Evite intoxicaciones y enfermedades

Previo a Semana Santa, intensifican controles a venta de pescado en Bogotá

La Secretaría de Salud Distrital decomisó el año pasado 813 kilógramos de alimentos de mar por irregularidades. Tenga en cuenta estas recomendaciones para identificar los alimentos en mal estado.

Secretaría de Salud de Bogotá

El año pasado, en desarrollo de operativos de control y vigilancia, se decomisaron en Bogotá casi una tonelada de productos como pescado, atún y sardinas. Fueron en total 813 kilógramos de alimentos que presentaban irregularidades en su almacenamiento o rotulado, así como vencimiento y temperaturas inadecuadas de conservación. Por ello –previo al inicio de la Semana Santa– se intensificará la vigilancia, inspección y control a la venta de pescado y derivados de mar.

Según la Secretaría Distrital de Salud, los controles buscan evitar intoxicaciones y enfermedades transmitidas por estos alimentos. Solo en 2016, se efectuaron 120 operativos en los cuales se vigilaron 1.062 establecimientos como expendios y depósitos de productos de la pesca, supermercados, minimercados, plazas de mercado, centrales de abastos y restaurantes.

Durante la celebración de la Semana Mayor, la entidad prevé realizar al menos 140 operativos en estos sitios. Adicionalmente, dado el aumento de su consumo, se busca que la ciudadanía tenga claridad sobre las características que deben tener alimentos como el pescado fresco y seco, así como productos procesados y enlatados.

“Los compradores y consumidores deben asegurarse de que las condiciones de almacenamiento del producto sean en las temperaturas de refrigeración adecuadas de 0° a 4°C y de congelación (-18°C), al igual que las condiciones de limpieza de los sitios destinados para tal fin, como góndolas de refrigeración y congeladores”, explicó Patricia Arce, subsecretaria de Salud Pública de la entidad.

Recomendaciones a la hora de comprar y consumir pescado

*Antes de preparar o consumir alimentos lave muy bien sus manos y utensilios.

*Consuma pescado, mariscos y sus derivados con responsabilidad.

*Ante cualquier emergencia o denuncia frente a la comercialización de estos productos, comuníquese con la Línea de Emergencias 123.

En el caso del pescado fresco:

-Las escamas deben ser brillantes y unidas entre sí.

-La piel debe ser húmeda, tersa, sin laceraciones ni arrugas.

-Los ojos deben ser transparentes, brillantes y salientes.

-El iris no debe estar manchado de rojo.

-Las branquias deben ser húmedas y brillantes.

-El olor del pescado debe ser fresco, sin olores extraños como amoníaco u óxido.

Pescado seco:

-Su color debe ser amarillo uniforme.

-No debe tener manchas rojizas o verdosas.

-Al tacto, el pescado debe tener una consistencia dura.

-El sabor debe ser salado.

-No debe presentar olor parecido al amoníaco.

Pescado congelado:

-Debe estar duro.

-No acepte pescado blando o semicongelado.

-El color de la carne del pescado debe ser rosada, a diferencia de la piel que, según la especi,e puede ser de color oscuro.

-Si el pescado presenta algún olor extraño o similar al amoníaco o al óxido, no lo compre.

Características del rotulado

-Debe ser claro, visible y fácil de leer.

-El empaque no debe presentar enmendaduras, no estar roto, ni en mal estado.

-Debe contener la información mínima como: nombre del alimento, lista de ingredientes, identificación del lote, fecha de vencimiento, instrucciones de conservación, número del registro sanitario.

-Si el alimento es importado debe tener rotulado complementario, en el que se declare la información del alimento.