Publicidad
Bogotá 26 Mar 2013 - 9:29 pm

La gestión de la administración Petro es "regular"

Así la calificó la veedora Adriana Córdoba, luego de participar en la rendición de cuentas que llevó a cabo el gabinete distrital en días pasados.

Por: Juan Camilo Maldonado Tovar*
  • 337Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/bogota/gestion-de-administracion-petro-regular-articulo-412661
    http://tinyurl.com/cjoxkzq
  • 0
  • 105
insertar

El sábado pasado, mientras buena parte de los bogotanos empacaban maletas para salir de Semana Santa, el gabinete de Gustavo Petro se dio cita en la Alcaldía Mayor, donde  la mayoría de sus secretarios rindieron cuentas de su gestión durante el primer año de gobierno. 

La jornada, poco cubierta por los medios de comunicación, contó con la presencia de Adriana Córdoba, veedora distrital, y quien ha sido durante estos 15 meses de gobierno, una suerte de “conciencia”, sosegada y técnica, de la administración distrital.

Los logros de la administración no son pocos. La reducción histórica del número de homicidios en la capital (22,6%), la atención en salud domiciliaria a más de 400.000 personas, la creación de los centros de consumo controlado de sustancias psicoactivas (CAMAD) y la intervención integral en una de las zonas más conflictivas de la ciudad (El Bronx) son algunos de los indicadores que salieron a relucir hace unos días. 

Sin embargo, Adriana Córdoba –que ha sobresalido como una voz crítica e independiente dentro del gabinete- asegura que le falta mucho a la administración para llegar a realizar una buena gestión. No solo porque los indicadores de éxito son casi nulos en materia de movilidad, sino que los logros en otras carteras carecen, asegura, de una planeación técnica que les asegure cumplir las metas propuestas en el Plan de Desarrollo Bogotá Humana. 

¿Cómo le fue a la administración  en 2012, muy bien, bien, regular, mal o muy mal? 

Regular. La administración tiene un principal logro, que es haber posicionado en la sociedad un modelo de ciudad que todos desearíamos (una ciudad que supera la segregación socio espacial, enfrenta el cambio climático y fortalece lo público).  Sin embargo, construir esa visión de ciudad requiere de generación de consensos, coordinaciones interinstitucionales e intersectoriales, en lo que la administración ha sido débil en el 2012. Tampoco se hecho un llamado a otros sectores de la sociedad para que todos pongan en la construcción de ciudad.

Usted ha sido especialmente crítica con el desempeño en materia de movilidad... 

Sí. Frente a las grandes metas y  desafíos que tiene el Plan de Desarrollo, como lo son los megaproyectos (metro pesado, metro ligero, cables, troncales, implementación del SITP, entre otros), los logros que presenta la administración no son significativos. En otras palabras, el avance fue muy poco. La ejecución presupuestal en sector movilidad fue del 67%; en giros, apenas representó el 39%, y en recursos comprometidos, el 59%. 

¿En qué se colgó Petro?

La administración comenzó su período con dos grandes desafíos: por un lado, sabía que los contratos de Fase I y Fase II de Transmilenio se vencían en enero de 2014. Por el otro, tenían que implementar el Sistema Integrado de Transporte, el hecho más importante en la historia de la movilidad en Bogotá. 

Pero los buses azules ya comenzaron a rodar, ¿en dónde está el atraso?

Han pasado nueve meses desde que comenzó la implementación (faltan nueve meses más) y el proceso está muy por debajo del 50 %. Solo por nombrar algunas cosas: hay atrasos en paraderos de módulo (se requieren más de 3000 y a hoy están asegurados solo dos tercios), paraderos de bandera (más de 6000, pero solo se estructuró la licitación por 8000 mil millones a final de año), patios (se necesitan construir 60 en cinco años para 12 mil buses y no están identificados ni con licencia los terrenos para su construcción ). Tampoco se ha logrado la integración de la doble tarjeta, los puestos y la estructura que se requiere para hacer el seguimiento y control al SITP no están provistos y a la fecha, el SITP no tiene interventoría. No hay un informe claro ni un equipo que le haga seguimiento pormenorizado y preciso al proceso de chatarrización  de 12.500 buses y, finalmente, vemos ausencia de pedagogía en el uso de rutas, horarios y paraderos, lo que está generando que la ciudadanía tenga más dificultades en la utilización del servicio.

Y con respecto a la licitación de las fases I y II, ¿qué pasó?

