Vendedores ambulantes firmaron pacto de autorregulación del espacio público

El secretario de Gobierno, Guillermo Alfonso Jaramillo, dijo que la administración Petro no privatizará el espacio público.

416 vendedores informales firmaron un pacto de autorregulación por el espacio público en la localidad de Tunjuelito.

El compromiso se firmó con vendedores de los barrios Venecia y Tunal y el objetivo es hacer, según su alcaldesa, Sandra Milena Rodríguez Amarillo, un ejercicio de voluntades para mejorar las condiciones de seguridad y convivencia, generar conciencia sobre el uso adecuado del espacio público y promover el paso a la formalidad de estas familias para que mejoren sus ingresos y calidad de vida.

El secretario de Gobierno, Guillermo Alfonso Jaramillo, dijo que la Administración Distrital no va a privatizar el espacio público pero sí lo va a regularizar para que sea bien utilizado y para que los bogotanos lo puedan disfrutar.

Agregó que se busca paulatinamente regular las ventas ambulantes en toda la ciudad respetando el espacio público y cooperando para que cada uno de los vendedores se convierta en vigilante y veedor responsable, para que en estos lugares ocupados no se presenten actos delictivos, no haya presencia de bandas delincuenciales y existan zonas limpias y libres de la venta y consumo de estupefacientes.

“Este es un trabajo regulado que busca sacar de la informalidad a los vendedores ambulantes porque se van capacitar, se les va a dar la posibilidad de que manejen un crédito. Se les va a dotar de unos lugares especiales enmarcados por parte de la Administración Distrital”, dijo el secretario.

Dentro de los puntos de la firma del acuerdo, Jaramillo destacó, entre otros, la no presencia de menores vendiendo en la calle, respetar las zonas que se les va a delimitar, vender mercancía legal (no de contrabando o robada), no pueden comercializar psicoactivos, deben tener limpio el sitio y defender la seguridad de la zona donde van a estar instalados.

“Si un vendedor ambulante tiene un sitio a donde trabajar, está capacitado y tiene un crédito para lograr consolidar su trabajo, tiene una alternativa de terminar bien su vejez. Además, esto es llevar a la práctica el decreto que se está redactando en este momento”, añadió.

Por su parte, la alcaldesa Local de Tunjuelito comentó que ellos deben cumplir 20 reglas básicas en el espacio público, entre ellas, el control a sus carretas que circulan por todas las vías. Dijo que este grupo de vendedores informales llevan un proceso de más de cuatro años en esta localidad.

“Los vendedores informales que no cumplan con las reglas establecidas en este pacto quedarán automáticamente excluidos y no pueden estar más en el espacio público en estas zonas determinadas”, señaló.

Con la firma de este pacto, se define quién es la persona que realmente necesita de esta ayuda, ya que según la alcaldesa, se ha detectado que hay mafias integradas por personas que utilizan el espacio público, lo alquilan y tienen hasta empleados para explotarlos. La funcionaria dijo, finalmente, que hay más de mil vendedores informales a lo largo y ancho de Tunjuelito.