Medidas de choque para el SITP

La flota de buses tendrá nueva revisión técnico-mecánica por cuenta de los operadores.

Realizar una nueva revisión a toda la flota activa del SITP les costará a los operadores privados $257 millones.   /Óscar Pérez - El Espectador
Realizar una nueva revisión a toda la flota activa del SITP les costará a los operadores privados $257 millones. /Óscar Pérez - El Espectador

Una de las medidas ordenadas por la Secretaría de Movilidad y Transmilenio luego del accidente de este miércoles protagonizado por uno de los buses del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), que dejó tres víctimas mortales en la localidad de Usme, fue ordenar una nueva revisión técnico-mecánica a los 1.713 buses que componen la flota.

Juan Carlos Melo, director de buses del SITP, explicó que, independientemente de la fecha en que cada bus haya surtido la revisión, el operador tendrá que someterlo al procedimiento nuevamente. “Eso tendrá unos costos para los empresarios, pero en conjunto con ellos decidimos que es lo mejor para asegurar la tranquilidad de la ciudadanía” y mejorar la seguridad del sistema. El costo de esta exigencia sería de unos $257 millones, pues se calcula que por cada vehículo se requiere una inversión de $150 mil.

Otra de las decisiones que tomó la Secretaría de Movilidad es que pedirá a la Policía de Tránsito aumentar los operativos al inicio y al final de cada ruta. La entidad, además, hará auditorías a partir de agosto a los procesos de contratación que adelantan las nueve empresas que operan el SITP, para verificar aspectos como los requisitos exigidos para el ingreso al sistema, su capacitación y las condiciones laborales en las que se desempeñan.

El Distrito también revisará el proceso de alistamiento de la flota, debido a que de los 1.713 buses que ruedan en la ciudad, 1,513 han ingresado al sistema luego de haber hecho parte del transporte colectivo tradicional y sólo 200 son nuevos.

La introducción de los vehículos viejos hace parte de la estructuración de los contratos del SITP hecha en 2010. Cada operador cumple con un proceso de mantenimiento preventivo y de corrección de las fallas que pueda presentar un automotor en el momento de su llegada al nuevo esquema de transporte.

Melo agregó que Transmilenio hará verificaciones sorpresivas para auditar el estado de los buses, por medio de un interventor designado.

Daniel Murgueitio, representante de los operadores, asegura que las nueve empresas se comprometen a aumentar la interventoría y la regulación que cada día hacen a los buses. Explica que cada día, antes de que los buses salgan del patio, dos interventores les hacen revisión completa. “Lo que queremos demostrar es que esto fue algo desafortunado, pero no es lo único que pasa en el sistema. Nuestros carros están en condición para operar”.

Murgueitio también dijo que los operadores analizan junto a Transmilenio la posibilidad de acelerar el ingreso de la flota nueva de buses, como un factor que garantice mayor seguridad para los usuarios.

Por otra parte, el conductor que manejaba el bus de la firma Consorcio Express este miércoles fue suspendido hasta que concluya la investigación adelantada por la Fiscalía, la cual de manera preliminar indicó que el accidente fue causado por una falla en los frenos. El hombre tiene incapacidad médica y asistencia sicológica permanente.

Entretanto, ayer en la mañana la ciudadanía llamó la atención en las redes sociales por un accidente de tránsito que incluyó dos buses del SITP y un taxi. Éste se presentó en la avenida de las Américas con carrera 53, en el occidente de la capital. Según los primeros reportes, no hubo lesionados. Sin embargo, la Policía investiga las causas del accidente.