La administración tuvo el año pasado para estructurar la licitación que va a definir el futuro del servicio para los próximos 10 o 20 años. Pero en cambio insistió en la renegociación de los contratos y terminamos 2012 sin una nueva licitación estructurada y sin un equipo experto para su realización.  Ahora, la administración anunció hace pocas semanas una prórroga de tres años a los contratos vigentes de Fase I y Fase II, suponemos,  mientras organiza la licitación o estructura una alianza público privada. Hasta donde sabemos, ese acuerdo es verbal, lo que quiere decir que no hay nada serio. Además, no hay un estudio técnico claro que sustente las condiciones de esa prórroga ni las decisiones de ampliar en 240 mil kilómetros la vida útil de  los articulados, que vencían con un millón de kilómetros. Tampoco se sabe el porqué del monto de las reducciones de los ingresos de los operadores privados en 13 %  (fase I )y  9% (Fase II). ¿Pudo haber sido mayor esa reducción? ¿Puede ser mayor? ¿Bajo qué condiciones?  No lo sabemos. 

¿Hay una crisis en el sector movilidad?

Hay una crisis de confianza en el sector movilidad, producto de la corrupción y mala administración de la anterior administración,  y  ésta,  en vez de superarse, se aumentó con la  inestabilidad generada en la dirección del ente gestor y en los múltiples anuncios sin bases técnicas solidas que tuvimos durante el 2012. Si al secretario o la secretaria no le dan la suficiente autoridad y el suficiente poder para liderar y si, de igual forma, no existe la estabilidad en el equipo del ente gestor (Transmilenio), el sector se desarticula.  

¿En qué se traduce esa inestabilidad?

Hoy tenemos un secretario encargado de Movilidad, por ejemplo, y  en Transmilenio, encargado de articular los megaproyectos, ya ha habido cuatro gerentes. 

¿Cree que esta “crisis de confianza” afectó las relaciones con el Concejo, órgano clave para la aprobación de recursos en este sector? 

Con un equipo más sólido, habría sido más fácil que se aprobara el cupo de endeudamiento. 

Volviendo al tema de renegociación con los operadores privados de Transmilenio, ¿le suena que en vez de licitación haya una alianza público privada (APP), como ha sugerido el gerente de TM?

No está claro cómo se haría esta APP. Hay que mirarla en detalle, porque el sentido de una APP es conseguir recursos privados para generar infraestructura que el Distrito  no puede construir solo. Pero en el caso de Transmilenio, la infraestructura ya está. Entonces, ¿qué vamos a hacer?  

¿Qué logros reconoce en la administración?

La baja en la tasa de homicidios, la reducción de las tarifas de Transmilenio, la modificación del Pico y Placa, la garantía del mínimo vital de agua, el proyecto piloto de jornada extendida en 26 colegios de la ciudad y el haber planteado la discusión de reformar la Ley 100 y el sistema de salud. Pero siempre hay peros...

¿Qué reparos tiene frente a la implementación de la jornada única en los colegios del Distrito? 

La meta es lograr que 240 mil niños tengan jornada extendida (cuatro horas más diarias de escuela) en 100 colegios. Sin embargo,  en el primer año sólo se vinculó a 16 mil en 26 colegios. Si se sigue con ese ritmo, no se va a lograr la meta al finalizar el cuatrienio.  Pero no solamente eso. Hasta ahora, lo que pasa en esas cuatro horas no es muy claro desde el punto de vista de contenidos, pedagogías y resultados que se desean en materia de pruebas SABER Lo que vemos hoy son programas enfocados en la recreación y el deporte, pero todavía falta conocer la evaluación del piloto. Sin embargo, hay que  fortalecer la planeación y la organización para incluir en esos espacios el fortalecimiento de las competencias científicas, ciudadanas, comunicativas, emocionales, así como el bilingüismo. 

En materia de seguridad, ¿qué le preocupa? 

Aunque la tasa de homicidios bajó a 16 por 100 mil habitantes, la victimización creció del 20% al 30% en 2012. Se requiere fortalecer la coordinación interinstitucional con el sector justicia y con el sector seguridad. Se necesita más liderazgo de la secretaria de Gobierno, que debe ser reconocida como la que lidera el tema. 

¿Y acaso eso no está ocurriendo? 

La reducción de la tasa de homicidios obedece al fuerte trabajo de la policía, que le ha puesto  tareas diarias a su equipo. El tema de seguridad como política pública no existe en el Distrito. 

¿Qué debería aprender la administración de la Policía Metropolitana?

El general Luis Eduardo Martínez hace un seguimiento diario de las actividades de sus policías. Tiene un plan. La Secretaría de Gobierno debería tener uno, articulando acciones de prevención, persecución y sanción, e integrando seguridad y justicia. También debería Incluir temas centrales en la seguridad y convivencia como la convivencia escolar, la prevención y atención de la violencia intrafamiliar y la prevención y atención de la delincuencia adolescente y juvenil.

¿No le parece que la intervención social y policiva en El Bronx evidencia que sí hay un plan en materia de seguridad? 

Ese es un tema de política social y de superación de la pobreza. Pero una de las cosas graves en un enfoque de seguridad, es asociar pobreza y violencia. Decir que la política social contribuye a la prevención de violencia de alguna manera justifica el concepto de que la violencia proviene de la pobreza. Y eso no puede ser. 

Explíqueme qué quiere decir con que falta coordinación y liderazgo en materia de seguridad…

Le voy a dar un ejemplo. Observe el Número Único de Emergencias (NUSE). No se observa una línea clara de cómo se quiere atender la violencia juvenil, la violencia  intrafamiliar, la violencia callejera, la violencia  escolar. Tenemos información de que en el NUSE están haciendo contratos cada dos, tres meses, están contratando gente que no tiene la formación., donde la persona que levanta el teléfono no tiene la suficiente cualificación técnica para atender personas en crisis y emergencias . De haber un líder de política pública,  el NUSE sería clave en esta red intersectorial y tendría que tener unas condiciones distintas. 

¿Qué más debe aprender el alcalde? 

Tiene que mejorar en aspectos de planeación, en tomar decisiones evaluando el impacto en el mediano y largo plazo. Y, sobre todo, reconocer que Bogotá sí tuvo avances en los últimos años y que hay que construir sobre lo ya construido, que hay que pasar de los qués a los cómos y que hay que oír más. Además, reconocer que la participación ciudadana no está solo en los cabildos, sino que la ciudad se construye también con los gremios, las universidades, los medios de comunicación y las organizaciones sociales.  

LOS LOGROS QUE ESGRIMIÓ LA ADMINISTRACIÓN 

*  Puesta en operación del primer Centro de Atención Integral para las Víctimas DIGNIFICAR “Los Luceros” en la localidad de Ciudad Bolívar.

*  Garantía del mínimo vital de agua potable de 6 metros cúbicos mensuales para los hogares pertenecientes a los estratos 1 y 2 (668.397 suscriptores de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá-EAAB). 

*  Implementación de nuevas áreas de protección incorporadas en humedales, como en el Humedal El Burro.

*  Corredor Ambiental Páramos: $96.998 millones gestionados con Departamento Nacional de Planeación y el Fondo de Desarrollo Regional del Sistema General de Regalías, para ejecutar en 48 meses el proyecto “Conservación Restauración y Uso Sostenible de Servicios Ecosistémicos entre los páramos de Guerrero, Chingaza, Sumapaz, los Cerros Orientales de Bogotá y su área de influencia”. 

*  Peatonalización de la carrera Séptima hasta la Calle 26.

*  Finalización de las obras de la troncal de la calle 26 y del puente de la Calle 106 con la carrera 11, así como desentrañe de las obras de esta vía por el Cantón Norte.

*  Contratados los estudios técnicos a nivel de factibilidad para el Sistema de Transporte Público urbano de pasajeros por Cable Aéreo. 

*  118.298 niños y niñas entre 3 y 5 años recibieron atención integral a la primera infancia.

*    Reducción del número de homicidios en 22.6% pasando de 1.654 homicidios en 2011 a 1.281 en 2012, así mismo la tasa de homicidios por 100.000 habitantes, también experimentó una reducción histórica al pasar de  22.1 casos en el 2011 a una de 16.9 en 2012. 

*  Creación de dos Centros de Atención Móvil a Drogodependencia –CAMAD, en los cuales se atendieron más de 2.400 personas en condición de vulnerabilidad y marginalidad.

*  Implementación de la jornada escolar de 40 horas en 26 colegios, beneficiando cerca 16.706 estudiantes de 15 localidades.

*  Reducción en $300 de la tarifa de Transmilenio en hora valle.

*  Reducción de la restricción de Pico y Placa y se eliminó la medida en una parte del sur de la ciudad: se disminuyó en 7 horas diarias y en 140 horas al mes la restricción, alcanzando un incremento en la velocidad del 28 por ciento en la mañana y 30 por ciento en las horas de la tarde. 

*  Finalización de las obras de la troncal de la calle 26 y del puente de la Calle 106 con la carrera 11, así como desentrañe de las obras de esta vía por el Cantón Norte.

*  Implementación gradual del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP).

*  Contratada la conservación de las ocho troncales de Transmilenio.

*  Conservación de 222 kilómetros de vías arteriales y 76 kilómetros de vías intermedias. 

 

En Twitter: @donmaldo

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 105
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Mantienen a Ecuador como país con deficiencias contra el blanqueo
  • El encuentro que reúne a los defensores de presos inocentes
  • Cultura Oct 24 - 1:18 pm

    Arte para todos

    Arte para todos

Lo más compartido

  • La mejor inventora del mundo es colombiana
  • Atlas científico de relaciones sexuales
  • El llanerito que conquistó al país con su 'Como no voy a decir'
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio