Publicidad
Bogotá 29 Nov 2012 - 9:55 pm

Instituto de Desarrollo Urbano incumplió requisitos del Plan de Manejo de Tránsito

La Sirena, una obra indefinida en el sector de Mazuren

Dos años después de que iniciaran las obras, los habitantes no saben cuándo culminarán los dos tramos faltantes. IDU asegura que las demoras son responsabilidad de contratistas anteriores.

Por: Santiago Valenzuela
  • 61Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/bogota/sirena-una-obra-indefinida-el-sector-de-mazuren-articulo-389874
    http://tinyurl.com/ksg2vvx
  • 0
Obra inconclusa en la calle 153, entre la Autopista Norte y la Avenida Boyacá. / Andrés Anzola

Luego de más de dos años en obra, la avenida Sirena está lejos de ser un obra terminada, y los habitantes del sector de Mazurén siguen a la espera. Los atrasos y las inconsistencias de los ingenieros encargados del carril sur de la avenida fueron señaladas por Andrés Anzola, un lector de El Espectador. Luego de observar detalladamente los atrasos en la calle 153, entre la Autopista Norte y la avenida Boyacá, surgieron varias preguntas: ¿por qué la obra lleva más de dos años y aún no está terminada? ¿Por qué el IDU suspendió los contratos? ¿Cuánto falta para que esté lista la avenida?

Dos días después de conocer los reparos de nuestro lector a los problemas de tráfico y de seguridad que se han presentado en la zona por cuenta de esta obra pendiente, el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) respondió. Según el informe presentado por la entidad, la obra estará paralizada hasta el 17 de diciembre de este año. De acuerdo con la entidad, no existe certeza alguna sobre cuándo terminará su construcción. Actualmente, se encuentra conformando mesas de trabajo con ICM Ingenieros S.A., el nuevo contratista, y las instituciones involucradas para dar solución a los temas pendientes en este punto.

Los motivos de estos retrasos tienen que ver, según el IDU, con las recurrentes modificaciones que debió hacer al Plan de Manejo de Tránsito (PMT) con el fin de habilitar vías alternas.

La ejecución de la obra fue dividida en cinco fases y los problemas comenzaron por los requisitos del PMT. En el primer tramo, que comprende los carriles entre la calle 153 y la avenida Boyacá, el IDU ha construido la calzada vehicular con los espacios de prado necesarios en las áreas adyacentes. “Solamente falta parte del espacio público al occidente de la avenida Boyacá y la señalización vial”, señala el informe. En 2011 el IDU declaró la terminación del contrato por incumplimiento y entregó dicha responsabilidad a ICM Ingenieros S.A. Desde junio de este año la obra fue suspendida nuevamente.

En el segundo tramo se presentó una situación similar. A la altura de la calle 153, entre la avenida Boyacá y la carrera 56, están construidos el espacio público, la ciclorruta, la calzada vehicular y los accesos a las vías de la calzada sur; hacen falta la señalización vial y obras de espacio público al oriente de la avenida Boyacá. A esto se suma una cámara del Acueducto de red matriz que no ha sido instalada.

Y algo parecido sucede con el tercer tramo. En las carreras 54 y 56 se han construido la calzada vehicular, la ciclorruta y el espacio público. El informe del IDU explica que en este tramo hace “falta terminar algunas cámaras de red matriz, el acceso con la carrera 54 y la señalización vial”.

El mayor lío de la obra está en sus últimos tramos. Según el IDU, las fases cuatro y cinco consisten en “la demolición y construcción del puente sobre el canal Córdoba, la construcción de la vía y la terminación del espacio público entre el canal Córdoba y la Autopista Norte”. Por las exigencias del PMT, la obra no puede continuar hasta que no se adecúen las rutas de desvío y se instalen los semáforos provisionales. A pesar del retraso, el IDU señala que “el PMT permitirá realizar el cierre al paso vehicular de la calle 153 entre la Autopista Norte y la carrera 54 para adelantar los trabajos correspondientes”.

El IDU también dio respuesta a otra inquietud planteada por un lector de este diario a través de la plataforma Soy Espectador. El lunes, el lector advirtió que en la estación Bicentenario de Transmilenio “no existe ningún tipo de iluminación, ni para los vehículos que transitan por la glorieta ni para los peatones”. El instituto aclaró, a través de su informe, que es la empresa de energía Codensa la que ha venido recibiendo la infraestructura construida por el IDU en la fase III de Transmilenio. Según cálculos de la entidad, “se estima que en el curso de la próxima semana, Codensa empezaría la instalación de postes para iniciar el suministro de iluminación”.

  • 0
  • 16
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Defensor apoya adopción de parejas del mismo sexo
  • No puedo confiarme: Nairo Quintana
  • Bus del SITP chocó contra un hotel en el occidente de Bogotá

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio