Publicidad
Bogotá 27 Nov 2012 - 7:14 pm

Desde este miércoles, se presentan en el cabildo las ponencias

Futuro del presupuesto de Bogotá

Roberto Sáenz, Javier Palacio y María Victoria Vargas tienen la responsabilidad de decidir sobre los recursos con los que contará la Alcaldía en 2013.

Por: Camilo Segura Álvarez
  • 50Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/bogota/futuro-del-presupuesto-de-bogota-articulo-389444
    http://tinyurl.com/oxdqf5l
  • 0
insertar
Cada una de las ponencias de presupuesto que serán radicadas esta semana tiene un enfoque particular.

Con la presentación de las ponencias del presupuesto para la vigencia de 2013 en el Concejo Distrital se inicia, oficialmente, la última batalla política del año de la administración Petro. Cambios en la propuesta inicial de la Alcaldía, mensajes extraoficiales del presidente Santos y la posibilidad de un último intento por llegar a una negociación con las bancadas opositoras para establecer un gobierno “de coalición”, son los ingredientes del capítulo preliminar del trámite de esta iniciativa.
Cada una de las ponencias de presupuesto que serán radicadas esta semana tiene un enfoque particular.

Roberto Sáenz, quien hace parte de la bancada Progresistas y es cercano a la administración distrital, presentará ponencia positiva sin mayores modificaciones.
Tal vez la más importante de las modificaciones que presenta el concejal progresista tiene que ver con las TIC’s y un enfoque en el software libre. Con la propuesta que hace Sáenz sobre el uso de software libre en las dependencias del Distrito y las instituciones educativas a su cargo, el Distrito se podría ahorrar los $150 mil millones que paga hoy en software privativo para cerca de 50 mil equipos que están en colegios y entidades públicos.

Para él, es importante que el tradicional 1% que se destinaba al tema ambiental haya crecido al 2,9%. Sin embargo, considera que se deben abrir rubros específicos en los que se integren todas las secretarías. Uno de esos rubros específicos sería para la inversión en protección animal, uno de los temas bandera de Petro, que está en el documento original por un monto superior a $8 mil millones disgregado en varias secretarías.

Ese rubro, creado en la ponencia de Sáenz, contaría con un presupuesto de $50 mil millones. “Teniendo en cuenta que solo en la política de vehículos de tracción animal se necesitan $14 mil millones y que hace falta vincular los temas de fauna silvestre, de protección y adopción de animales domésticos”, afirma el concejal.

Sobre el tema de movilidad, Sáenz afirma que, como ambientalista, cree que “la movilidad limpia (bicicletas y peatonalización) está cubierta con recursos fijos. Las grandes obras de infraestructura de transporte deben ser financiadas con el cupo de endeudamiento”.

Precisamente, sobre la movilidad, otro de los ponentes, Javier Palacio, quien es un opositor férreo de la administración Petro, al punto que le ha pedido la renuncia al Alcalde, tiene una postura evidentemente crítica. El primer problema que le ve al presupuesto y sobre el cual ajustó su ponencia es la inclusión de recursos inciertos en el proyecto presupuestal, dado que están incluidos como ciertos los recursos provenientes del proyecto de modernización tributaria y de cupo presupuestal, que no gozan de la favorabilidad del grueso de los Concejales y que ascienden a 2013 de aproximadamente $1.3 billones de pesos.

Para Palacio, en el presupuesto de Petro hay una violación al principio de equilibrio presupuestal. “El sector movilidad podría ser el gran damnificado dado que frente a los $ 4.3 billones totales del cupo de endeudamiento para los próximos 4 años la participación del sector movilidad asciende a $3.2 billones de pesos”, dice.

En segundo lugar, según el concejal, hay una grave contradicción en los planteamientos de Petro sobre la formalización del empleo, pues “aparece un crecimiento significativo, sobre todo en lo atinente al sector Movilidad, en lo respectivo a contratos de prestación de servicios o contratación indirecta de personal”, afirma.

Y, en tercer lugar, su ponencia, a pesar de ser positiva con modificaciones, sí reducirá sustancialmente el monto de cerca de $8 billones que están destinados a la administración central (incluyendo secretarías), pues “los bajos niveles de ejecución generalizados plantean una seria preocupación para la entrega de mayores recursos a la presente administración. Adicionalmente, si se estima que el Alcalde solicitó a las entidades públicas la no ejecución de recursos para final de año, con el propósito de evitar que dichos recursos se malgasten, la preocupación es mayor”.

La otra ponencia está a cargo de Maria Victoria Vargas, que prefirió no dar declaraciones hasta que resuelva “dudas” con la Secretaría de Hacienda.

Es claro que el posible revés que pueda tener el presupuesto está signado por la disposición que le da el Distrito al cupo de endeudamiento. Sin embargo, para el alcalde, la reunión que sostuvo el pasado lunes con el presidente Juan Manuel Santos, le puede dar un respiro en cuanto a la garantía de los recursos del cupo que estarían destinados a las obras de movilidad. Pues, “Santos va a exigir que el Concejo lo apruebe, Bogotá es buena paga. Seguramente va a llamar a las bancadas de la Unidad Nacional. El cupo lo necesitamos todos, no solo Petro, toda la Nación”, afirman fuentes cercanas a la Alcaldía.

Pero, si esa llamada no se da, el Distrito buscará nuevas alianzas políticas. Un segundo intento, luego de que el proyecto de unidad con el Polo y los verdes fracasara. Habrá que ver, hasta donde está dispuesto a ceder el Alcalde frente a las pretensiones de un Concejo que, por un año, le ha sido hostil. También, Petro tiene una carta infalible, puede sacar el presupuesto por decreto. 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 5
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio