Publicidad
Cultura 6 Ene 2013 - 6:25 pm

George Harrison: abandonando el mundo material

El 29 de noviembre de 2001, tuvo la última de sus muertes en el mundo material, después de haber pasado en él solo 58 años.

Por: NICOLÁS PERNETT
  • 230Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/cultura/george-harrison-abandonando-elmundo-material-articulo-395400
    http://tinyurl.com/anbglke
  • 0
insertar

A pesar de su reconocida reputación como uno de los músicos de mayor éxito de la historia, como integrante de los Beatles y como artista en solitario, once años después de su fallecimiento, sus canciones y su vida siguen siendo más el testimonio del recorrido de un hombre común y corriente buscando la sabiduría que el legado de una estrella del pop.

Harrison vivió durante una década increíbles experiencias con el grupo de rock más grande de todos los tiempos, logró consolidarse como un excelente compositor con una respetable carrera como solista y se dedicó por años a la búsqueda de su realización espiritual. El resultado de todo esto no fueron únicamente discos de platino o estrellas en el paseo de la fama, sino extractos de conciencia imperecederos que se pueden encontrar en sus canciones. Sin embargo, y a pesar de la creencia comúnmente extendida por los medios, George Harrison no fue simplemente un santurrón metido a estrella del rock o una celebridad con ínfulas de místico, de las que abundad hoy en día.

Nacido el 25 de febrero de 1943, bajo el signo de Piscis, el signo de los creyentes y de las personalidades duales, George Harrison fue un hombre difícil de comprender. Marcado con la fortuna del mayor éxito comercial que haya tenido músico alguno, Harrison fue a la vez un radical inconforme, y al mismo tiempo que jugaba el juego del espectáculo también mantenía una exploración espiritual constante y dedicada. A la vez amante de la jardinería y el silencio que del ruido y la velocidad de los autos de Fórmula 1, podía ser un moralista predicador o un empedernido juerguista y mujeriego, un serio mesías de las escrituras sagradas o un sarcástico burlón de los símbolos de la religión. Combinó largas horas de meditación y de prácticas corporales purificadoras con más de treinta años de adicción al tabaco, lo que al final le produciría el cáncer que acabó con su vida. Tal vez por eso su historia siga siendo tan atractiva: a diferencia de Paul McCartney o Ringo Starr, que todavía hoy actúan el mismo papel de Beatles que en los años sesenta, o de John Lennon, quien adquirió dimensiones cuasi mitológicas como ángel pacifista después de su muerte violenta, George Harrison fue contradictorio y enigmático hasta el final: como cualquier ser humano, como la vida misma.

Después de escuchar a Elvis Presley cantando Heartbreak hotel, en 1956, el joven Harrison se pasó los siguientes meses rasgando día y noche una guitarra tan grande como él, antes de ser convocado por su vecino y amigo Paul McCartney para conformar la banda que estaba armando con John Lennon, un adolescente tres años mayor que George, y quien en un principio vio a Harrison como un niño pegajoso y entrometido, pero con una innegable habilidad para tocar la guitarra con el estilo de Carl Perkins y Scottie Moore, lo que pronto le aseguró un lugar en el grupo.

The Beatles, como finalmente se llamaron, grabaron su primer disco en 1962 y el resto de su historia es bien conocido. Y si bien John y Paul siempre se llevaron la mayor parte del crédito por ser los compositores y los integrantes más carismáticos del cuarteto, George tuvo en cambio una curiosidad infinita y una voluntad inagotable de aprendizaje que lo llevó a dominar la guitarra y el arte de escribir canciones hasta alcanzar el mismo nivel de sus compañeros, en obras como Something o While my guitar gently weeps.

