Mininterior pide agilizar estudio de caso Sergio Urrego para cambiar manuales de convivencia

Juan Fernando Cristo sostuvo una reunión con la madre de Sergio Urrego y aseveró que ella confía en la revisión que hará la Corte Constitucional sobre la violación de derechos de los niños en colegios por su orientación sexual.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, sostuvo este martes una reunión con Alba Reyes, madre de Sergio Urrego, joven de 16 años que se suicidó el pasado 4 de agosto tras una presunta discriminación por su orientación sexual de parte de las directivas de su colegio.

Según el ministro Cristo, no sólo tocaron el tema de Sergio Urrego sino de lo que puede suceder en otros colegios del país frente a esta situación de discriminación a menores por ser homosexuales.

El funcionario celebró que la Corte Constitucional hubiera aceptado la petición de Alba Reyes de revisar el caso de Sergio Urrego, para que sean modificados en su contenido los manuales de convivencia de los colegios para que no se presenten nuevos casos de discriminación por la orientación sexual de algún niño.

“Nos parece que el estudio de la Corte Constitucional va a permitir garantizar el derecho a la verdad y la reparación de justicia” de los padres de Sergio Urrego, indicó Cristo.

Además dijo que la Corte “tendrá la oportunidad de plantear todo el tema del tratamiento a los niños y jóvenes en colegios para que no se sigan afectando por su condición sexual (…) ya que merecen respeto a su libertad y derechos fundamentales”.

Señaló que esta será una oportunidad para que la Corte Constitucional tome medidas en materia de manuales de convivencia de colegios y de compromisos de las Secretarías de Educación para que se pueda garantizar una política pública y no se repitan casos lamentables como el del joven Sergio Urrego.

Finalmente reiteró su compromiso con este caso y aseguró a la madre de Urrego que cuenta con el acompañamiento del Ministerio del Interior en esta causa.

Cabe recordar, que el pasado 13 de febrero la Corte Constitucional aceptó revisar el caso de Sergio Urrego luego de que el Consejo de Estado, en noviembre de 2014, revocara el fallo de primera instancia y negara una discriminación por parte de las directivas del colegio Gimnasio Castillo Campestre, ubicado en Tenjo, Cundinamarca y no amparara los derechos que reclamó Alba Reyes.