Publicidad
Bogotá 2 Dic 2012 - 9:27 pm

Dice representante de operadores del SITP

'No hay patios para guardar 11 mil buses'

Camilo Ospina señala que faltan lotes para construir la infraestructura que alojará los vehículos que entrarán en servicio en 2013.

Por: Verónica Téllez Oliveros
  • 9Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/bogota/no-hay-patios-guardar-11-mil-buses-articulo-390337
    http://tinyurl.com/cadhuay
  • 0
insertar
Actualmente operan 18 rutas del SITP, que incluyen buses troncales, alimentadores, urbanos y complementarios. / Óscar Pérez

Una de las tareas más polémicas que afrontó Transmilenio este año fue la implementación del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP). Una labor que recibió críticas en el Concejo, de expertos y de los propios operadores, que en su momento advirtieron el riesgo que representaba comenzar a funcionar sin tener la infraestructura y la pedagogía listas. En diálogo con El Espectador, Camilo Ospina, vocero de los operadores, dijo que persisten problemas de comunicación con los ciudadanos y hay retraso en la compra de lotes para los patios donde se deben guardar, reparar y lavar los vehículos .

Luego de casi seis meses de funcionamiento, se han transportado 2 millones de personas, una cifra incluso menor a lo que se espera que transporte el sistema en un solo día, lo que ha dejado pérdidas por $1.000 millones semanales.

¿Cuáles son las urgencias del SITP en este momento?

El mayor problema es el desconocimiento de la población sobre el sistema. No hay claridad acerca de los puntos de compra de las tarjetas. En este momento se están repartiendo 3 millones de tarjetas personalizadas, pero una vez se agoten, deberán pagarlas. Además, es infame que los ciudadanos hoy tengan que comprar dos medios de pago distintos.

Hoy son muchos los buses vacíos. ¿En qué ha fallado la pedagogía de Transmilenio?

Ellos empezaron advirtiéndole a la gente que debía ir a un paradero, por ejemplo. El tema está por corregirse y vamos por buen camino. Hay otra razón y es que los buses zonales están compitiendo con el transporte tradicional, pero a medida que se retiren el próximo año, las rutas irán cogiendo forma y la gente entenderá el funcionamiento.

Pero la falta de pasajeros les ha dejado pérdidas de $1.000 millones semanales, ¿no les preocupa esa cifra?

Los contratos las compensan, porque no se paga por pasajero sino por kilómetro. Nosotros pensamos que ese recurso se repondrá rápidamente cuando el sistema entre en forma. Es una concesión a 24 años y es previsible que esto pase en la primera etapa, está contemplado en los contratos y el Distrito lo compensa a medida que vaya surgiendo.

Entonces se afecta el Distrito, pero no ustedes...

Apenas estamos calentando motores. El mes crítico es junio, porque según los cronogramas ingresarán cerca de 800 vehículos y saldrán 400 tradicionales. En esta época ya deberíamos estar corrigiendo los errores y reestructurando rutas.

¿Tendrán qué modificar las actuales?

Es muy posible, porque algunas rutas son muy extensas. Necesitamos hacerlas más eficientes para el público, porque si se quiere mayor frecuencia, no tiene sentido que funcionen como las tradicionales, por ejemplo, arrancando en el 20 de Julio y terminando en Usaquén, porque casi nadie hace el recorrido completo.

¿Quién asume esos cambios?

Eso está previsto en los contratos: se propone y se organiza con el Distrito.

En cuanto a infraestructura, ¿qué hace falta?
Tenemos un problema crítico de patios. Estamos trabajando con la infraestructura antigua, no tenemos los suficientes para cubrir la capacidad de los 11 mil buses que estarán en 2013. Hoy tenemos un patio por cada operador, pero se necesitan 50 en total.

¿Cuál es la razón del atraso?

Hay un problema logístico complicadísimo: el valor de la tierra en la ciudad. Los cálculos del valor inicial del contrato para construir los patios están totalmente desfasados. Los precios para comprar lotes importantes son elevados.

¿De quién es esa obligación?

La obligación contractual es del Distrito. Nosotros debemos dar una solución como lo hemos hecho para disponer patios temporales, en cuatro meses ya no tendremos capacidad. En eso estamos muy atrasados.

El alcalde anunció que los buses del SITP serán híbridos (combustible y electricidad), ¿es realista su plan?

Es algo que hay que estudiar, nosotros estamos dispuestos a hacer lo que corresponda, pero es un problema de dinero. Estos vehículos son muy costosos. Eso podría tener dos soluciones: elevar la tarifa, que no es aconsejable, o extender los plazos de la concesión.

¿Les han pedido trabajar en eso?

Hasta ahora no, y no se podrían cambiar los planes de trabajo a sólo dos meses de tener que entrar con operación plena, porque rehacer un pedido implica 8 ó 10 meses.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 8
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio