"TransMilenio es un sistema ejemplar, pero hay que arreglarlo": Peñalosa

El alcalde de Bogotá respondió a los bloqueos en el sistema y sostuvo que no permitirá que "saboteadores con filiaciones políticas" afecten los activos de la ciudad.

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, se refirió este miércoles a la tensa situación de orden público registrada en el suroccidente de la ciudad por cuenta de bloqueos en el sistema TransMilenio que obligaron al cierre del Portal Américas y las estaciones Patio Bonito, Biblioteca Tintal y Transversal 86.

De acuerdo con el mandatario, los hechos vandálicos contra buses y estaciones del sistema son perpetrados por “saboteadores con filiaciones políticas”, quienes están cometiendo actos criminales en detrimento de la ciudad y los mismos usuarios.

Haremos cumplir las normas y no vamos a permitir que saboteadores con filiaciones políticas y organizados, estén dañando activos de los ciudadanos”, aseguró el mandatario, quien lamentó los daños en al menos 29 buses troncales, un alimentador y dos zonales.

Peñalosa dejó entrever que las protestas no responderían a una reacción espontánea de la ciudadanía –en respuesta a la baja frecuencia de buses en el sector– sino a personas debidamente organizadas que tienen propósitos políticos.

“Hay unos saboteadores organizados políticamente, están cometiendo delitos y han dañado buses. Los ciudadanos tienen qué escoger: ¿ese es el tipo de gente que quiere que los gobierne, los que organizan este tipo de saboteos que nos los dejan ir a trabajar, que hacen que el dinero de los impuestos se tenga que ir a arreglar buses y estaciones?”, sostuvo el gobernante.

Admitiendo que el sistema aún tiene mucho por mejorar –y atribuyendo el actual caos y las dificultades en materia de movilidad a administraciones pasadas– Peñalosa indicó que TransMilenio es un sistema ejemplar a nivel mundial. (Escuche las declaraciones del alcalde) 

“Creo que TransMilenio es un sistema a ejemplar a nivel mundial, pero hay que mejorarlo y arreglarlo. Desafortunadamente, venimos de una serie de administraciones donde se manejó mal el sistema de transporte (…) se inventaron un SITP mal diseñado y mal implementando”, agregó el alcalde de Bogotá.

Las autoridades reportan más de 70 detenidos (66 mujeres y cuatro hombres), entre ellos 15 menores de edad, quienes fueron sorprendidos lanzando objetos contundentes contra articulados, según explicó el coronel Fabio Castillo, comandante de la Policía de TransMilenio. También se advierte que hay dos personas afectadas por gases y tres lesionados en un bus: una mujer embarazada, una persona con tensión alta y un usuario con cortaduras por esquirlas de vidrios.

La Secretaría Distrital de Salud por su parte asistió las protestas con cinco ambulancias y un equipo comando. Se tiene reporte del traslado de cuatro uniformados de la Policía, entre ellos uno afectado por una sustancia desconocida.

La Administración sostuvo que sobre el medio día de este miércoles comenzó a normalizarse la situación, mientras se restablecen los trazados de las rutas zonales que van por la Avenida Ciudad de Cali. Ya fue enviada flota hacia las Américas y a la par, se comenzará hacer lo mismo hacía el centro.

Ante los reclamos ciudadanos por excesos y abusos por parte del Esmad, la Alcaldía de Bogotá sostuvo que las protestas contaron con la asistencia de gestores de convivencia, así como funcionarios de la Defensoría del Pueblo y la Personería de la ciudad.

De acuerdo con la Administración Distrital, el modo de operación de los ‘saboteadores’ es similar: empiezan a gritar en las estaciones reclamando buses y alientan a la gente a protestar. Una vez la gente está “alborotada” se lanzan a la troncal dos o tres a impedir el tránsito de los buses.

El equipo de operaciones de TransMilenio reportó además que a lo largo de la semana ‘agitadores’ habían intentado bloquear el sistema y habían perpetrado pequeñas obstrucciones aprovechando las dificultades de hora pico.

Según explicó el sistema, los bloqueos –sumado a protestas por la baja frecuencia de buses– habrían sido originados luego de que uno de los vehículos presentara fallas mecánicas y se detuviera en la vía. Ante esta situación, los pasajeros se tomaron ambos costados de la vía e invadieron los carriles tanto mixtos como exclusivos de TransMilenio.

“Estamos devolviendo buses para suplir la alta demanda y se evacúan los de Banderas (…) TransMilenio tiene a todo su equipo operacional en el punto y en el centro de control tratando de solucionar la situación”, explicaron fuentes del sistema.