Empresas recolectoras de basura en Bogotá exigen que 'limpien' su nombre

Pidieron que el Distrito se retracte de las acusaciones que aseguran que no recogieron 7 mil toneladas en desechos en diciembre de 2012.

En las últimas horas se revivió la polémica por la problemática sufrida en Bogotá en diciembre, cuando se cambió el modelo para la recolección de basuras.

Las empresas de aseo le enviaron una carta a la Unidad Administrativa Especializada de Servicios Públicos (Uaesp) exigiendo que reivindique lo dicho por la Administración. En ese momento fueron acusadas de haber suspendido deliberadamente el servicio de recolección.

Los representantes de Lime y Aseo Capital consideran que ese señalamiento hace parte de una campaña de desprestigio en su contra.

Consideramos y hacemos saber a los funcionarios, que es injustificada la agresión de que estamos siendo víctimas por parte de la Administración Distrital, mediante sus pronunciamientos, entrevistas y pronunciamientos públicos”, cita la carta de las compañías de aseo.

La acusación de la Unidad hace referencia a la suspensión deliberada del servicio, cuando se dejaron de recoger cerca de 7 mil toneladas de basura en toda la ciudad. (Vea cómo avanza este aguda pelea).

A nombre del Distrito, la directora de la Uaesp, Nelly Mogollón, dijo que en la calle sí estaban las cerca de 7 mil toneladas de basura porque “nunca entraron al relleno sanitario de Doña Juana”.

Y contrario a la rectificación, la Unidad anunció una actuación administrativa con base en los datos que entregue el supervisor del contrato para determinar si hubo incumplimientos.