General Martínez insiste en que ningún policía ha sido apartado del servicio por tragedia en bar

El director de la Policía Metropolitana de Bogotá dijo que la investigación del caso está en manos de la Fiscalía.

El Espectador

Luego de un consejo de seguridad que se llevó a cabo en la Alcaldía Mayor de Bogotá, con la presencia de todas las autoridades, el secretario de Gobierno, Guillermo Alfonso Jaramillo, y el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Luis Eduardo Martínez, ratificaron el trabajo mancomunado que se lleva a cabo en Bogotá para esclarecer las dudas presentadas durante el operativo realizado a el “Club Privado y Deportivo Night Club”, donde perdieron la vida 6 personas.

El secretario señaló que sólo falta el informe que dará en las próximas horas el Instituto de Medicina legal y Ciencias Forenses para saber con exactitud cuál fue la causa de las muertes de estas personas. Una vez se tenga el informe nuevamente se va a reunir el Consejo de Seguridad para establecer con claridad lo que pasó y las medidas que se tomarán al respecto. Confirmó que en este momento toda la información está en poder de la Fiscalía General de la Nación quien debe hacer la investigación exhaustiva de los hechos.

A esta gran cruzada el funcionario confirmó el apoyo del Gobierno Nacional, a través del Ministerio del Interior, que decidió ayudar para poder establecer normas que impidan el funcionamiento de este tipo de lugares ya que este flagelo no sólo pasa en Bogotá sino en el resto del país.

“Éste no es un problema local sino nacional que tenemos que solucionar todos en conjunto para que no se vuelva a repetir un nuevo caso. Seis muertos, pero pueden suceder muchos más si no logramos que en Bogotá y el país se atienda este problema, debido a la forma como operan estos 'amanecederos'”, argumentó.

Según datos de la policía, en la ciudad se han realizado 4.734 cierres temporales en lo que va corrido de 2013. Igualmente, un informe suministrado por el Centro de Estudios y Análisis en Seguridad y Convivencia de la Secretaría de Gobierno verificó que Chapinero, Teusaquillo, Santa Fe y Usaquén son las localidades donde más se concentran estos 'amanecederos'.

Jaramillo indicó, además, que existe una situación muy compleja con respecto a estos clubes, corporaciones y sindicatos que se han venido creando cuando mutan las discotecas y los bares hacia otro tipo de función. Se tienen identificados 2.467 clubes en la ciudad. Respecto a la licencia de funcionamiento, según el CEACSC, a la fecha el 38% la tiene suspendida, 24% no está activa, 18% en proceso de suspensión y el 17% activa.

Por su parte, el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Luis Eduardo Martínez, dijo que toda la investigación la tiene la Fiscalía General de la Nación. Confirmó que hasta el momento no hay ninguno de sus policías apartados del servicio “porque en Colombia se garantizan los derechos y se respeta el debido proceso”.

Finalmente, el secretario de Gobierno dijo que éste establecimiento ha cambiado de razón social. Inicialmente era un billar pool llamado Asociación Club Privado Social y Deportivo Billares con la sigla ASOBILLARPOOL y a finales de 2011 volvió a cambiar como “Club Privado y Deportivo Night Club”; el 1 de septiembre fue cerrado por 7 días y había un proceso en trámite para el cierre definitivo.