Tres fábricas de Bogotá fueron selladas por contaminar el aire de la ciudad

La Secretaría de Ambiente adelanta operativos para cerrar aquellos establecimientos que atenten contra la salud de los bogotanos. 18 empresas están en la mira de la Alcaldía.

En lo corrido de esta administración se han logrado sellar 17 establecimientos por estar contaminando el aire.
En lo corrido de esta administración se han logrado sellar 17 establecimientos por estar contaminando el aire.

Las empresas Marchen de Colombia, Compañía Nacional de Sebos y la tintorería Nueva Moda, en el sur y suroccidente de Bogotá, fueron sancionadas con la suspensión de sus actividades por contaminar el aire y atentar contra la salud de la ciudadanía. Estos sellamientos obedecen a un maratón operacional de la Secretaría distrital de Ambiente para sancionar los establecimientos que no cumplan con las normas ambientales.

A Marchen de Colombia, una empresa con capacidad para procesar 60 toneladas diarias de detergentes, la Dirección de Control Ambiental le impuso sellos en la torre de secado por no contar con los permisos respectivos. De este modo, dice la entidad, se logró frenar la emisión de agentes contaminantes al aire del sur de la ciudad.

La Compañía Nacional de Sebos, otra de las fábricas sancionadas, también se le impuso medida preventiva de suspensión de actividades en la caldera por no contar con los permisos de emisión de gases. La Secretaría de Ambiente informó que, además, no contaban con las adecuaciones autorizadas para el manejo idóneo de olores, selección, cocción, y secado del sebo.

La Alcaldía de Bogotá también selló la tintorería Nueva Moda, ubicada en suroccidente de la capital, por la emisión de materiales contaminantes producidos por hornos y calderas de las que emanaba gases y humo negro, producto de la operación ilegal con retal de madera. Así mismo, esta tintorería, que se dedica a la confección de prendas de vestir, realizaba vertimientos azules a la red de alcantarillado sin los respectivos permisos.

El Distrito informó que en los próximos días se llevarán a cabo más operativos sorpresa en toda la ciudad con el fin de erradicar definitivamente todas las fuentes fijas ilegales que hay en la capital y que permanentemente están contaminando el aire que respiran los bogotanos.

Las multas por incumplir la normatividad ambiental pueden llegar hasta los 5 mil salarios mínimos legales mensuales vigentes, equivalente a más de 3.600 millones de pesos, según lo establecido en la Ley 1333 de 2009.