Publicidad
Bogotá 22 Ene 2013 - 11:14 am

SaludCoop y la educación

Los líos de SaludCoop y los colegios de Bogotá

Más de $7.000 millones están en juego por cuenta de irregularidades en la construcción de tres instituciones educativas.

Por: Paula Castillo Lenis/Elespectador.com
  • 98Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/bogota/los-lios-de-saludcoop-y-los-colegios-de-bogota-articulo-398039
    http://tinyurl.com/a23pjqm
  • 0

SaludCoop ha estado en el ojo del huracán por malos manejos a los recursos públicos relacionados con la salud en el país y ahora también es cuestionado por irregularidades contractuales que datan desde hace siete años por la construcción de tres colegios en Bogotá. Elespectador.com conoció un minucioso informe realizado por la Contraloría Distrital en el cual se hace una radiografía de las inconsistencias del convenio de asociación 191 del 16 de diciembre de 2005.

Con la contratación se buscaba la compra de los predios, el diseño, construcción y dotación de los colegios SaludCoop Norte San Antonio Oriental, La Equidad Santa Cecilia, actualmente Agustín Fernández sede C Santa Cecilia y SaludCoop Sur-Kalandaima.

A dicho contrato, por valor de $10.459 millones, se le realizaron cuatro adiciones, quedando un valor final de $16.772.111.326, de los cuales Saludcoop EPS y las cooperativas asociadas aportaron $10.535.198.529 y la Secretaria de Educación Distrital aportó $6.036.912.797. Estos recursos fueron manejados a través de la constitución de un patrimonio autónomo con la Fiduciaria del Valle S.A. hoy Corficolombiana S.A.

El plazo de ejecución del convenio estaba estimado en máximo dos años. La fecha de inicio del contrato fue 23 de diciembre de 2005 y debía terminar el 22 de diciembre de 2007. Según la Contraloría, los convenios de asociación y los contratos de fiducia suscritos a la fecha no han sido liquidados.

“Genera pérdida de recursos por el pago de comisiones evidenciando falta de control y seguimiento por parte de la Secretaría de Educación; igualmente se presenta un grave riesgo de pérdida del patrimonio por cuanto los predios no son propiedad del Distrito Capital, estando su titularidad en cabeza de la Fiduciaria Corficolombiana y de terceros; esto último debido a la falta de control de la Secretaría de Educación y de Saludcoop toda vez que el colegio Saludcoop Norte, está involucrado en un fraude por la venta ilegal del inmueble a un tercero”, señala la auditoría.

El ente de control indicó que existe un presunto detrimento patrimonial por $7.270.659.148 al detectar cinco hallazgos administrativos con posible incidencia fiscal.

El primero por valor de $4.928.130.823 por la remuneración a Corficolombiana S.A. con corte a 2011; el segundo por $2.155.525.000 por los procesos de adquisición de los predios Los Cerezos (Colegio Saludcoop Norte) y predio Willvin y Cía. Ltda., (Colegio Saludcoop Sur); el tercero por $43.754.444 por fallas presentadas en la calidad de la obra; el cuarto por cuantía de $106.624.201 debido a fallas en la construcción y mala calidad de materiales y suministros del proyecto Kalandaima; y el quinto por la suma de $36.624.680 que se han pagado a la compañía Corficolombiana S.A, por remuneración desde el año 2007 hasta el 31 de octubre de 2012.

Construcción de los colegios

El valor total de los aportes para la construcción del Colegio Distrital Saludcoop Norte correspondió a la suma de $8.349.254.193. La obra inició el 17 de abril de 2006.

Para la construcción del Colegio Distrital Saludcoop Sur fueron $6.695999.598, de los cuales la Secretaría de Educación aportó $2.735.828.557 y Saludcoop EPS $3.960.171.041.

Para el Colegio Distrital La equidad Santa Cecilia fueron $1.726.857.536, $560.000.000 de la Secretaría de Educación y $200.000.000 del Fondo de Desarrollo Local de Usaquén.

Dichas obras se iniciaron sin la obtención de las licencias de construcción, lo que ha generado que después de cinco años de finalizadas las obras hasta la fecha no se cuente con las escrituras de los predios y, por tanto, no se haya realizado el traspaso de dichas edificaciones escolares a la Secretaria de Educación Distrital, ni se hayan podido inscribir en el inventario inmobiliario del Distrito”, puntualiza el organismo de control.

De la evaluación realizada por la Contraloría de Bogotá se evidenció que la Secretaría de Educación suscribió los convenios de asociación 191 de 2005 y 266 de 2006 con Saludcoop EPS, los cuales presentaron innumerables inconsistencias.

Irregularidades

“Los proyectos se ejecutaron sin el lleno de los requisitos legales; la compra de los lotes no se efectuó conforme a lo determinado en los avalúos comerciales contratados por la Secretaría de Educación para tal”, dice el ente de control.

  • Los estudios de las adquisiciones no cumplieron todos los requisitos jurídicos técnicos y económicos necesarios.
  • No se suscribieron las pólizas de estabilidad de las obras, lo que conllevó a gastos adicionales para atender fallas de responsabilidad del contratista Saludcoop y de la Secretaría de Educación.
  • Las obras se ejecutaron sin las licencias de construcción, “situación que persiste en la actualidad; además hay que señalar que a la fecha los colegios no cuentan con servicios públicos legalizados”.
  • Se realizaron modificaciones y adiciones a los convenios de asociación sin las debidas justificaciones técnicas y jurídicas.

“Sin justificación técnica, ni económica, la Secretaría de Educación modificó el convenio de asociación Nº 191 de 2005 y asumió la dotación de los tres colegios, recursos que ascendían a $1.314 millones, los cuales constituían una obligación del constructor Saludcoop EPS”, agrega la auditoría.

Para la Contraloría resulta preocupante que Saludcoop tenía todo el dominio y toma de decisiones en el convenio, y a su vez era interventor de sus propias actuaciones. “La Secretaría de Educación se convirtió en un simple espectador perdiendo el control, es por esto que se tomaron decisiones que solo favorecían a Saludcoop, tal como es el caso de la dotación de las instituciones educativas, que no obstante haberse pactado en el objeto contractual como responsabilidad de Saludcoop, a través de una modificación, éste paso a ser responsabilidad exclusiva de la SED”.

A la fecha, dice la Contraloría, no se ha liquidado el contrato de Fiducia Mercantil Irrevocable de Administración de Recursos, suscrito por Saludcoop EPS en cumplimiento de lo pactado en el Convenio 191 de 2005, se ha venido pagando una remuneración a Corficolombiana S.A.

“Es de aclarar que el convenio tenía como fecha de terminación 22 de diciembre de 2007, hecho que a la fecha no se ha dado y paralelamente el contrato de fiducia sigue vigente, generando cobros de administración, por lo que desde la vigencia 2008 hasta la fecha se han cancelado a Corficolombiana S.A. un total de $232.084.976, recursos que se establecen como un posible detrimento”.

Finalmente, la Contraloría Distrital asegura que la información suministrada al ente de control por parte de la Secretaría de Educación y Saludcoop EPS “no está completa, no es clara y es inconsistente”.}

Vale la pena mencionar que Saludcoop EPS, por ser sujeto de la exención de impuesto sobre la renta, suscribió con la Secretaria de Educación de Bogotá el convenio 191 el día 16 de diciembre de 2005 con el fin de dar cumplimiento a lo estipulado en el artículo 8° de la Ley 863 de 2003 y su reglamentario Decreto 2880 de 2004, mediante el cual se establece que dicha entidad deberá invertir en educación formal una suma igual o superior al 20% del excedente del ejercicio del año 2004.

Twitter: @PaulaCastilloL
 

  • 0
  • 17
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Defensor apoya adopción de parejas del mismo sexo
  • No puedo confiarme: Nairo Quintana
  • Bus del SITP chocó contra un hotel en el occidente de Bogotá

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio