Descubren nueva especie de dinosaurio en mina de oro de Estados Unidos

En una cantera en Utah, Estados Unidos, científicos de la Universidad Brigham Young encontraron el esqueleto de una nueva especie, que podría tener 125 millones de años de antigüedad.

El Brontosaurio, de 21 metros de alto, es familiar de la nueva especie de dinosaurio. Ciencia de la Vida

Moabosaurus utahensis. Ese fue el nombre que profesores e investigadores de la Brigham Young University decidieron darle a una nueva especie de dinosaurio, cuyos huesos fueron descubiertos en la mina de oro Dalton Wells, en Utah (Estados Unidos).

Rearmar el cadáver no fue fácil, señaló  el investigador principal, Brooks Britt. Debido a los procesos geológicos que vivió esa zona del mundo hace millones de años, que incluyó fuertes inundaciones, “tenemos suerte de encontrar algo aquí”, le dijo Britt a la revista Science.

“Muchos de estos huesos son fragmentos, así que solo un pequeño porcentaje de ellos son útiles. Por eso nos tomó tanto tiempo rearmar a este animal: teníamos que recolectar un gran número de huesos para así recuperar suficientes que estuvieran completos”, explicó el docente de la Brigham Young University.

El Moabosaurus sería pariente de otros conocidos herbívoros como el Brontosaurus y el Brachiosaurus, que se caracterizaban por sus largos cuellos y piernas rectas, similares a columnas. Todos ellos pertenecerían a la familia de suropodos, cuya antigüedad se acerca a los 125 millones de años.

De acuerdo con el artículo científico que da cuenta del descubrimiento, y que fue publicado en la revista de la Universidad de Michigan, el Moabosaurus se parece a otras especies de dinosaurios cuyos restos han sido hallados en España y Tanzania.

Para identificar la nueva especie, explicó el investigador Brooks Britt, su equipo se dedicó a comparar sus huesos con los de otras especies similares que ya habían sido identificadas. Como el individuo tenía suficientes características singulares, se reconoció como una especie distinta. "Es como sucede con los modelos de carros: pueden parecerse, pero cada uno tiene algo único". 

El nombre del Moabosaurus utahensis es un homenaje a la ciudad, Moab, y al estado, Utah, donde sus restos fueron hallados. Brooks Britt explicó que el homenaje se hizo pues las autoridades de los territorios “han sido tan comprensivos y nos han dado todo el apoyo que hemos necesitados para hacer las excavaciones en estos territorios a lo largo de los años”.

De hecho, Utah es reconocido como uno de los lugares clave para la excavación arqueológica. Desde los años 60, en ese estado de Norteamérica se han hecho importantes descubrimientos en este campo, y este, señalaron los investigadores de Brigham Young University, es solo uno más en una lista cuyo fin no parece vislumbrarse todavía.