Publicidad
Bogotá 17 Abr 2013 - 9:19 pm

Un elefante blanco virtual en el Distrito

La página web www.yosoybogota.gov.co fue creada en 2011 y pretendía vincular a 50.000 ciudadanos.

Por: Diana Carolina Cantillo E.
En Twitter: @dicaperiodismo
  • 30Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/bogota/un-elefante-blanco-virtual-el-distrito-articulo-416812
    http://tinyurl.com/kshfj8l
  • 0
insertar
www.yosoybogota.gov.co se creó en 2011. Su objetivo era vincular a la ciudadana al seguimiento de la contratación.

El contralor delegado para el sector social de la Contraloría General, Mario Solano, será llevado a juicio fiscal ante la Auditoría General. Solano deberá responder por un presunto detrimento de $522 millones por la compra de una licencia de software para hacer control fiscal en tiempo real en Bogotá. Dicho contrato lo autorizó cuando era contralor distrital.

Usted es un ciudadano común y corriente que no es experto en contratos, pero aun así se preocupa por el manejo que funcionarios públicos le dan al erario capitalino. Ingrese al portal web www.yosoybogotá.gov.co e intente hacer un seguimiento a la contratación de algún sector de la ciudad, por ejemplo, a la Secretaría de Movilidad.

Si lo intentó se dará cuenta de que la página web no dio respuesta a sus dudas, la información almacenada es incompleta y no está actualizada; que aparece un listado de contratos (algunos de este año) pero no es posible acceder al texto de los mismos; que es posible conocer cuál es el nombre de la persona o empresa contratista, mas no es viable conocer información adicional sobre éste.

Y si su curiosidad lo llevó a dar clic en el Plan de Desarrollo, se encontró con el documento creado por la administración de Samuel Moreno, el de la Bogotá Positiva, a pesar de que la ciudad cambió desde hace más de un año su administración y se está en la “Bogotá Humana”.

Ahora, si usted es un ciudadano intrépido y tiene alguna denuncia que puede sustentar con pruebas multimedia: documentos, imágenes, videos o audio, muy seguramente no encontró en la página web una herramienta con la que pudiera adjuntar su material probatorio.

Así es el portal en el que la Contraloría Distrital invirtió, en 2011, $522 millones. Una herramienta que haría el trabajo que vienen desarrollando otros aplicativos en diferentes contralorías del país, por ejemplo el Cobra en la Contraloría de Manizales, y que no superan los $20 millones.

“Yo soy Bogotá” se creó como una supuesta herramienta que ayudara a la entidad de control a efectuar un seguimiento en tiempo real a la contratación del Distrito y que, además, permitiera la participación de los ciudadanos en el seguimiento a los procesos contractuales. Cada vez que se firmara un contrato o se abriera un proceso licitatorio y se notificara, por ejemplo, en el Portal Único de Contratación, se crearía una alarma e inmediatamente el proceso o acuerdo firmado podría ser visualizado en el portal web del Distrito.

Debido a su inutilidad, “Yo soy Bogotá” se convirtió en el elefante virtual del Distrito. Por eso, Mario Solano Calderón, contralor distrital de la época y quien autorizó la compra de licencia de uso del software Goosse para poner en marcha esta herramienta web, tendrá que comprobar en un juicio fiscal ante la Auditoría General de la República que el portal web no representa un daño patrimonial para las arcas del Distrito. Paradójicamente, en la actualidad Solano trabaja para un organismo de control fiscal: es el contralor delegado para el sector social en la Contraloría General.

De acuerdo con una revisión definitiva de la Auditoría General de la República (ARG), desarrollada para la vigencia de 2011, Solano Calderón vulneró los principios de transparencia, pues no se encontró soporte técnico, económico o jurídico que sustentara que Goosse fuera la única licencia de software del mercado que pudiera prestar la funcionalidad requerida y que sustentara la contratación directa con Link Marketing Visual S.A.S., contratista y titular de los derechos del software.

Según la Auditoría, con el agravante de que “existen herramientas de este tipo, con las mismas funcionalidades o semejantes, en otras contralorías y entidades del Estado”. La ARG asegura que la conducta de Solano se puede tipificar como una presunta celebración de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, hallazgo que trasladó a la Fiscalía General para que lo investigue penalmente. También se remitió este hallazgo a la Procuraduría General para que se estudie disciplinariamente.

En cuanto a la funcionalidad del aplicativo, la ARG sostiene que no es un software especializado de control a la contratación y que haga seguimiento en tiempo real, ya que depende de la rendición de cuentas que las entidades efectúan anualmente. “Es una aplicación que permite organizar información en una base de datos. En este caso el insumo principal es la información que se obtiene de la rendición de cuentas que presentan los sujetos de control de la Contraloría de Bogotá”, agregó.

Este diario le comunicó a Solano sobre esta publicación. Sin embargo, el funcionario no quiso pronunciarse. Por otra parte, el contralor distrital, Diego Ardila, tampoco lo hizo. Fuentes extraoficiales aseguran que el actual contralor estudia la forma de ‘revivir’ el portal web.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 3
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio