Número de vehículos en Bogotá creció un 91% y malla vial 2,7%

En los últimos seis años el número de carros matriculados en la ciudad pasó de 666 mil a más de 1,2 millones.

La Veeduría Distrital informó que mientras que en los últimos seis años la malla vial sólo creció en 390 kilómetros (2,7%), en el mismo periodo el número de vehículos matriculados en la ciudad se duplicó al pasar de 666 mil a más de un millón 270 mil (91%).

Esto quiere decir que, mientras que anteriormente los más de 600 mil vehículos circulaban por cerca de 14.500 km de longitud del total de la malla vial el año pasado, el doble de los carros lo hicieron por algo más de 14.800, cuando lo esperado era que lo hicieran por, al menos, 28 mil kilómetros.

“Estos factores han incidido en la disminución de la velocidad para todas las modalidades de transporte, en especial para los vehículos particulares, pues mientras que hace cinco años transitaban a 33 km/h, ahora lo hacen a 24 km/h. Los tiempos de viaje también se vieron afectados toda vez que los buses, busetas, taxis y colectivos antes tardaban 53 minutos en llegar a su destino y en 2010 lo hicieron, en promedio, en 64 minutos”, dice la Veeduría.

“La escasa infraestructura de transporte, contrastado con el sostenido crecimiento del parque automotor, la lentitud del tránsito, sumado a la deficiencia de servicios públicos colectivos de transporte y la falta de educación vial son para la Veeduría Distrital los cuatro problemas más críticos que en materia de movilidad afectan actualmente a los bogotanos”.

Así lo revela el informe de la Veeduría Distrital “Cómo avanza el Distrito en Movilidad” que recoge las cifras oficiales a 2010, “año que precisamente estuvo muy marcado por el alto número de frentes de trabajo y demoras en la ejecución de obras de la fase III de Trasmilenio sobre la calle 26 y carrera 10”.

Precisamente, como parte del informe, el ente de control conoció las opiniones de los conductores, tanto de transporte público como particular, quienes coincidieron en que lo más urgente para mitigar los problemas de movilidad es terminar las obras de la fase III, seguido de la construcción de TM por la carrera 7ª, el Metro y, lo que consideran menos urgente, es el Tren de Cercanías.