Este lunes arranca nuevo horario laboral para empleados del Distrito

Se esperan algunas protestas de funcionarios que se oponen a la medida.

Este lunes 24 de septiembre arranca el nuevo horario laboral para empleados del Distrito. Los trabajadores del sector central tendrán su jornada entre las 9:30 de la mañana y las 7:00 de la noche. Los secretarios de Despacho y los directores de los departamentos administrativos y de las unidades administrativas sin personería jurídica deben establecer horarios de almuerzo entre la 1:00 y las 3:00 de la tarde.

Los mismos secretarios y directores de departamentos y unidades podrán establecer horarios alternativos entre las 7:00 de la mañana y las 4:30 de la tarde para aquellos servidores que tengan bajo su cuidado y protección hijos discapacitados menores de 14 años, lo mismo que para los servidores que estudien en horario nocturnos.

La norma busca que los funcionarios distritales puedan utilizar de manera racional los diferentes sistemas de transporte en la ciudad.

En las instalaciones del Palacio de Liévano y en otra serie de edificaciones donde operan dependencias del Distrito han empezado a circular una serie de misivas provenientes de diferentes agremiaciones sindicales (la CUT, Sindistritales, Sintraconcejo, Sintrenal) en donde se convoca a los funcionarios a unirse a un mitin programado para este lunes en las instalaciones de Catastro. El objetivo es protestar contra la decisión del alcalde Gustavo Petro de cambiar el horario de la jornada laboral para trabajadores del Distrito.

Dirigentes sindicales aseguran no haber sido consultados sobre el cambio de horario. Dicen que en marzo de este año se realizó una encuesta a 11.000 trabajadores en cada una de las entidades de la Planta Central y Unidades Descentralizadas y el 99% se opuso al horario planteado.

Los sindicatos dicen además que con la medida se les está vulnerando derechos a tener una familia y a la igualdad, por cuanto fomenta discriminación dentro de las diferentes plantas laborales.

“El cambio es fatal”, opina José Stalin, director del Observatorio de Movilidad de la Universidad de los Andes, quien considera que el nuevo horario “no es conveniente para la gestión pública ni le facilita al ciudadano corriente la diligencia de sus trámites ante las diferentes instituciones. La gente ya estaba acostumbrada a madrugar para hacer sus diligencias y llegar al trabajo. Esto definitivamente generará una congestión en los Cades y Supercades”.
 

Temas relacionados