"El bar ya había sido sellado varias veces"

Así lo admitió, en entrevista con Blu Radio, la dueña del bar 'Night club' en el que murieron seis personas al sur de la ciudad.

'Nigth Club' el bar ubicado en la avenida Caracas con avenida Primero de Mayo, en el barrio Restrepo
'Nigth Club' el bar ubicado en la avenida Caracas con avenida Primero de Mayo, en el barrio RestrepoAndrés Torres / El Espectador

Luz Marina de la Peña, dueña del bar 'Night club' de Bogotá, ubicado al sur de la ciudad, en el que durante el fin de semana fallecieron en extrañas circunstancias sesis personas, manifestó, en entrevista a Blu Radio, que no se sentía responsable de la muerte dichas personas en su establecimiento. Indicó de la misma forma que la policía había sido culpable de las muertes al realizar una intervención desmedida con gases. (Vea la galería de imágenes)

Pese a lo anterior, de la Peña aceptó que el bar ya había sido sellado en repetidas ocasiones. “Hace 15 días me habían sellado el bar y no era la primera vez ya lo habían cerrado varias veces. La policía sabía que yo funcionaba de noche y si era así entonces ¿por qué no me lo habían sellado definitivamente?”.

“La idea de ellos echando gases bajo la puerta era llevar a la gente la UPJ, como en muchas ocasiones lo han hecho. Han golpeado a los clientes, han dañado el negocio. Muchas veces han entrado y me rompen lámparas, vidrios, rompen todo”, agregó de la Peña

De la peña indicó que siempre trabajaba en su establecimiento con las puertas cerradas previendo que llegaran las autoridades y cerraran el lugar, indicó además que los mismos policías que se presentaron el día del incidente eran aquellos que habían sellado el bar hace 15 días. “Esos mismo agredieron a la gente hace unos días y les echaron gases directamente en la cara (…) Yo asumo que echaron gases nuevamente para que abriéramos la puerta porque nosotros no accedíamos a abrir voluntariamente, si no, nos sellaban el lugar y muchos vivimos de ese club, necesitamos el trabajo”.

“A mi bar entraba gente normal, jaladores (personas que invitan a entrar a los bares), encorbatados, parejas, gente común. Yo no me siento culpable de nada porque yo misma fue quien abrió la puerta y la policía no dejaba salir a la gente, se instalaron en un puesto fijo y golpearon a los clientes”, subrayó la dueña de ‘Nigth Club’ agregando que tenía los documentos pertinentes en regla.
 

Temas relacionados