Publicidad
Cultura 10 Ago 2013 - 9:00 pm

Zubin Mehta, en el Teatro Mayor

Mi misión es el sonido

El director nacido en Bombay está desde 1969 al frente de la Orquesta Filarmónica de Israel, con la que interpretará el martes obras de Mozart y Mahler.

Por: Juan Carlos Piedrahíta B.
  • 101Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/cultura/mi-mision-el-sonido-articulo-439157
    http://tinyurl.com/lzzg4rx
  • 0
insertar
El director de orquesta Zubin Mehta se formó musicalmente en Viena y estudió al lado de Daniel Barenboim. / Fotos: cortesía Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo

La labor de Zubin Mehta al frente de la Orquesta Filarmónica de Israel no tiene fecha de caducidad. Su nombramiento como director es vitalicio y pasó de ser consejero a portar la mayor responsabilidad como el titular de la organización musical. Su legado supera cualquier denominación porque fue este hombre nacido en Bombay, India, en 1936, quien le dio unidad al sonido producido por un grupo de instrumentistas de varias nacionalidades 

Mehta estudió en Viena, Austria, y durante sus años de formación se cruzó en los pasillos de la academia con personajes como el italiano Claudio Abbado y el argentino Daniel Barenboim, uno de sus grandes amigos. En la actualidad es una batuta destacada en la escena clásica y un referente a la hora de hablar de personalidades en la música.

¿Qué le enseñó su padre, Melhi Mehta, quien fue violinista y director de la Orquesta Sinfónica de Bombay?

Mi padre era muy estricto y disciplinado en la música. Su tema de conversación era siempre la música y hacía énfasis en la importancia que tiene en la formación de los seres humanos. Desde el comienzo de mi carrera artística como estudiante en Viena eso es lo que intenté aplicar. Recuerdo que mis maestros allá también me enseñaron lo mismo. Me siento muy orgulloso del legado de mi padre.

¿Qué fue lo que motivó que usted se inclinara por la música y abandonara la idea de estudiar medicina?

Mis padres habían escogido la medicina para mí. Sin embargo, desde el colegio yo sabía que esa no sería mi profesión. Mi padre fue el más entusiasta con mi interés de dedicarme a la música y apoyó mi deseo artístico. Después me fui a Viena y ahí estuve siete años concentrado en la música.

¿Cómo recuerda los años de estudiante al lado de Claudio Abbado y del director y pianista argentino Daniel Barenboim?

Lo recuerdo todo muy bien, como si hubiera sido ayer. Con Daniel Barenboim somos grandes amigos en la actualidad, pero él no vivía en Viena en ese entonces. Él estaba radicado en Siena, Italia y posteriormente se estableció en Austria y coincidimos en algunas asignaturas.

¿Qué fue lo más importante de haber estudiado música en Viena?

Los años de formación artística en Viena fueron muy importantes para mí. Mi educación como músico se la debo a lo que estudié allá. Todo lo que he hecho ha sido gracias a eso.

El Concurso Internacional de Dirección Musical, en Liverpool, fue uno de sus primeros logros como músico, ¿qué significado tiene este premio ahora?

El Concurso Internacional de Dirección Musical fue mi primera experiencia a nivel profesional de pararme en frente a un buen número de colegas, en una organización profesional como la Orquesta de Liverpool. Yo era conductor asistente, y mi función se centraba en coordinar todos los ensayos, y así llegué a colaborar con grandes directores, como Efrem Kurtz y John Pritchard. Allí también dirigí mis primeras obras y por eso considero que me abrió las puertas.

Usted es especialista en compositores como Bruckner, Strauss y Mahler, ¿qué tienen de especial estos autores?

Lo que usted dice es muy cierto. Sin embargo, yo he realizado más obras de Mozart que de cualquier otro compositor. Mozart, siempre Mozart. Por eso en Bogotá la Orquesta de Israel interpretará obras tanto de Mozart como de Mahler. 

¿Y por qué le gusta tanto Mozart?

Él es uno de los grandes genios pero también uno de los más locos compositores de todos los tiempos. Mozart es uno de los grandes espíritus europeos que han inspirado al mundo, porque sin él y sin sus creaciones no hubiéramos aparecido los músicos de las generaciones posteriores.

Usted ha sido consejero musical, director titular y director vitalicio de la Orquesta Filarmónica de Israel, ¿cuál ha sido el aporte de esta orquesta a la escena clásica contemporánea?

La Orquesta tiene una fuerte tradición europea en su estilo, en especial en la música de cámara, en lo que tiene que ver con su sonido, la forma como se organiza. Muchos de sus integrantes tocan música de cámara y como mi repertorio es principalmente vienés, creo que con ellos puedo realizar grandes presentaciones en las que se realza la belleza de la música clásica, en especial la de Viena. No se trata de una situación autocrática pero cada lugar en la orquesta está asignado por el director, y gracias a Dios mi visión es muy realista de lo que quiero. Tengo un criterio muy claro para saber cómo quiero que suenen mis músicos.

¿Cómo logra el director que obras que se han tocado siempre se interpreten de forma original?

A medida que me formaba, especialmente en Viena, fui encontrando cuáles eran mis habilidades y qué podía aportar a cada una de las obras que quería ejecutar. La Orquesta Filarmónica de Viena fue mi inspiración no sólo en esa época sino siempre.

¿Cuál cree que es su misión dentro de la Orquesta Filarmónica de Israel?

Mi misión es el sonido. Todo tiene que ver con él. Lo que busco encontrar en la orquesta es el sonido que debe tener cada obra que yo dirijo. Por eso en los ensayos hago que los músicos se sintonicen conmigo. Eso es lo que he hecho a lo largo de 44 años.

¿Qué representa para usted en la actualidad la Orquesta Sinfónica de Bombay, fundada por su padre?

Esa orquesta estaba conformada por varios cristianos y algunos judíos refugiados de la Segunda Guerra Mundial, lo que representaba una mezcla de hábitos y formas de interpretar la música. No había un estilo unificado. Así que cuando escuche a la Orquesta en Viena establecí por primera vez el significado de lo que debe ser la interpretación orquestal para mí.

Usted tiene la fundación musical Mehli Mehta, en Bombay, ¿qué tanto participa en ella?

En esa fundación hay gente maravillosa a la cabeza y yo delego en ellos toda la responsabilidad.

¿Le gustó ver el documental ‘Portrait of Zubin Mehta’ y leer el libro ‘The Zubin Mehta story’?

Creo que el libro inspira a los nuevos compositores, con ejemplos de mi vida. Lo mejor de todo es que se puede encontrar traducido al español también.

Dicen que pararse en frente de una orquesta es una prueba de credibilidad porque hay que convencer no sólo a los músicos sino a los asistes al concierto, ¿para usted es así?

Es mi conocimiento lo que convence a los músicos, es lo que yo sé de un compositor lo que hace que suene mejor la orquesta.

Orquesta Filarmónica de Israel, 

dirige Zubin Mehta. 

Martes 13 de agosto - 8:00 p.m. Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo. Calle 170 No. 67-51. Informes y boletería: www.primerafila.com

El concierto de la Orquesta Filarmónica de Israel será transmitido en vivo por Canal Capital, el martes a las 7:30 p.m.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Alerta por posible presencia de Chikungunya en Ovejas, Sucre
  • Alerta por posible presencia de Chikungunya en Ovejas, Sucre

Lo más compartido

  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • La 'Supervenus', el video contra los estereotipos de belleza
  • Vicky Hernández, la actriz que está sola, enferma y triste
0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio