Publicidad
Cultura 21 Ene 2013 - 7:11 am

Los pecados de Klaus Kinski

Liberada del peso del secreto, Pola Kinski revela en un libro el calvario que sufrió por abusos sexuales de su padre.

Por: Liliana López Sorzano
  • 11Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/cultura/articulo-397716-los-pecados-de-klaus-kinski
    http://tinyurl.com/amyswac
  • 0
El alemán Klaus Kinski (izq) y su hija mayor, Pola Kinski/ AFP

Lo idolatraron, lo veneraron y lo siguen celebrando como actor. El alemán Klaus Kinski fue una leyenda. Sus ojos desorbitados, su mirada intimidante y una personalidad errática lo llevaron a interpretar roles psicópatas y energúmenos.

Conocido por ser uno de los actores fetiches de Werner Herzog Klaus Kinski, fallecido en 1991 con 65 años, actuó en películas como "Aguirre, “La cólera de Dios" y "Fitzcarraldo" y participó en alrededor 130 producciones. En estos días vuelve a ser noticia porque su hija mayor, Pola Kinski, acaba de publicar un libro íntimo y personal en el que revela quién era realidad.

Pola Kinski en su libro “Kindermund” ( La boca del niño) confiesa que su padre la abusó sexualmente desde los seis años hasta los 19. “Escribí un libro porque no podía soportar el hecho de que el halo de una persona creciera año tras año y que fuera glorificado de esa manera”. Por otra parte, su media hermana, la también célebre actriz Nastassja Kinski la respalda y destaca su valor al haber podido sacar el secreto a flote. A su vez, acusa a su padre de haber sido un tirano que intentó abusar de ella y al que mandaría a la cárcel si estuviera vivo. “Cosas así les suceden a niños en todo el mundo, todos los días. Y cuanto más se sepa de ello, más se les pueda ayudar. También ellos necesitan valor para hablar

. Esa es el arma contra actos así”, afirmó en una entrevista al diario Bild, uno de los mayores circulación en Europa.

Las críticas de quien ya lo han leído están divididas. Algunos piensan que es amarillismo y otras insisten en su valor literario como una confesión de una infancia perturbada. Por una parte, el periodista cultural de gran trayectoria Willi Winkler, que escribe actualmente para el Sudeutsche Zeitung, uno de los diarios más respetados en Alemania, opina que el libro tiene el peligro de atraer a los voyeristas.

Winkler critica a la autora, diciendo que cuando describe al Kinski seductor no deja ninguna sílaba kitsh afuera pero por otro lado afirma que se nota que está escrito por manos profesionales. También compara la descripción de algunas de las experiencias con pornografía clásica. Del otro lado, el periodista del Berliner Zeitung, Daniel Kothenschulte, sentencia que con ese tipo de argumentos lo que hace es desacreditar la representación de la experiencia de abuso.

“Cuando lo veo en sus películas siento que era exactamente igual en el cine que en casa” sentencia Pola Kinski en relación a los papeles de hombre colérico y enloquecido que le dieron fama a su padre.

La autora del libro, de 60 años, es la mayor entre los hijos que tuvo el actor en su primer matrimonio con la cantante Gislinde Kühbeck, mientras que de sus parejas posteriores tuvo a la asimismo actriz Nastassia y Nicolai.

El libro, más allá de las críticas, ha generado un estado de alerta para que los casos de abuso infantantil se pongan en evidencia. También ha servido para bajar del pedestal a un actor venerado.

  • 11
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio