Publicidad
Bogotá 22 Sep 2016 - 6:50 pm

Los retos de Bogotá para un plan de Desarrollo exitoso

Los debates alrededor del Plan de Desarrollo de Bogotá plantean una serie de retos en confianza, financiación e integración regional. De su aplicación, depende en gran medida el éxito de las metas que se trazó la actual administración.

Por: Jaime Torres Melo*
En Twitter: @jaimetorresmelo
  • 6Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/bogota/los-retos-de-bogota-un-plan-de-desarrollo-exitoso-articulo-656361
    http://tinyurl.com/zzveblq
  • 0
insertar

La Veeduría Distrital, con el apoyo de Debates El Espectador y las universidades Javeriana y Externado, organizó tres conversatorios sobre los retos en la implementación del Plan de Desarrollo Distrital 2016-2020 “Bogotá Mejor para Todos”. Estos eventos contaron con la participación de expertos, representantes de la Administración y de la sociedad civil. A partir de las discusiones, se generaron recomendaciones importantes que seguramente contribuirán a la construcción de ciudad y al mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes.


Confianza en las instituciones

Uno de los grandes desafíos es recuperar la confianza, en especial la de los ciudadanos en las instituciones. Para lograrlo, se identificaron acciones importantes de la Administración Distrital y los servidores públicos. La primera es aumentar la capacidad de adaptación ante los cambios en el entorno. En segundo lugar, es fundamental que el Gobierno Distrital fomente espacios de rendición de cuentas, que permitan monitorear el estado del avance de los proyectos, usando información transparente y un lenguaje claro para los ciudadanos.

Un ejercicio interesante, que ayudaría a identificar los problemas comunes en la implementación, es integrar a la rendición de cuentas los proyectos y programas públicos prestados por privados. De esta forma, se podría monitorear el avance de las metas pactadas en los planes de desarrollo, pero más importante aún, se lograría identificar los problemas de implementación, informar a la ciudadanía para realizar un ajuste de metas de acuerdo a las restricciones observadas y construir soluciones conjuntas que ayuden a la ejecución.

Como la confianza es un ejercicio de corresponsabilidad, se requiere que la sociedad civil, el sector privado y los grupos de interés asuman un rol activo en la participación para la construcción de política y la rendición de cuentas. Así se legitimarán las decisiones y se construirá una visión a largo plazo en la ciudad. Si se permite al ciudadano participar de manera activa para establecer las prioridades de su comunidad, se crearán redes de confianza en las localidades y se fortalecerá el control social.

Es importante  mencionar  que estos cambios, y en general todos aquellos dirigidos a resolver los problemas de política pública, se logran paulatinamente estableciendo ejercicios de priorización e iniciando con pequeños cambios que  construyan el andamiaje para las grandes acciones.

Aunque la confianza depende de esfuerzos y cambios colectivos, los comportamientos y las decisiones individuales determinan gran parte de estos cambios. De aquí la importancia de introducir propuestas de cultura ciudadana en la implementación del Plan de Desarrollo como herramienta que facilite la ejecución de programas y proyectos.


La financiación

Por otro lado, el Gobierno Distrital se ha puesto una meta ambiciosa, al proponerse ejecutar más recursos de inversión que los gobiernos anteriores. Esto constituye uno de los mayores retos y de ahí la importancia de reconocer las dificultades de convertir las metas del Plan en resultados concretos.  En esta línea, los ingresos tributarios juegan un papel importante, pues es urgente actuar proactivamente en mejorar la cultura tributaria de los ciudadanos y de las empresas de la ciudad. También es primordial avanzar en la puesta en marcha de la simplificación tributaria, aprobada recientemente por el Concejo Distrital.

Para cumplir este reto se han creado nuevas fuentes de financiación, las cuales requieren de un análisis previo que permita determinar el mecanismo apropiado para cada proyecto del Plan, así como mejorar las capacidades institucionales para la contratación y ejecución de los proyectos. En las decisiones sobre fuentes de financiación y asignación de recursos, es necesario priorizar el concepto de equidad, que afecta directamente la calidad de bienes y servicios que reciben los ciudadanos.

Uno de los nuevos mecanismos que se usarán para la financiación consiste en vincular a los privados a los proyectos mediante Asociaciones Público Privadas (APP). En las APP se centra gran responsabilidad, especialmente en infraestructura, para el éxito del Plan. Sin embargo, hace falta priorizar las iniciativas, avanzar en la estructuración de proyectos y construir un esquema de incentivos adecuado para atraer a los inversionistas privados, quienes están siendo convocados también por el orden nacional y otras entidades territoriales.

Un llamado de atención para estos nuevos mecanismos de financiación es proyectar los recursos necesarios para el mantenimiento y operación de los proyectos. Solo así se asegurará la sostenibilidad de los servicios prestados a los ciudadanos.

Integración regional

Otro de los retos discutidos fue la integración regional, pues el desarrollo de una ciudad tan grande como Bogotá no puede depender solo del Gobierno Distrital, se deben involucrar actores privados y de la sociedad civil para aumentar la gobernanza. Para las iniciativas de integración regional es necesario un ejercicio concertado con el departamento, los municipios y demás actores relevantes, ya que esto puede significar beneficios para todos. Son muchas las convergencias en intereses y prioridades entre Bogotá y la región, así que es hora de superar los retos institucionales y avanzar hacia proyectos concretos que evidencien la importancia de la integración regional.

A lo largo de estos tres conversatorios se hizo evidente la necesidad de que la Administración Distrital informe cada vez más y con mayor claridad sobre sus iniciativas, así como las fuentes de financiación y sus impactos.  En la mayoría de los casos las propuestas presentadas en los conversatorios por los representantes de la Administración Distrital coinciden en gran medida con las reflexiones de los expertos y las que se han dado en los últimos años en la ciudad. Sin embargo, se evidenció un gran desconocimiento por parte de la ciudadanía. El gran reto para implementar el Plan es que el Gobierno Distrital tenga una comunicación más activa con los ciudadanos y que estos ejerzan un control social responsable.

Además de los retos relacionados con confianza, sostenibilidad e integración regional, tratados en estos tres conversatorios, quedan muchos otros desafíos para lograr convertir en realidad lo acordado en el Plan de Desarrollo. Algunos se relacionan con concretar un modelo compartido de ciudad de mediano plazo; mejorar la gobernanza local, distrital y regional, y optimizar la articulación con las políticas públicas nacionales. Quedan pendientes retos específicos, como convertir nuevamente a la ciudad en líder del servicio al ciudadano en América Latina; modernizar la gestión pública para hacerla más eficiente y efectiva, y mejorar la información disponible para la toma de decisiones y el acceso de los ciudadanos a la misma. 
*Veedor Distrital

inserte esta nota en su página
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir
0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$423.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio