Convocan jornadas de protesta en tres puntos de la ciudad

La mala hora de los biciusuarios

En lo corrido del año, en Bogotá, 38 ciclistas fallecieron en medio de accidentes de tránsito. Prudencia, campañas de sensibilización y formulación de políticas públicas, las peticiones de los usuarios a todos los actores en la vía.

En menos de 24 horas murieron dos ciclistas en las vías de la ciudad. El primero fue Gerardo Romero, quien fue arrollado por un vehículo en el momento en el que atravesaba el puente Belisario (en la avenida Circunvalar con calle 88); el segundo ocurrió en la mañana de ayer, en la avenida Boyacá con calle 13, cuando un ciclista fue atropellado por un camión, y hace apenas un mes, Carolina Dussán Méndez, guía del programa “Al colegio en bici”, fue embestida por un bus del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) que transitaba por la avenida Primero de Mayo con carrera 24D.

Los últimos hechos han despertado la indignación ciudadana. Por eso, cientos de ciclistas tienen previsto reunirse a las 5:30 a.m. de hoy en el punto en donde falleció Gerardo Romero, para subir hasta el Alto de Patios (en la vía a La Calera) para pedirles a los conductores que salvaguarden la vida de los miles de ciudadanos que transitan en bicicleta por esa vía. Otros grupos de ciclistas se reunirán a las 6:00 de la tarde en la carrera séptima con calle 52 para participar en el homenaje póstumo de Carolina Dussán, en el cual se busca fijar compromisos con la seguridad vial de la ciudad. La preocupación no es menor. En lo corrido del año en el país han muerto 224 ciclistas, de ellos 38 en las vías de Bogotá; 32, en Cundinamarca; 35, en Valle del Cauca, y 30, en Antioquia.

Para Mauricio Álvarez Medina, vocero del colectivo Sucicla, el Estado y el Distrito deben implementar campañas de sensibilización de la Ley 1811 de 2016, que contempla beneficios para promover el uso de la bicicleta en el país. “La principal falencia que tenemos en este momento es el desinterés de dar a conocer ese tipo de normas. Pero también tenemos que ser conscientes de que hay muchos muchachos que andan en bicicleta y son muy imprudentes: andan sin casco o entre los vehículos. Nosotros tenemos la obligación de cumplir con esas normas básicas”.

Los voceros, además, les piden a los biciusuarios que no transiten por la izquierda y que no se enfrenten con los conductores de vehículos de servicio público. “Lo hacemos sin medir tamaños, fuerzas ni pesos. También les hemos insistido en que nos pongamos en los zapatos de los conductores: ellos tienen puntos ciegos y, por eso, no sólo debemos hacernos ver (con chalecos reflectivos o luces), sino también oír, con silbatos o pitos”, agrega Álvarez, quien advierte que en algunos casos los conductores la emprenden de manera deliberada en contra de los ciclistas.

Tres días en huelga

En otro punto de la ciudad, en la Plaza de Bolívar, se encuentra Juan Camilo Loaiza, quien desde el pasado lunes realiza una huelga para pedirle al Distrito establecer un diálogo luego del cual se concreten una serie de medidas relacionadas con la seguridad vial, el hurto y la formulación de políticas públicas que beneficien a los biciusuarios de la ciudad.

“Necesitamos acciones concretas del Distrito. Tenemos 15 robos diarios y dos muertos en dos días. No podemos repetir la historia y tampoco nos vamos a bajar de la bicicleta por eso. Si es necesario, llegaremos al Concejo de Bogotá para conocer cómo se están distribuyendo los recursos para la bicicleta”.

Su propósito radica en que desde la Alcaldía se envíe una comisión para tratar sus preocupaciones y, de esta manera, sea posible encontrar una solución para disolver el plantón. Rosendo Ovalle, abogado de la Dirección de Convivencia y Diálogo Social, y Juan Camilo Prado, miembro de la Gerencia de la Bicicleta de la Secretaría de la Movilidad, llegaron a la plaza junto a varios gestores de convivencia y una delegada de la Personería Distrital, para escuchar sus demandas.

Camilo Rey, otro de los líderes que está en la Plaza de Bolívar, sólo pide que la administración sea consciente que es una vida la que pedalea y, por lo tanto, la única manera para fomentar el uso de la bicicleta es proteger estos actores de la vía. “¿Cómo es posible que la bandera más grande que tenía Enrique Peñalosa fuera la bicicleta y ahora ustedes nos dicen que no hay pie de fuerza?”.

Los funcionarios explicaron que se han articulado las secretarías de Movilidad y Seguridad, para priorizar los puntos calientes y trayectos de peligro. Reconocieron que el pie de fuerza no es suficiente para una protección efectiva. Los manifestantes, sin embargo, decidieron poner fin a los diálogos hasta que el alcalde Enrique Peñalosa se haga presente en ese punto.

A pesar de que el Distrito propuso para el 20 de septiembre una nueva mesa de concertación, los voceros de los ciclistas pidieron que se concrete una cita más próxima, “debido a que hay una grupo de personas durmiendo a la intemperie durante este tiempo”. Por lo pronto, los manifestantes aseguran que les pedirán a más biciusuarios que se sumen a esta iniciativa para pedir soluciones frente a una problemática que, a su juicio, al Distrito se le está saliendo de las manos.

Para conductores y ciclistas

Como conductor, si quiere adelantar a un ciclista, disminuya la velocidad  y hágalo cuando tenga al menos, 1,5 metros de distancia. Así evita que un golpe de viento desestabilice al biciusuario o tocarlo con los espejos de su carro. Si va a adelantar en una vía estrecha, alerte al ciclista. Él tiene prelación.

Por su parte, el ciclista también tiene obligaciones. Además de tener que conducir a la defensiva, debe respetar los límites de velocidad y disminuirla cuando llegue a los cruces. También debe transitar por las ciclorrutas o por el lado derecho de la vía, a menos de un metro del andén.

Evite transitar detrás de vehículos grandes; remolcarse de los carros, y transportar objetos que disminuyan la visibilidad o maniobrabilidad a la hora de conducir. No olvide usar buen casco y prendas reflectivas.