Diseñan carpa con paneles solares para habitantes de la calle

Estudiantes, residentes en EE. UU, inventaron una tienda de campaña capaz de recibir energía solar. La iniciativa nació para dar electricidad y vivienda a las personas que carecen de un techo.

La carpa que inventaron las estudiantes tendrá un pequeño panel en su interior para recibir la energía del sol.Mikka Luster

En la escuela San Fernando “Magnet”, en el condado de Los Ángeles, un grupo de 12 estudiantes latinas pasaron una propuesta a los profesores de su escuela. Se trataba de una carpa dotada con paneles solares, capaz de recibir la energía solar.

La idea, que tuvo gran acogida en la escuela, rápidamente llegó al Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), donde decidieron ayudar a las estudiantes con una subvención. Cerca de 10.000 dólares fueron donados por parte de la organización “Lemelson InveTeam”, de la escuela de ingeniería del MIT.

“Nuestra casa de campaña está hecha de materiales especiales, donde vamos a tener paneles solares, vamos a tener luces LED, para que la persona pueda ver dentro cuando esté oscuro, también vamos a tener el factor para limpiar la casa que son las luces UV (Ultra Violeta) que matan las bacterias”, dijo Kenia Shi, alumna de último año de secundaria, a la agencia de noticias EFE.

Las estudiantes, que son hijas de inmigrantes, decidieron inventar este proyecto para “cambiar algo en nuestra comunidad”, afirmó Shi. Pues según cifras presentadas por la Autoridad de Servicios para Desamparados de Los Ángeles, en este condado hay 43.000 personas que viven en refugios o en tiendas de campaña en las calles. Inclusive, en un reporte anual, se registró que el 39 % de la población desamparada es afrodescendiente, 27 % es latina y 26 % es blanca.

“Es algo muy bonito poder decir que estás ayudando a estas personas que muchas veces el gobierno o el público mismo casi ignora”, dijo Araceli Chávez, estudiante e hija de inmigrantes mexicanos, a EFE.

Según Chávez, que fue aceptada para estudiar ingeniería en la Universidad de Georgetown, en Washington DC, su proyecto les permitió conocer las necesidades de los habitantes de la calle. Pues luego de un sondeo, se dieron cuenta de que estas personas “piden que les regalen electricidad en muchas partes”, le contó a ese mismo medio.

La idea con estas carpas, dicen las estudiantes, es adecuar un pequeño panel solar y un foco, que tiene un acumulador de energía, para transferirla a otros aparatos. Para Chávez, esta iniciativa surgió porque “les inspiran los niños en pobreza extrema que necesitan luz para hacer tareas escolares o energía para recargar teléfonos celulares o tabletas electrónicas donadas”.