Petro está dispuesto a enfrentar "campaña refrendatoria"

"Me muevo entre que me destituyan, me revoquen o me pongan preso. No me dejan gobernar", dijo el alcalde de Bogotá a CNN.

Gustavo Petro en la entrevista de CNN.
Gustavo Petro en la entrevista de CNN.

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, contra quien se intentan diversos recursos para suspenderlo de su cargo, se declaró este viernes dispuesto a enfrentar un referéndum sobre su mandato, pero aseguró que será una "campaña refrendatoria".

La consulta "revocatoria tiene una doble cara, como la moneda: de un lado la revocatoria que sectores de extrema derecha quieren adelantar, y la otra cara es la refrendatoria que muchísima gente en los sectores populares de la ciudad quiere adelantar", dijo Petro en una entrevista con la cadena CNN en la que habló del pedido de referéndum en su contra.

"Vamos a enfrentar una campaña refrendatoria", aseguró.

La solicitud de referéndum fue aprobada por la Registraduría de Bogotá el pasado 31 de julio, pero el alcalde aún tiene plazo para impugnar o apelar.

El referéndum es impulsado por el parlamentario Miguel Gómez, cercano al expresidente derechista Álvaro Uribe (2002-2010), duro crítico de Petro.

Actualmente hay varias iniciativas paralelas en contra de la gestión del alcalde, un economista de 53 años que fue elegido para el período 2012-2016.

"Me muevo entre que me destituyan, me revoquen o me pongan preso. No me dejan gobernar", dijo Petro en la entrevista.

"Eso obedece a una circunstancia concreta: por primera vez en la historia de Colombia se está desarrollando un proyecto de izquierda democrática en el lugar más importante del país, su ciudad capital", sostuvo.

Entre las medidas contra Gustavo Petro figura un proceso de pérdida de investidura que podría implicar su inhabilitación política por parte del Consejo de Estado (máxima instancia de justicia administrativa).

Este recurso fue presentado por un concejal opositor que asegura que Petro no podía posesionarse al haber sido condenado a 18 meses de cárcel por porte ilegal de armas en 1985, como parte de su militancia en la guerrilla M-19, que se desmovilizó en 1990.

Además, la Procuraduría formuló cargos en contra de Petro por un polémico cambio en el esquema de recolección de basura en la capital. Por este caso también la Fiscalía solicitó entrevistarle.