Policías y taxistas persiguieron a conductores ebrios que hacían piques ilegales

En medio de la fuga arrollaron a dos uniformados que no sufrieron lesiones graves.