policía de Infancia y Adolescencia.

Ambos niños fueron trasladados hasta el CAI del Guavio, donde les brindaron alimentos y asearon al bebé para posteriormente ponerlos al cuidado del ICBF (Instituto Colombiano de Bienestar Familiar), donde evaluarán su situación y determinarán si regresan al seno de su hogar.

En otro hecho, presentado en el barrio Boyacá Real de Engativá, fue rescatado un niño de cinco años, quien permanecía solo en la casa. Al llegar, las autoridades encontraron al menor en medio del llanto y suplicando para que le dieran agua, mientras permanecía encerrado con candado en una habitación. A su alcance, indicó la Policía, solamente tenía a su alcance un vaso que contenía cola granulada y un pan.

“Los habitantes del sector manifestaron que el niño había sido dejado solo desde tempranas horas de la mañana y al intentar abrir la ventana para pedir ayuda, rompió un espejo, lo que pudo haberle ocasionado alguna herida. El menor fue rescatado por una ventana y puesto bajo protección del ICBF”, agregó la Policía.

Un último caso, reportado también en Engativá, fue el de dos menores de dos y cuatro años, que llevaban varias horas llorando dentro de un apartamento. El hecho fue alertado por un vecino del sector que dio aviso a la Línea 123 y que les explicó a las autoridades que no era la primera vez que los dos niños estaban solos.

“Al llegar al lugar, los uniformados vieron a los pequeños asomados por una ventana sin reja, con riesgo de que alguno de ellos pudiera caer al vacío y la habitación donde se encontraban estaba cerrada con un candado, por lo que tuvieron que hacer uso de una segueta para poder rescatarlos”, precisó la institución.

La Policía elevó un llamado a los padres de familia para que protejan a sus hijos y eviten que queden inmersos en situaciones que atenten contra su integridad, especialmente durante las vacaciones de mitad de año, en las que los niños permanecen en sus viviendas.