En el sur de Bogotá cayeron asaltantes de iglesia Inmaculada Concepción

La Policía reportó la captura de alias ‘César’, quien sería el responsable del hurto contra un grupo de feligreses el pasado 10 de noviembre. Una mujer, su hermana, también fue detenida.

Policía de Bogotá

El pasado 10 de noviembre, un grupo de oración de la iglesia Inmaculada Concepción, ubicada en el barrio Chicó, en el norte de Bogotá, se vio abruptamente interrumpido por delincuentes que los despojaron de celulares, cadenas, carteras, dinero y relojes. Este viernes, medio año después, la Policía reportó la captura de quien sería el cabecilla de la organización delincuencial.

Se trata de alias ‘César’, quien fue detenido luego de huir de las autoridades durante seis meses. De acuerdo con el teniente coronel Douglas Restrepo, jefe de la Sijin, se trata de un “sujeto peligroso” que fue detenido en compañía de su hermana, quien también habría participado del hurto. Ambos integrarían una peligrosa organización dedicada al hurto de centros religiosos y parroquias de la capital.

“Este sujeto se escondió por todo el país y pudimos establecer que hace un mes había llegado a la ciudad. Permanecía escondido en una vivienda de Ciudad Bolívar, donde lo capturamos”, aseguró el informado al detallar el prontuario criminal del capturado: “Ha estado ocho veces en la cárcel y tiene antecedentes por los delitos de porte ilegal de armas, y hurto calificado y agravado”.

Según pudo determinar la Policía, alias ‘César’ –a quien le fue incautada un arma de fuego– había intimidado a la comunidad de Ciudad Bolívar para que se abstuviera de dar detalles sobre su presencia en el sector. 

El asalto contra los feligreses de la iglesia Inmaculada Concepción se registró sobre las 7:30 de la noche del 10 de noviembre de 2016, cuando alrededor de 80 personas departían en el centro religioso. Hasta allí llegaron al menos seis sujetos que, portando armas de fuego, intimidaron a aquellos feligreses –entre 12 y 15– que se encontraban más próximos a la puerta principal.

Por al menos tres minutos, los asaltantes hurtaron celulares, cadenas, carteras, dinero y relojes. De acuerdo con la Policía, cuatro de ellos fueron identificados por las cámaras de seguridad del sector. La iglesia, ubicada a dos cuadras de un CAI sobre la carrera 11 y otro sobre la carrera 15, acoge semanalmente un grupo de personas que se reúnen a rezar en el lugar.