Indignados por tala de árboles

El Distrito dice que había riesgo de volcamiento y era necesario derribarlos.

En el parque Gernika fueron talados tres árboles exóticos el 10 de julio. / Gustavo Torrijos
En el parque Gernika fueron talados tres árboles exóticos el 10 de julio. / Gustavo Torrijos

La tala de árboles que ha adelantado la administración en las últimas semanas en Teusaquillo tiene molestos a los vecinos y líderes ambientales de la localidad, en especial a los que viven cerca del parque Gernika (calle 46 entre carreras 16A y 17), donde fueron derribados tres ejemplares de más de 40 años. Los residentes reclaman que no hubo información sobre la actividad.

Además, Juan Melgarejo, miembro de la Comisión Ambiental Local, dice que lo preocupante es que se hayan talado árboles buenos, pues por lo menos respecto a los dos pinos y el caucho sabanero del Gernika, el Jardín Botánico cumplió con una orden recibida de parte de la Secretaría de Ambiente bajo un concepto emitido en enero de 2011.

Frente a este caso, Carmen González, subdirectora de Silvicultura, Flora y Fauna de la Secretaría de Ambiente, indica que el concepto sí estaba vigente y los ejemplares derribadas presentaban riesgo de volcamiento y podían atentar contra la seguridad de los caminantes por estar ubicados en un parque altamente transitado. Sin embargo, la funcionaria reconoce que puede haber casos en los que, por ejemplo, un árbol que fue señalado en 2010 como “enfermo” y cuyo manejo ordenado en principio fue la tala, se recupere si la indicación no se cumple luego de tres años.

Por esta posibilidad de recuperación los líderes ambientales de esta zona y otros puntos de la ciudad han pedido a la Secretaría que reevalúe los conceptos con los cuales el Jardín Botánico está cumpliendo la tala, que se estima en 10.000 árboles al mes en toda la ciudad. “En el barrio Rosales había un sauce antiguo que sobrevivió a la construcción de un edificio y luego tuvo mantenimiento. Pero hace unos cuatro meses un vecino del sector me llamó a contarme que vio un aviso advirtiendo que lo iban a talar. Entonces pedimos la reevaluación y nos confirmaron que el árbol estaba bien”, cuenta Nubia Cárdenas, ingeniera ambiental y forestal del Comité Proárbol.

González asegura que debido a que hay conceptos técnicos viejos, la entidad está haciendo acompañamiento para verificar que el tratamiento que se les asignó a los 1’190.517 árboles de la capital sea el indicado. En el caso de el parque Gernika, se esperaba que ayer se hicieran pruebas con tomógrafos, instrumentos que permiten conocer el estado interno de los ejemplares y confirmar si deben ser talados o no.

Cárdenas reitera que los conceptos que emite el Distrito muchas veces no tienen la rigurosidad ni los protocolos necesarios y ponen en riesgo especies que sólo requieren mantenimiento. Agrega que en los cortes que se han hecho en Teusaquillo, otra falla grave ha sido la comunicación a los vecinos, pues argumentan que nunca fueron informados sobre cuáles árboles serían talados, las razones y cuáles se sembrarían.

Luisz Olmedo Martínez, director del Jardín Botánico, dice que sí hubo socialización del proceso y que la razón por la que no se había cumplido la tala desde el concepto de 2011 fue la falta de recursos en la entidad. “De hecho, cuando recibí el cargo estaba pendiente el manejo de 10.000 árboles en riesgo”. Tanto él como González coinciden en que la ciudad ha mejorado el mantenimiento de especies, ya que el último recurso al que se debe acudir es derribarlos.

La ingeniera forestal de Proárbol destaca que al menos en las talas recientes, el Jardín Botánico ha ordenado retirar las raíces de los árboles, lo que permite sembrar nuevas especies. Insiste en que la comunidad no se opone a las talas, pero que éstas deben hacerse cuando no hay más remedio para la especie. Algo que en Teusaquillo aún no está claro, pues hasta ahora están comenzando las reevaluaciones, luego de los reclamos de la comunidad.

El Jardín Botánico espera cumplir con la siembra de 500 nuevas matas, 26 de las cuales fueron plantadas ayer. Las próximas jornadas serán hoy en el Parque de la Independencia, el domingo en el Parque Simón Bolívar y en Ciudad Bolívar (Altos de la Estancia, 3.000 árboles).

[email protected]

@VeronicaTellez