Publicidad
Cultura 11 Jun 2013 - 10:00 pm

Una traducción árabe cambió el apellido materno del Nobel

El marqués Gabriel García

Debido al error, el escritor colombiano quedó erróneamente vinculado a un título nobiliario. Crónica de una anécdota.

Por: Dixon Acosta Medellín
  • 3Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/cultura/el-marques-gabriel-garcia-articulo-427198
    http://tinyurl.com/lcwfe2w
  • 0
insertar

¿Se puede decir algo nuevo sobre Gabriel García Márquez que no hayan expresado anteriormente biógrafos, cronistas o allegados del escritor? Resulta un grato descubrimiento encontrar un dato que posiblemente el mismo autor desconozca.

Como expresarían periodistas y medios de comunicación, cuando lanzan las primicias noticiosas, estoy en capacidad de informar que el premio Nobel de Literatura del año 1982 pertenece a la nobleza, a pesar de sus convicciones ideológicas. Aunque uno no se imaginaría a García Márquez defendiendo a la institución monárquica como lo hace Álvaro Mutis, puede que su ardiente sangre caribeña tenga tintes azules.

La vida del autor colombiano es tan fascinante como su obra, da para muchas anécdotas, incluso indirectas y no provocadas por él mismo, como la que le escuché al escritor y traductor egipcio Ahmad Yamani hace algunas semanas durante el lanzamiento en Abu Dhabi del libro Diez poemas colombianos, selección lírica que tradujo Yamani al idioma árabe, en un esfuerzo editorial para divulgar la literatura colombiana en los países del golfo Arábigo concretamente.

En medio de un ameno diálogo literario, concertado en la Embajada de Colombia en los Emiratos Árabes Unidos, entre el poeta y profesor colombiano Juan Felipe Robledo y el mencionado Ahmad Yamani, quien reside en España, este último explicaba que en el mundo árabe no se conoce mucho de la rica literatura colombiana, básicamente a García Márquez, por tratarse de un clásico universal, cuya obra ha venido ganando terreno incluso en países que la tenían censurada por motivos políticos o religiosos.

El detalle simpático es que cuando aparecieron los primeros títulos del escritor colombiano publicados al idioma árabe, quien realizó la traducción tomó el segundo apellido del escritor colombiano como Marqués y no como Márquez, por lo cual algunos lectores de Oriente Medio y posiblemente de otras latitudes del mundo creen que se trata del marqués Gabriel García, otorgándole al autor colombiano un título adicional a su laureada existencia, esta vez de índole nobiliaria.

Esto pone de manifiesto varios temas interesantes en un solo caso. Ante todo, la importancia de las traducciones y sus riesgos implícitos. Está visto que una buena traducción, incluso, puede mejorar obras que en su lengua original no son tan afortunadas, mientras que una mala traducción puede cambiar hasta la identidad del escritor original. Asimismo, la necesidad de tener siempre presentes las tildes que hacen la diferencia en todas las palabras de nuestra lengua castellana, incluidos los apellidos, algo que antiguamente los profesores de gramática acentuaban en sus clases.

Así las cosas, sin proponérselo, Gabriel García se incorpora al grupo de escritores que han ganado un título nobiliario, bien sea por su origen, como el conde Tolstói, o por su trabajo, como el marqués Vargas Llosa. Aunque en la historia será difícil encontrar un parangón al caso de un escritor signado tanto por su título, por su obra, sus pasiones personales y su apellido, como ha resultado el marqués de Sade.

Lo mejor del caso es que el título de marqués se lo ha dado al caribeño Gabo, como lo llaman sus amigos, la literatura misma. Un episodio que transcurre en el reino de la imaginación, ese rico patio de juego donde Gabriel García Márquez suele divertirse.

Alguien dirá que la vida se encarga de demostrar que es capaz de crear situaciones que sólo se le ocurrirían al rey del realismo mágico.

 

 

@dixonmedellin

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 2
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio