Publicidad
Cine 22 Nov 2012 - 10:00 pm

Entrevista con Diego Ramírez

"Necesitamos todo tipo de películas"

El vicepresidente de la Academia Colombiana de Cine habla del sector, de los premios Macondo y de su repercusión.

Por: Liliana López Sorzano
  • 1Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/cultura/cine/articulo-388675-necesitamos-todo-tipo-de-peliculas
    http://tinyurl.com/bxqoexz
  • 0
Diego Ramírez, productor de cine. / Gustavo Torrijos

Ayer se entregaron los premios Macondo, que reconocen lo mejor del cine colombiano. Estos galardones, creados por la Academia Colombiana de Artes y Ciencias Cinematográficas, constituida por 360 personas que pertenecen a la industria, celebran su segunda edición. Lamentablemente, al cierre de esta edición, no pudimos obtener la lista de los ganadores.

Entrevistamos a Diego Ramírez, vicepresidente de la Academia.

¿Por qué la creación de una academia de cine?

Surge como una necesidad espontánea y lógica de una dinámica que se ha ido creando a través de la Ley de Cine, desde el momento en el que pasamos de hacer dos o tres películas al año a hacer 15 o 18. Como consecuencia, en el grupo creciente de personas que se dedican al sector cinematográfico surge la necesidad de agremiarse, de sentirse representados y de buscar una voz.

¿Qué ha generado la creación de la Academia?

Darle una voz a los que hacemos cine en este país, para que se expresen acerca de las condiciones, del quehacer cinematográfico, de lo que se espera en términos de políticas, de apoyo, de buscar programas en conjunto, para encontrar mejores formas de que el cine pueda desarrollarse en el espacio colombiano en términos artísticos, culturales e industriales.

¿Qué se ha ganado con los premios Macondo?

Tienen dos objetivos. El primero es el reconocimiento de la misma industria en la búsqueda de la excelencia en el cine, lo cual lo impulsa a que cada vez sea mejor y explore nuevas formas de contar las cosas, a que nos inventemos nuevamente. Por otro lado, los premios, en términos industriales, se convierten en una herramienta de posicionamiento del cine a nivel local y a nivel internacional.

¿Cómo ve las proyecciones del cine colombiano?

Ha logrado llegar a un punto en este momento en el que el estándar de calidad es comparable con cualquier producción internacional. En términos de público, el cine ha ido creciendo en Colombia y es nuestra labor seguir conquistando a esos espectadores, bien sea el público de nicho o el masivo, lo importante es que las obras cinematográficas que se creen en Colombia tengan la capacidad de conectarse con el público para el cual están siendo diseñadas.

¿Cree que el cine colombiano goza de impopularidad en la taquilla nacional?

Comparando lo que puede hacer una película colombiana con lo que hace una película extranjera en promedio, no un blockbuster, los proyectos nacionales atraen a muchos más espectadores que las películas extranjeras. Lo que pasa es que tenemos una gran diversidad de películas, que están dirigidas a muchos públicos, y hay películas que son para nichos muy específicos. Sin embargo, sí es un compromiso del cine colombiano acercarse mucho más a su público y creo que en eso estamos todos, en esas búsquedas de nuevas temáticas, de nuevos géneros, de nuevas formas de contar que nos van a permitir acercarnos más a nuestra Colombia, que es para quien finalmente hacemos las películas.

¿Qué opinión tiene de la participación del ‘Cartel de los sapos’ como nominada a los Óscar por Colombia?

Fue un proceso al interior de la junta directiva. Se hicieron tres reuniones y de una manera democrática y autónoma la junta concluyó que la mejor película para representar al país en esta clase de premios era El cartel de los sapos. Es muy importante entender que en el caso de los Goya, los Ariel, los Óscar, que son los tres premios internacionales a los cuales Colombia envía representación, se busca encontrar cuál es la mejor película para esa clase de premios.

Algunas personas sostienen que muchas películas están hechas más para los festivales que para el público. ¿Qué opina de esa afirmación?

Yo pienso que es importante entender que ninguna película está hecha para todo el público. Siempre tiene un mercado objetivo o un nicho al cual está dirigida; muchas veces ese mercado es muy amplio, otras veces es pequeño. Lo realmente clave es nunca perder la perspectiva de para quién se está desarrollando una película, y una cinematografía sana necesita toda clase de películas.

Terri’, de Azazel Jacobs (Estados Unidos). Un adolescente con sobrepeso establece vínculos con otros estudiantes “marginados”. Hoy, en la Cinemateca Distrital, a las 12:30.

‘Crazy Horse’, de Frederick Wiseman (Francia), sobre el legendario club parisino, templo de la sensualidad y el sexo. Hoy, en la Cinemateca Distrital, a las 7:00 p.m.

The Ballad of Genesis and Lady Jaye’, de Marie Losier (EE.UU.). Documental que le sigue los pasos al artista Genesis P-Orridge y su historia de amor que se mezcla con el proyecto de “pandroginia”. Hoy, en la Cinemateca, a las 3:00 p.m., y el sábado a las 2:30 p.m., en Cinema Paraíso.

  • 1
  • Enviar
  • Imprimir
1
Opinión

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

JMQM

Vie, 11/23/2012 - 09:03
Ah y lo peor es que los "cineastas" colombianos se enorgullecen de estos adefecios que solo atentan contra nuestra dignidad y medio cultura que nos queda!!
Opinión por:

JMQM

Vie, 11/23/2012 - 09:01
Por favor ya estamos cansados de películas de prostitución, drogadicción, narcotráfico, sicarios y miseria, ya es hora de crear películas para gente normal que piensa, ya no mas basura para consumistas, además estan haciendo quedar como un cu..lo a Colombia, afuera creen que somos peor de lo que somos, por favor, no acaben con la poca dignidad que nos queda!.
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio