Petro insiste en que operadores privados de aseo actuaban como pirámides

El alcalde de los bogotanos reprochó que durante 10 años los bogotanos hayan pagado 500 mil millones de pesos de más.

Archivo El Espectador

El alcalde Gustavo Petro insiste en que los operadores privados de aseo, actuaban como pirámides en la capital. “Han venido creciendo verdaderas pirámides económicas que enriquecen sus cúpulas, un grupo pequeño, y que paulatinamente han venido apropiándose del agua potable, en todo el país".

Según el mandatario, "las pirámides económicas que existen en el sistema de aseo de Bogotá, se construyen sobre la base de lo público y en el sector del aseo hay pirámides de contratistas".

"En las pirámides de contratistas usted consigue contratos con el Estado, para conseguirlos pagan comisiones, corrupción, no puede hacer las obras completamente, va dejando un hueco y para llenar ese hueco tiene que tener otros contratos del Estado, que van generando otro hueco y así sucesivamente hasta que la pirámide se derrumba", explicó.

De acuerdo con el mandatario, fueron "500 mil millones de pesos que durante diez años la sociedad bogotana les pagó de más, por encima de lo que era el precio normal del aseo en la ciudad de Bogotá".

En diciembre del año pasado, la contralora General, Sandra Morelli, se refirió al dinero de más que han pagado los bogotanos en materia de aseo. La alta funcionaria explicó que tras estudios de la Contraloría, no sólo en Bogotá sino en otras ciudades del país, se comprobó que las entidades a cargo de la prestación de servicios públicos si bien no superan el techo máximo de cobro no han realizado un “costeo” real para que se reduzcan las tarifas.

Explicó que la Contraloría General, en el caso de Bogotá, ha tenido competencia excepcional referida al proceso licitatorio y a una tarea que la Corte Constitucional asignó relacionada con el inventario de recicladores.

En ese entonces señaló que en desarrollo del proceso de responsabilidad fiscal, la Contraloría analizó la estructura tarifaria de los contratos de prestación de servicio de aseo en Bogotá y se determinó que en la capital se ha pagado un excedente injustificadamente de $500 mil millones.