Fue también a través de Harrison que los sonidos de la India se colaron en las grabaciones del cuarteto, y de allí pasaron a la música popular de todo Occidente. Lo que empezó como un inocente jugueteo con algunos instrumentos indios en el set de rodaje de la película Help en 1965, pronto se convirtió para él en un interés inagotable por el lejano Oriente. Por medio de Harrison y de los Beatles, la música y la cultura de la India, antigua colonia inglesa, entraron en su ex metrópoli y en todo Occidente con una fuerza que cambió la relación cultural entre el primer y el tercer mundo. Se puede decir que el auge de la World Music y del multiculturalismo que caracterizan al mundo de hoy fueron prefigurados en aquella escala descendente que George Harrison tocó en el sitar al inicio de la canción Norwegian Wood, grabada por los Beatles en 1965.

Siempre hubo algo en George Harrison que no alcanzó a conformarse con la fama, el dinero y la adoración de millones. Por eso, cuando los Beatles se dieron un pequeño receso después de haber terminado su última gira, Harrison emprendió un viaje por la India de la mano del músico Ravi Shankar, quien lo instruyó no sólo en el manejo del complejo sitar sino también en escrituras védicas y formas de meditación. El joven de apenas 23 años ya no estaría interesado en seguir atrapado en la fama y la fortuna del estrellato; a partir de entonces concentraría sus esfuerzos en reconectarse con su alma y fundirla con dios a través de la música.

No es extraño entonces que George Harrison haya sido el primer Beatle en grabar un disco en solitario, Wonderwall music, en enero de 1968, y que en cierta medida haya sido el primero en abandonar de hecho la banda. En medio de las batallas de egos y de abogados que se empezaban a formar entre Lennon y McCartney, era claro que las emotivas canciones de amor de Harrison, que a la vez funcionaban como cantos a la mujer, a dios o a la naturaleza, no tenían futuro dentro de los Beatles.

Finalmente, para poder sacarse del pecho todas las canciones que había acumulado durante más de cinco años, sacó al mercado en 1970 el portentoso álbum triple All things must pass y demostró de una vez por todas que era un genio musical por derecho propio. Las críticas y las ventas del disco fueron sobrecogedoras y parecía que la muerte de los Beatles había sido lo mejor que podía haber sucedido para el nacimiento del nuevo George Harrison. Su sentido de compasión e inventiva comercial también produjeron en 1971 el famoso Concierto para Bangladesh, aplaudido mundialmente por haber sido el primer momento en que el Rock se combinó con las acciones de beneficencia.

Después de haber agotado la mayoría de sus canciones compuestas durante sus años beatle, y de soportar un humillante juicio en el que fue encontrado culpable de “plagio inconsciente” por la melodía del éxito My sweet lord, Harrison pareció flaquear en una serie de discos de baja calidad en la década de los setenta. No ayudaron mucho a su recuperación los múltiples embrollos judiciales que tuvo que afrontar luego de la separación de los Beatles, ni el divorcio de su primera esposa, Patty Boyd, quien lo dejó por el guitarrista Eric Clapton (el propio Harrison sería pocos años después padrino de su matrimonio).

Pero después de un largo y penoso invierno, el sol volvió a la vida de George Harrison a finales de la década de los setenta con su matrimonio con la mexicana Olivia Arias y el nacimiento de su primer y único hijo, Danhi. Su inagotable sentido del humor y disposición para el trabajo en grupo volvieron a rendirle buenos resultados cuando se alió con el equipo de comediantes Monty Phyton para producir dos hilarantes parodias sobre los símbolos más reconocidos en el mundo: los Beatles, en la película All you need is cash, y Jesucristo, en Life of Brian. Además de estos largometrajes, Harrison logró hacerse a partir de entonces una especie de carrera como productor de cine con la creación de su propia compañía HandMade Films.

Los ocasionales pero resonantes éxitos profesionales que el ex Beatle tuvo no lo atrajeron de nuevo al showbussines; por el contrario, poco a poco, George Harrison, quien ya pasaba las cuatro décadas de vida, se fue alejando de la figuración pública y la aparición de sus álbumes se hizo más esporádica. Nunca volvió a alcanzar el nivel de éxito entre el público y la crítica de All things must pass, pero tuvo picos de creatividad en discos como George Harrison de 1979, Cloud 9 de 1987 y en el póstumo Brainwashed de 2002, así como con los dos álbumes que hizo con los Traveling Wilburys, improvisado grupo de superestrellas creado por George junto a Bob Dylan, Tom Petty, Roy Orbison y Jeff Lynne a finales de los ochenta.

El asesinato de John Lennon (a quien dedicó el hermoso homenaje All those years ago) y el aparente final del sueño de paz y amor hippie que trajo la década de 1980 parecieron retraer cada vez más a George Harrison, quien, al igual que el Cándido de la famosa obra de Voltaire, se dedicó a cultivar su jardín –literalmente- ante la imposibilidad de cambiar el mundo para bien. Harrison se pudo encontrar desde entonces sembrando y cuidando los jardines de su excéntrica mansión Friar Park a las afueras de Londres.

La noticia más perturbadora que se tuvo de Harrison en los últimos años de su vida fue cuando se supo que un desquiciado había ingresado a su morada y lo había apuñalado varias veces en el pecho en diciembre de 1999. El atacante aseguraba estar poseído por el espíritu de George Harrison y tener la misión de asesinarlo, un argumento muy parecido al esgrimido por el asesino de Lennon veinte años atrás. Si bien Harrison logró sobrevivir al ataque, el cáncer de garganta del que se había curado unos meses antes volvió a aparecer poco después en sus pulmones, que habían quedado agujereados por las puñaladas.

Su muerte sobrevino poco después. Pero su total convicción siempre fue que nunca hubo un momento en que no existiéramos como almas y tampoco habrá un momento en el que dejemos de existir, siendo la muerte física sólo un cambio de envoltura dentro de ese camino. Tal como lo dijo en una canción de 1970, George dedicó su vida a aprender este “arte de morir”.

 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 27
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Alto Turmequé Sep 20 - 9:00 pm

    Alto Turmequé

  • Soluciones claves para sanar el sistema digestivo
  • La escuela de los frailejones

Lo más compartido

  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • La 'Supervenus', el video contra los estereotipos de belleza
  • Vicky Hernández, la actriz que está sola, enferma y triste
27
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

pacufo

Lun, 01/07/2013 - 16:46
Fundamental fue el aporte de George Harrison en el cuarteto de liverpol. Indudablemente el mejor grupo musical de la historia de la humanidad. AH¡¡¡¡ y que bien el aporte de NELINHO se nota que sabe de la materia., no como otros que en vez de opinar destilan, casi que odio hacia el grupo musical que aportó la maravillosa música que fue la base del desarrollo musical más trascendental que haya existido.
Opinión por:

Anticlientelistascorruptos

Lun, 01/07/2013 - 12:27
Linda reseña. Desconocía virtudes personales de Harrison aparte de su actuación con los Beatles en donde era, evidentemente, el de más bajo perfil del grupo.
Opinión por:

plip

Lun, 01/07/2013 - 09:58
un milagro musical, pero quien sabe si tanto despliegue de publicidad sea una manipulación quien sabe con que fines...si me gustan los beatles pero en lo personal uno se empalaga de verlos en todos lados, para mi que nos quisieron manipular y a la juventud de esa epóca con esta banda, y con otras que siempre nos las embutieron como las mejores, pero bueno asi es el merchandising, y si eran judios los empresariios de este nada bueno se puede esperar así sean beatles
Opinión por:

ZATZA

Lun, 01/07/2013 - 09:33
Un escrito delicioso. Con este tipo de articulos, parece volver el Espectador a lo que en esencia ha sido por más de un siglo. Gracias.
Opinión por:

Budgie

Lun, 01/07/2013 - 09:16
Satisface leer un artículo bien documentado. Lo digo, porque otras veces produce rabia leer reseñas biográficas sobre los Beatles cargadas de imprecisiones.
Opinión por:

Budgie

Lun, 01/07/2013 - 09:17
Otra reseña fiel sobre Harrison, es el documental de Martín Scorsese.
Opinión por:

juancatwit

Lun, 01/07/2013 - 08:58
Creo que el estaba inconforme como muchas personas que saben que lo material no llena. Porque no somos materia , cuerpo ni alma o mente, solamente sino tambien espiritu. Con el cuerpo nos conectamos con el mundo material sentimois hambre y deseos y los satisfacemos , con nuestra alma y emociones pensamos, leemos nos instruimos y de cierta manera nos satisfacemos, pero queda nuestro espiritu, la dimension eterna de nuestro ser.. lo trascendente. Eso lo llena solo JESUS no la religion u otra entidad espiritual.Creo que eso le paso a harrison y a muchos que tienen vacios espirituales y quieren llenarlos con la religion o con practicas metafisicas o que pretenden llenar este vacio con el intelecto o con las emociones de las drogas. SOLO JESUS nos conecta con DIOS con lo trascendente con el E
Opinión por:

Zegalia

Lun, 01/07/2013 - 07:46
ESTE VIDEO es sensacional con el maestro de la CITARA Ravi Shankar, el cual mostraba a un GEORGE HARRISON, convertido a la corriente HARI KRISHMA http://www.youtube.com/watch?v=SyRn6O-8Dbo
Opinión por:

Zegalia

Lun, 01/07/2013 - 08:11
corrijo: SITARA
Opinión por:

Zegalia

Lun, 01/07/2013 - 07:44
ESTE VIDEO
Opinión por:

QUIRO practico

Lun, 01/07/2013 - 05:32
Al degenerado lo mato la bareta el LSD, y todo lo que soplaba por esas ñatas.
Opinión por:

Zegalia

Lun, 01/07/2013 - 08:08
mas DEGENERADO son sus comentarios FALLIDOS sobre muerte y asesinato...ENFERMO MENTAL
Opinión por:

Klimn

Lun, 01/07/2013 - 00:31
__________________________________________________________________________ Cruel ironía de nuestro muy admirado George Harrison: sabiendo lo que le pasó en los ochenta a su entrañable ex-colega y amigo Beatle, John Lennon, soprende que - acaso por estar mezclando contradictoriamente tabaco y yoga(!)- haya sido incapáz de comprarse unas buenas cerraduras, instalar buenas alarmas, conseguirse unos buenos perros ( ¡Ah, pero cierto que detestaba el ruido...!) o contratar unos buenos guachimanes para que le cuidaran el c..., así se habría evitado el susto y las puñaladas del loco de turno, lo que quizás le hubiera permitido vivir un tiempito más para disfrutar de su fortuna y busqueda espiritual... ________________________________________________________________________
Opinión por:

NHCL

Dom, 01/06/2013 - 22:40
Aun cuando no tuve la fortuna de conocerlos, cuando eran el famoso cuarteto, por sus grabaciones se puede decir que en la historia musical existe un antes y un despues de estos excelentes musicos, a pesar que se han escrito de ellos la cantidad de cosas que no hay forma de separar la realidad de la ficcion, eso no les quita su genialidad musical, en cuanto al Señor Manolo Bellon, quien jura ser el ``CREADOR`` de este grupo, esta convencido que, sin su sapiencia colombia JAMAS ¡¡¡ habria tenido ni siquiera la minima idea de quienes eran
Opinión por:

Zegalia

Lun, 01/07/2013 - 08:10
¿FORTUNA? jjajaj mejor que el HONORABLE HARRISON no lo supiera por que de pronto hasta usted lo asesinaría...si GEORGE llegara A COLOMBIA; y eso quien sabe si tendria como llegar a él.
Opinión por:

fraldana

Dom, 01/06/2013 - 22:27
Que grande es George Harrison! mil gracias a él por hacer del mundo un poco mejor y por compartir con nosotros su inspiracion y sus maravillosas canciones.
Opinión por:

DOBLECERO

Dom, 01/06/2013 - 22:15
El plagio inconsicente a que se refiere el articulo es de una canción de The Chifons, llamada "He´s so fine", pero es solo de ritmos porque la canción de Harrison "My sweet lord" va dedicada a Krisna pero haciendo referencia a otras religiones utilizando alabanzas judías e hindúes, se dice que fue una forma de expresar su confusión ante la proliferación de religiones. Esta es "My sweet lord" de Harrison http://www.youtube.com/watch?v=wynYMJwEPH8 y esta la "The Chifons" http://www.youtube.com/watch?v=qo-AE0SDCpQ, de cualquier manera "My sweet lord" ha sido plagiada y traducuida miles de veces por cantos dedicados al dios cristiano.
Opinión por:

ali cates

Dom, 01/06/2013 - 22:08
En nuestro medio George Harrison no ha sido lo suficientemente ponderado; él, junto con John Lennon fueron seres excepcionales y de una gran calidad humana muy lejos del espíritu de comerciante de Paul Mc. Cartney y sus canciones dulzarronas y, ni que decir, también del afortunado oportunista Ringo Star. Entre otras cosas, la imagen que se ha difundido en Colombia de The Beatles ha sido la que ha promocionado Manolo Bolón quien no necesariamente es un gran conocedor.
Opinión por:

DOBLECERO

Dom, 01/06/2013 - 22:17
Bolón es un pedante que se cree fue el inventor de "The Beatles"
Opinión por:

NHCL

Dom, 01/06/2013 - 22:02
Sin ser un excelente articulo, esta bien hecho y es lo primero respecto de este tema que he leido en este periodico, muy buenos comentarios, QWASSER y NELINHO
Opinión por:

Zegalia

Lun, 01/07/2013 - 08:08
como si sus comentarios, junto a sus coterraneos (Qwasser y Nelinho) , fueran los mejores ,,,mas bien son los mas bajos y viles de estos foros.
Opinión por:

DOBLECERO

Dom, 01/06/2013 - 21:58
Faltó destacar una canción muy especial, simple y romantica en el ultimo trabajo musical del cuarteto que interpreta George Harrison "For you blue". Aquí John utiliza la técnica de deslizar un objeto sobre el diapazón para literalmente hacer llorar a la guitarra.
Opinión por:

DOBLECERO

Dom, 01/06/2013 - 22:03
Esta técnica conocida como slide, fue ampliamente utilizada por Harrison haciendoles uno de los mejores guitarristas slide de todos los tiempos.
Opinión por:

QWasser

Dom, 01/06/2013 - 21:09
Humanos excepcionales que nos precedieron.
Opinión por:

Zegalia

Lun, 01/07/2013 - 08:05
APRENDA por que siempre esputa sobre asesinar, robar y generar mas violencia,,,de su malograda vida de ignorante
Opinión por:

nelinho

Dom, 01/06/2013 - 20:05
Interesante artículo, por fin algo que valga la pena en el mundo Beatle por parte de un editorialista , tendría que agregar que el mundo aún despierta y escudriña esta vida inmaterial de Harrison oculta por dos paredes gruesas como Lennon y Mc Cartney, realmente George fué una superviga tambien en la estructura musical ya que todos los arreglos de las guitarras en todos los discos Beatle fueron de su autoría y el sonido caracteristico tenía mucho que ver con la acústica ritmica de las guitarras...de tal tamaño la importancia de nuestro recordado hombre inmaterial....
Opinión por:

Zegalia

Lun, 01/07/2013 - 07:48
NELINHO.... le enseño un poco; GEORGE HARRISON, tomo la CORRIENTE HARE KRISHMA, razon por la cual "perfeccionó" de alguna manera el manejo de la guitarra, gracias al MAESTRO RAVI SHANKAR http://www.youtube.com/watch?v=SyRn6O-8Dbo
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio