Petro defiende ante la Corte Constitucional su esquema de aseo

El alcalde de Bogotá dijo que lo que quiere el Gobierno Nacional es un sistema de aseo que daña el clima.

El alcalde Gustavo Petro advirtió que si se deja en firme el fallo de la Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, miles de recicladores perderían sus ingresos mensuales y podrían volver a sus antiguas condiciones de vida.

En una audiencia ante la Corte Constitucional, Petro dijo que “Si la SIC tiene éxito sacan a miles de recicladores del mercado y los condenan de nuevo a los estados de indigencia en que los encontramos”, aseguró Petro.

Sostuvo que “lo que quiere el Gobierno Nacional a través de sus funcionarios es defender un sistema de aseo anacrónico, en todo el país, que entierra los residuos produciendo gases efecto invernadero y dañando el clima. El cambio climático produce un enorme costo a la sociedad y no permite la remuneración a los recicladores en toda Colombia, que son en general, personas humildes”.

Durante la audiencia, Petro reprochó las afirmaciones hechas por el representante de la SIC, que aseguran que desde la Administración Distrital se está constituyendo un monopolio en torno a los recicladores.

“¿Cómo, si se incluyen miles de recicladores a la operación, a los que se les remunera, puede hablarse de monopolio? Es contra evidente, si lo que han entrado no son cuatro empresarios, o uno, que es lo que constituye un monopolio. Los que han entrado son casi 10 mil recicladores a ser reconocidos en la operación de aseo. Cuando entran miles de oferentes no se puede hablar del monopolio, a menos que se piense que los recicladores no son parte del sistema a menos que se invisibilicen y no se tenga en cuenta...la afirmación de que el Distrito quiso construir un monopolio, cuando se incluyó a miles de recicladores, es contra evidente”, sostuvo.

En este sentido, consideró además que con la defensa del antiguo modelo de aseo se está defendiendo una especie de cartel de empresarios dedicados a ejercer ese oficio, mientras que “lo que se muestra por el lado del Distrito es una nueva visión del tratamiento de los residuos, en vez de enterrarlos, aprovecharlos, remunerar a quienes aprovechan los residuos, disminuir por tanto los costos ambientales e incluso, como se ha visto en la ciudad de Bogotá, las tarifas, proporcionando al mismo tiempo una dignificación del oficio de los recicladores”.

“Esas dos visiones siguen enfrentadas. La propuesta que ha hecho la CRA de tarifas, que hasta ahora es un borrador, no recoge los beneficios ambientales que generan los recicladores, al contrario, sigue subordinando la actividad de aprovechamiento de servicios a la actividad de enterrar los residuos y en esa medida nos sigue condenando a un sistema viejo que no se usa prácticamente en ningún lugar del mundo”, concluyó Petro.