Publicidad
Bogotá 27 Ene 2013 - 9:00 pm

Por ajustes en la implementación

El rezago en las fechas del SITP

Mientras el cronograma de empalme señalaba que 2.550 buses debían entrar a operar hasta diciembre de 2012, sólo 653 lo hicieron.

Por: Verónica Téllez Oliveros
  • 75Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/bogota/el-rezago-fechas-del-sitp-articulo-399484
    http://tinyurl.com/a5xmyfm
  • 0

A finales de septiembre del año pasado empezaron a rodar en la capital los nuevos buses zonales con una extraña y extensa sigla estampada en sus costados: Sistema Integrado de Transporte Público (SITP). Transmilenio presentó en diciembre de 2012 su balance sobre esta implementación y señaló que cerraba el año cumpliendo el cronograma ajustado por la administración. Sin embargo, hay un rezago respecto a los planes presupuestados para el sistema, pues en esta fecha ya debían haber estado en las calles 2.550 vehículos y no 653 como en realidad ocurrió.

Aunque la administración de Gustavo Petro señaló como el comienzo del SITP la puesta en marcha de los buses de la troncal de Transmilenio en la carrera 10ª y la calle 26, en realidad la pauta del nuevo modelo son los buses zonales. Con ellos cambian elementos como el pago, que en adelante será con una tarjeta electrónica y la manera de abordar los vehículos sólo en paraderos determinados.

Uno de los resultados del empalme de la administración de Clara López con la del alcalde Petro fue el cronograma que determinó que la implementación del SITP debía arrancar en julio de 2012 con la entrada de 295 buses, entre zonales y troncales de la Fase III de Transmilenio. Pero la operación zonal empezó hasta el 29 de septiembre y a lo largo de este primer mes sólo entraron a circular 33 de los vehículos calculados inicialmente.

¿Por qué ocurrió este desfase? Para Transmilenio, la diferencia de fechas entre su cronograma y el previsto en el empalme se debe, además de factores como el rezago en las troncales de la calle 26 y la carrera 10ª, por cuenta del cartel de la contratación, al alistamiento de flota. Pese a que los operadores dijeron estar listos desde julio, según la empresa de transporte esto no es del todo cierto, pues hubo demora en la entrega de buses que debían cumplir los encargados del transporte público colectivo a los del SITP. “Los vehículos no fueron entregados a tiempo. Incluso, en algunos casos hubo que cancelar las tarjetas de operación. Tampoco llegaron en las mejores condiciones, lo que implicó un largo alistamiento mecánico para que salieran a las calles”, explica José Félix Gómez, subgerente técnico de Transmilenio.

Debido a contratiempos como éste y a que tampoco estaban listos los paraderos del nuevo sistema ni los equipos de recaudo instalados en su totalidad, Transmilenio ajustó las fechas de mayo a diciembre.

¿Qué implicaron los dos meses en los que no hubo buses zonales del SITP rodando por las calles? Según Andrés Jaramillo, representante de Consorcio Express, que opera en Usaquén, en julio ya tenían listos entre 70 y 80 buses, además de los respectivos conductores a quienes debieron pagar salarios por $200 millones. Según datos de ocho de los nueve operadores del SITP, en septiembre tenían 350 conductores contratados y 405 buses en cuyo alistamiento invirtieron más de $8.000 millones.

¿El Distrito tendría que pagar por estos costos? No, en los contratos se estipuló que “el riesgo de que existan retrasos en la implementación del sistema es del concesionario”. Humberto Gómez, subgerente de comunicaciones de Transmilenio, añade que el pago a estas empresas se hace una vez comienzan a rodar los buses.

Sin embargo, para los usuarios del sistema, el que éste no haya tenido la cantidad de buses prevista puede significar un mayor desconocimiento del mismo. “La gente todavía no diferencia los buses del SITP de las busetas tradicionales”, indica José Stalin Rojas, director del Observatorio de Logística y Movilidad de la Universidad Nacional. “Si hay más buses, puede ser mejor para que uno se vaya acostumbrando al cambio, pero de todas formas si no hay mejor información, no es necesario que haya más, porque igual irán desocupados”, puntualiza Mauricio Salas, usuario de una de las rutas que se dirige al aeropuerto.

Las fechas y cifras sugeridas en el empalme por la antigua gerencia del SITP, a cargo del hoy viceministro de infraestructura, Javier Hernández, no sólo fueron producto de más de seis años de estudio desde que surgió oficialmente el proyecto, sino también de la Consultoría de apoyo a la implementación hecha por la firma Logitrans. El estudio indicó las pautas para el día a día del esquema y recomendó que el mes cuatro debía desarrollarse a más tardar en noviembre de 2012 para no extender más el proceso.

  • 0
  • 20
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Inicia estrategia binacional para abastecer a la comunidad Wayúu
  • En la ciudad 40 peatones sufren lesiones cada día
  • Sugieren que Sandra Morelli "se burlará de la justicia"

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio