China sugiere pena de muerte a investigadores científicos que cometan fraude

Las cortes del país asiático contemplan una medida radical ante la falsificación de investigaciones científicas: los autores podrían pagar cárcel y, en circunstancias extremas, ser ejecutados.

Diez años de prisión, o incluso pena de muerte, fue el castigo sentenciado en abril por las cortes chinas a investigadores y fabricantes de medicamentos que hayan afectado o causado la muerte de algún paciente. Pixabay.

“Se estima que el 40 % de las investigaciones científicas realizadas en China han sido afectadas por algún tipo de mala conducta”. Ese fue el resultado de una encuesta que midió la percepción de biomédicos chinos, quienes aseguran que la masiva producción de artículos se debe a la exigencia del gremio por publicar. El asunto ha llegado a preocupar a las cortes del país, tanto que los jueces contemplan una medida radical frente a la falsificación de investigaciones científicas.

La situación es preocupante, ya que en abril las cortes habían hecho una advertencia: tomar represalias severas. En ese momento la rama judicial hizo una nueva interpretación del código de policía y sentenció que los investigadores y fabricantes de medicamentos que hayan causado la muerte de algún paciente serían condenados a cárcel, o incluso, a la pena de muerte. 

En esa línea, las sanciones que involucran al gremio parecen apuntar hacia el mismo fin. El último escándalo que involucra a los científicos, la gota que rebasó el vaso, apareció en abril: 107 artículos tuvieron que ser rectificados. El hecho sucedió pese a que los esfuerzos por combatir el fraude y por recuperar los recursos para las investigaciones se han intensificado durante los últimos años.

La revisión por pares ha sido una de las principales causas del problema. Este método es aplicado a todos los manuscritos a fin de aprobar su publicación en revistas académicas o para evaluar las solicitudes de financiaciones. Los puntos que se tienen en cuenta son la calidad, originalidad, rigor científico, factibilidad, antes de la aparición del texto a la luz pública. 

En efecto, el Ministerio de Ciencia y Tecnología de China se pronunció al respecto con una posición de cero tolerancia frente a la falsificación y fraude de los investigadores. Pero el comentario no deja claro las sanciones que el Gobierno tomará. Según el periódico londinense Financial Times, el ministerio dice que la cantidad de rectificaciones que se reciben representan un serio daño para la reputación del país en cuanto a la investigación científica y la dignidad de los científicos de larga data.

Investigaciones científicas que han tenido que ser rectificadas por falsa "revision por pares" desde 2012 a 2016: 

Tomado del blog Retraction Watch.