Hay desespero entre comerciantes de Bogotá por constantes robos