‘Tarjeta de Transmilenio es clonable’

El cabildante de Cambio Radical dice que con este tipo de maniobras el sistema pierde $40.000 millones anuales.

Sistema TM deja de vender más de 2 millones de pasajes al mes por ‘hackeo’ de tarjetas, asegura el concejal denunciante. / Archivo
Sistema TM deja de vender más de 2 millones de pasajes al mes por ‘hackeo’ de tarjetas, asegura el concejal denunciante. / Archivo

Hoy se realizará en la Comisión de Gobierno del Concejo un debate de control político al Sistema Integrado de Transporte Público (SITP).

En la sesión, el concejal Jorge Lozada (Cambio Radical) denunciará que existen al menos 15 páginas web que enseñan a clonar y a hackear las tarjetas que se utilizan en Transmilenio como medio de pago en las Fases I y II del sistema, implementadas por la compañía Angelcom, contratada por el Distrito para hacer el recaudo de esas fases. Lozada asegura que estas tarjetas pueden ser recargadas ilegalmente.

El concejal revelará cuáles son la páginas de internet en donde por medio de videos, tutoriales y guías prácticas se enseña a los cibernautas las debilidades de seguridad de la tarjeta que permiten clonarla.

Con este tipo de maniobras, Lozada asegura“que “el sistema está perdiendo más de dos millones de pasajes al mes. Calculo que eso son $40.000 millones anuales”. 

Al ser consultada por este diario sobre la supuesta vulnerabilidad de las tarjetas, Angelcom expresó que la tarjeta Mifare Classic cumple los requisitos contractuales acordados por el Distrito en el contrato. “Hemos podido hacer inversiones que garantizan la seguridad de la tarjeta y de la información de los usuarios”.

Lozada asegura que tiene las pruebas para demostrar que los operadores del recaudo de las Fases I y II de Transmilenio tienen un mayor porcentaje de ganancia sobre los recursos recaudados a los usuarios que Transmilenio S. A.

Según el concejal, “los recaudadores se quedan con el 7,5% anual, es decir, más de $62 mil millones, mientras que Transmilenio participa en el 5,5%, $46 mil millones”.

Otros obstáculos

Entre las múltiples aristas que ha tenido el desarrollo del sistema TM en la ciudad, uno de los temas gruesos a debatir en el cabildo será el interminable lío entre las empresas Angelcom, Recaudo Bogotá (RB) y Transmilenio S. A. (TM) para integrar las dos tarjetas que los habitantes capitalinos usan como medio de pago para movilizarse a través de las troncales de Transmilenio: las tarjetas de colores rojo y azul (en las Fases I y II) y Tullave, usada en la Fase III y en los buses zonales del SITP.

Las primeras, llamadas técnicamente Mifare Classic, están a cargo de la empresa colombiana Angelcom y la Unión Temporal Fase II, conformada en un 70% por Angelcom y el otro 30% por la compañía Keb Thechnology Colombia. Y la segunda, producida a nivel mundial por Infineon, es puesta en marcha por RB, representada tecnológicamente por la multinacional LG.

 Fernando Sanclemente, gerente de TM, anunció que están dadas las condiciones para que, en un plazo de cinco meses, los operadores de recaudo de la ciudad realicen la integración de las dos tarjetas utilizadas en el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) en Bogotá.