Publicidad
Cultura 10 Oct 2013 - 10:00 pm

Por un nuevo sistema fonético

La nueva ortografía de Vallejo

Fernando Vallejo propone que se supriman de la lengua española ocho letras, las tildes y las diéresis. Antonio Vélez explica las fallas de tal propuesta.

Por: Antonio Vélez / Especial para El Espectador
  • 515Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/cultura/nueva-ortografia-de-vallejo-articulo-451773
    http://tinyurl.com/lqsfzby
  • 0
insertar
Fernando Vallejo, en su novela ‘Casablanca la bella’, aboga por cambiar la ortografía. / Luis Benavides

Las lenguas humanas son organismos vivos de altísima complejidad, resultado conseguido tras largos siglos de evolución; un proceso darwiniano de variación y selección similar al de las especies biológicas. Porque al igual que seres vivos, las lenguas han estado sometidas a las inclemencias del tiempo y a las mutaciones caprichosas de las generaciones que nos precedieron. En ese devenir aleatorio han ido adquiriendo su personalidad, sus vicios, y se han fraguado sus características particulares.

Nuestra lengua materna se ha forjado al calor de mil combates, de allí sus viejas cicatrices. En sus palabras, en su sintaxis y en su ortografía conserva aún recuerdos de sus andanzas por los salones de las cortes, por los prostíbulos y cárceles, por los bajos fondos. En sus irregularidades podemos ahora reconocer las huellas de todos los maltratos sufridos en las bocas malhabladas del pueblo. En sus extrañezas, deformaciones y extranjerismos enriquecedores, acendrados por los años y el uso, podemos descubrir las huellas dejadas por los inmigrantes, portadores de lenguas extrañas y acentos disonantes. Y su riqueza expresiva es fruto vivo de sus incontables aventuras por todos los nichos culturales de este mundo.

Como resultado de ese pretérito imperfecto, nuestra lengua adquirió sus aberraciones estructurales, sus irregulares caprichosas, sus extrañezas, sus arcaísmos empolvados. Y tal vez, paradójicamente, a esos avatares debamos su asombrosa capacidad de comunicación y su desconcertante eficacia.

Preocupado por tantos y tan molestos vestigios arcaicos, García Márquez propuso en Zacatecas “jubilar” la ortografía, “el terror del ser humano desde la cuna”. Otro Nobel, el poeta Juan Ramón Jiménez, hace ya varios decenios propuso con timidez un tratado de límites amistosos entre la ge y la jota, “por amor a la sencillez, a la simplificación en este caso, por odio a lo inútil”. Y nada ocurrió.

Ahora el turno es para Fernando Vallejo. El escritor colombiano propone a las autoridades de nuestra lengua suprimir ocho letras, las tildes y la diéresis. Para que nuestra lengua “adopte un sistema ortográfico basado en la fonética”, alega. Aprovecha, entonces, su última novela, Casablanca la bella, para darnos una lección de independencia (Nelson Fredy Padilla, El Espectador, octubre 2, 2013).

Para empezar —dice Padilla—, Vallejo propone eliminar las letras dobles con sonido sencillo: la che, la elle y la erre, que se escribirían s, l y r, respectivamente (subrayadas con guión o con la virgulilla de la eñe); “chapa”, por ejemplo, se escribiría “sapa”. La k se utilizaría para representar el sonido de la ce de “casa”, por lo que escribiríamos “keso” en lugar de “queso”, sin u, mientras que “aquí” se escribiría “aki”, sin tilde (adiós a las tildes); “cielo”, en cambio, se escribiría “sielo”. La zeta desparecería en el tsunami ortográfico propuesto por Vallejo (a propósito, se debería escribir “sunami”, como suena), así que “zapato” sería “sapato”, para delicia de los bachilleres desaplicados. La jota remplazaría la ge cuando se pronuncia como ésta, de tal modo que “general” se cambiaría por “jeneral”, mientras que “guerra” se escribiría “gera”, con ge de gato, pero sin u y con ere subrayada.

Vallejo propone eliminar la uve, por lo que no se escribiría “vaca” sino “baca” y, en consecuencia, su apellido pasaría a ser “Balejo”. La diéresis correría igual suerte que la tilde, entonces los “güevones” pasarían a ser “guebones”. En esta debacle vallejiana la hache también desaparecería de los libros, y los “hijos”, en consecuencia, se convertirían en “ijos”. También propone el escritor que la ye se cambie por elle, y por tanto las “yeguas” quedarían convertidas en “leguas”. Para terminar su limpieza, Vallejo propone eliminar la x y escribir cs, como suena; en consecuencia, “examen” se escribiría “ecsamen”, una letra sustituida por dos, un pasito atrás.

Quizá no ha calculado Vallejo las consecuencias de su propuesta, o quiere escandalizar a los lectores, en cuyo caso pasamos. Pero si fuese en serio, olvidó que el problema de cambiar la cultura es desalentador. Todas esas iniciativas, sanas en principio, han tropezado con dos problemas difíciles de superar: primero, la naturaleza conservadora y romántica de los humanos que, dicen, le quitarían al idioma escrito el sabor y la belleza de lo añejo, y eliminarían de un tajo la pátina milenaria depositada en sus palabras; segundo, el difícil período de transición al nuevo sistema, con su exigencia inevitable de aprender lo nuevo y olvidar lo viejo. Pero existe una dificultad aún mayor: convencer a los miembros de la Real Academia Española, añosos y conservadores, de otorgar la licencia para el cambio, aunque provengan de un escritor valioso.

La propuesta es descartable por varias razones:

1. No se tiene en cuenta que hoy todos escribimos en computador y en él no existe la opción de escribir una letra con virgulilla debajo, lo que implicaría modificaciones tecnológicas en los miles de millones de teclados en uso por los hispanoparlantes. Y en caso de elegir el subrayado, la labor de escritura se alargaría. Más aún, si en un momento dado deseáramos subrayar una parte del texto, todos los guiones de las letras subrayadas en él desaparecerían de la vista.

2. Las dificultades de la lectura con todos los cambios propuestos es insuperable, lejos de los deseos y de las posibilidades de la mayoría de los adultos, pues leer es un proceso automático, aprendido penosamente tras años de lectura infantil juntando sílabas y luego leyendo por bloques completos, de un solo golpe de vista. Es una operación de reconocimiento que posee evidentes características gestálticas. Por eso resulta tan lento y difícil leer un texto con mala ortografía. Si se hiciesen en un solo paso las simplificaciones sugeridas, luego del aburridor ejercicio de acostumbrarnos a la nueva escritura, quedaríamos desacostumbrados a la antigua. Entonces, ¿qué haríamos, después del exigente cambio mental, con los miles de millones de libros ya escritos a la antigua? No más trátese de leer las siguientes frases escritas con las recomendaciones del escritor: “komio aros con aros de sebolla ecskisitos, con sasafrutos y sorisos — no ai ecscusas, sufria de csenofobia i bolo por abianca”.

3. La propuesta de cambiar la equis por cs se contradice cuando dice “... un signo por cada sonido”, pues debemos escribir dos signos cuando uno basta, x, que, además, se pronuncia como se escribe, salvo para aquellos que dicen “esamen”.

4. El problema más grave es la debacle que se formaría al ordenar alfabéticamente los nuevos nombres y apellidos. Piénsese no más en que los Zapata quedarían en la ese, y los Vallejo en la B de boca. El caos sería total dondequiera que se usasen nombres propios: documentos oficiales, cédulas de ciudadanía, licencias de conducción, marcas comerciales (ecsito por Éxito, y aseb por Haceb), tarjetas de crédito, débito y otras, cuentas bancarias, nóminas de las empresas, archivos de la DIAN, directorios telefónicos, diccionarios y enciclopedias, clasificación de los libros en las bibliotecas (a Homero habría que buscarlo en la o; a Cervantes, en la ese)...

5. Y ¿qué hacer con los millones de nuevos lectores y los miles de millones de libros escritos en el viejo español?

6. Por último, no faltarán colectividades que rechacen el cambio, un cisma que separaría para siempre las culturas hispanohablantes.

Para finalizar, agreguemos que estamos ad portas de contar con teclados inteligentes que resuelven automáticamente todos los problemas que enfrenta Vallejo. Se dispondrá de teclados en los que al pisar sólo la tecla de la q aparezca en la pantalla qu, y lo mismo con la g cuando lleve u, o que nos escriba la h si la olvidamos. Para la tilde, tan cargosa al escribir, el computador hará el trabajo por nosotros (ya lo hace en parte: acabo de escribir “lapiz”, sin tilde, y en la pantalla apareció “lápiz”), y cuando quisiéramos una letra en mayúscula, bastaría dejar hundida la tecla un poco más de lo usual, como se hace en las tabletas. En suma, podemos olvidar los menudos problemas de la ortografía, pertenecen ya al pasado; el computador nos corregirá todos los errores, silenciosamente. En conclusión, la propuesta de Vallejo tiene fallas mayúsculas y, ante todo, llegó tarde.

 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 28
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Este fue el operativo para apagar el incendio de Villa de Leyva

Lo más compartido

  • Salud Sep 26 - 2:15 pm

    Jugos que no son jugos

    Jugos que no son jugos
  • Con hongos cultivados devuelven color a ríos contaminados de Colombia
28
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

El Rejugao de Dosbokas

Dom, 10/13/2013 - 08:58
La ortografía no es materia esencial de la escritura sino complicaciones que surgen por haber sido mal elaborados los alfabetos y/o por hacer usos caprichosos con las letras. Hay que admitir que la escritura es una imitación de las palabras dichas con voz y que cuando hablamos no usamos ni necesitamos usar ortografía: La composición del dialogo evita confusiones de homofonía, y esa regla debería aplicarse en la escritura. Con todo respeto les invito a leer EL MOLINO DE LA GENTE, una novela que cuenta la historia de un hombre al que le tocó moler políticos corruptos y toda clase de lacra social, y que está escrita con MÉTODO PRÁKTIKO, un alfabeto que no usa ortografía. La pueden bajar gratis del blog. http://eduardodavidlopezespinosa.blogspot.com/
Opinión por:

El Rejugao de Dosbokas

Dom, 10/13/2013 - 08:22
Inventé el MÉTODO PRÁKTIKO, un alfabeto que no usa ortografía, y para demostrar que descomplica la escritura, lo usé para escribir la novela EL MOLINO DE LA GENTE, y ambos trabajos se los regalé a la humanidad. En el MÉTODO son eliminadas la diéresis y las letras c,h,ll,q,v,w,z. La tilde es regulada pero no eliminada; por ejem. se escribe kapatás en vez de capataz; la papa krioya; su papá kontento. Y la palabra 'mas' se escribe igual pero nunca lleva tilde. Si Usted no sufre de lo que yo llamo 'ortografitis', no le quedará difícil leer y entender EL MOLINO DE LA GENTE, una obra que refleja la dureza de la vida humana y que no es un texto de enseñanza del Método. Y tanto la novela como el alfabeto se pueden bajar gratis de mi blog literario. http://eduardodavidlopezespinosa.blogspot.com/
Opinión por:

leomelo

Vie, 10/11/2013 - 16:37
En lugar de reformar la ortografía, se puede usar el Alfabeto Fonético Internacional, creado hace un siglo, y que sirve para escribir cualquier lengua del mundo representando su fonética. Es lo que hacen los lingüistas cuando describen lenguas sin escritura. Para el español no creo que sea necesario, a menos que se trate de un contexto de descripción lingüística. La ortografía del español es relativamente sencilla y consistente, a diferencia del inglés por ejemplo. El escritor G.B. Shaw propuso reformar la ortografía del inglés, que es menos consistente que la del español...
Opinión por:

lucasriosr

Vie, 10/11/2013 - 12:50
Neolengua?, --> 1984 Geroge Orwel
Opinión por:

Felipichinpichin

Vie, 10/11/2013 - 11:48
De "Ripleys" lo que propone este escritor de quinta. Suprimir la tildes? "bebés y mamás gratis" no es lo mismo que "bebes y mamas gratis". Pero este rufián chaquetero solo entiende perfectamente cómo llenarse los bolsillos a punta de vender historias populacheras basadas en lado triste de la colombianidad.
Opinión por:

KEPIRADOS

Vie, 10/11/2013 - 11:39
Si Vallejo quiere aportarle algo significativo al idioma, debería iniciar una cruzada para que los putos gringos incluyan la Ñ en sus costosos teclados.
Opinión por:

KEPIRADOS

Vie, 10/11/2013 - 11:32
No sé si a este señor lo influencian los sobrinos ó el universo de chicos muy jóvenes que le circundan. Su propuesta es improcedente por que está contentiva de pereza al escribir y por ser una invitación a la no lectura y manejo incorrecto del idioma al escribirlo. Tal y como quiere el Señor Vallejo modificar la ortografía, es la forma generalizada en que escriben los adolescentes hoy dia, ni más ni menos. O es una propuesta para favorecer cacorros, o el mencionado señor está en declive, fumado y bebido.
Opinión por:

TURRIN

Vie, 10/11/2013 - 11:04
No hay que ponerle cuidado a Vallejo, la tarea ya la están haciendo desde hace marras muchos profesores que no les gusta o no aprendieron la ortografía y no les importa que sus estudiantes escriban mal, desde el punto de vista de quienes sí aprendimos algo de ortografía y la defendemos a capa y espada, da verraquera ver bachilleres que ingresan a la universidad con una letra y ortografía que dan verguenza.
Opinión por:

ANTONINO NINO

Vie, 10/11/2013 - 10:56
Puede ser que a algunos no les simpatice Fernando Vallejo, pero ignorante no lo es. Su propuesta si no perfecta sí tiene mucha validez., recordemos que el español es un idioma vivo, no es sino mirar cómo habla y escribe la juventud. Para los mayores no es fácil asimilar los cambios, producen miedo, sinembargo la humanidad cambia a cada instante, de lo contrario estaríamos aún en la época de las cavernas. Algo curioso es que la ortografía y redacción de quienes estamos opinando en este artículo deja mucho que desear como para descalificar a Fernando Vallejo.
Opinión por:

Do2

Vie, 10/11/2013 - 10:31
Daniel Samper Pizano había ironizado sobre este derrotero hace un par de lustros: www.grijalvo.com/articulos/l_es_fubolita_yugolabo.htm . Me inclino más por sus simpáticas soluciones.
Opinión por:

gatonegro9

Vie, 10/11/2013 - 10:20
Este señor en medio de su controversia quiere ser el mesias de la lengua Española pero no se a dado cuenta de de que donde vive y de donde se hizo ciudadano no hablan Español si no una mexcla de del idioma que hoy se dicece llamar Español mejicano. No estoy de acuerdo que est Horror se valla a cometer por los caprichos de un M-R_iC_a como este que lo unico que piensa en lucirse ante todo el mundo haciendose pasar por el mas erudite de todos los Escritores.
Opinión por:

Marmota Perezosa

Vie, 10/11/2013 - 09:55
Admiro a Vallejo ...........Pero será que le ocurre como a García Márquez quien desde sus inicios mostró una excelente prosa y una pésima Hortografía...........Me imagino que García M tiene unos excelentes correctores...........La fórmula de Vallejo favorecería mucho a los foristas uribestias que son iguales a García Márquez...........pero en Hortografía...........Escriben chulo sin h
Opinión por:

machete111

Vie, 10/11/2013 - 09:53
NO SON MAS QUE APETITOS DE CONVERTIRSE EN EL CARREÑO DE LA LENGUA. ! COJANLO ¡ ..................... Y LO CAPAN
Opinión por:

machete111

Vie, 10/11/2013 - 09:52
ESTE MALPARIDO QUIER GENERAR UN CISMA LINGUISTICO , ! COJANLO ¡
Opinión por:

machete111

Vie, 10/11/2013 - 09:45
A los politicos ,esa incomensurable suma , que representa la nómina de los docentes a nivel nacional , los tiene enfermos , están como buitres asechando la presa y se rompen la cabeza pensando como echarle mano a una gran tajada y los ignorantes profesores les estan dando papaya , ademas de que contribuyen con el bajo nivel academico del estudiante, al promover el internet ; no se estan dando cuenta que pueden pasar a engrosar las filas del desempleo cuando incitan a la virtualizacion de la educacion mientras ese rubro pasa a engrosar los bolsillos de los por si ya corruptos politicos ; si eso fuera la panacea , estaria en voga en los paises desarrollados , pero lo que si esta en voga , en estos, es el crecimiento de las bibliotecas y al enriquecimiento del disco duro de la cabeza .OJO
Opinión por:

alvaroaocampog

Vie, 10/11/2013 - 09:31
Vallejo es un provocador profesional y lo está logrando con su propuesta. Pero ni riesgos de andar ensayando locuras geniales porque sí. Que él escriba como le de su Real gana y el resto continuamos como siempre.
Opinión por:

RickiWarrior

Vie, 10/11/2013 - 09:08
La tecnología se está encargando de modificar (destruir o evolucionar según el punto de vista) el lenguaje de la manera más rápida posible y muchas de las propuestas de Vallejo las usa mucha gente a diario voluntariamente o involuntariamente. Entonces no hace falta poner en marcha esta propuesta pero tampoco descalificar a Vallejo.
Opinión por:

machete111

Vie, 10/11/2013 - 08:56
Este hijueputa desocupado no encuentra otra cosa que hacer que convertirse en sicario del lenguaje ? ; con la cantidad de ignorantes irresponsables que nos acompañan , no tiene nada de raro que le copien la estupidez linguistica ; esta igualito a los sabios reformadores de la educacion ;desaparecieron la Civica , la Urbanidad , la Caligrafia ; la Ortografia , la Lectura y alli tenemos los resultados : tenemos uno de los niveles academicos más bajos de Latinoamerica ; nadie lee ; para colmo de males , los docentes le hacen el juego a la voracidad de la Tecnologia y le transfieren parte de la formacion académica de los estudiantes a los pcs y todo sabemos lo que ello implica ; luego califican al pc por el trabajo , porque en el disco duro de la cabeza del estudiante no quedó nada .........
Opinión por:

machete111

Vie, 10/11/2013 - 09:24
Y luego , cuando se presentan para la Universidad , gran cantidad se quedan y optan cuando pueden por la U privada ;analizado el nivel de cada profesional da grima , por eso a muchos los encontramos vendiendo Rifas , Seguros , o manejando Taxi ; sera que a través de esas reformas de la educación lo que los gobiernos quieren es que el pueblo siga siendo ignorante ?, tal como la prensa manipula la informacion en beneficio de terceros, asimismo el gobierno manipula la educacion en beneficio propio , porque un pueblo culto se vuelve inmanejable y desaparece el electorado ( ignorante ) cautivo y ya no le pueden secuestrar la mente y mucho menos su malicia indigena,; de alli que aún seamos un pueblo ignorante y sin valores; lo unico que falta es que conviertan las Bibliotecas en discotecas
Opinión por:

riolavieja

Vie, 10/11/2013 - 08:44
Este compatriota de nosotros esta loco,las letras lo sacaron de sí,como se le ocurre eso, por ejemplo publica ,que quise decir,ni el lo sabe,este idioma es asi,no lo invento El,las tildes son necesarias solo que hay personas que no saben ,vivo en el exterior hace varias decadas,sin embargo uso el diccionario en algunas palabras que por no usarlas ,he olvidado si son con v,b,h,etc,etc,
Opinión por:

Jim72

Vie, 10/11/2013 - 08:06
Eso si es estar muy desocupado en la vida, pongale trabajo a ese señor...... porque no busca soluciones a problemas mas reales...
Opinión por:

javierache

Vie, 10/11/2013 - 07:26
No estoy de acuerdo con esta propuesta de Vallejo. "h.p" ya no sería lo mismo, perdería su poder: "p"...no funciona.
Opinión por:

superO

Vie, 10/11/2013 - 09:12
No, ud. no entendió las "sencillas" modificaciones. HP se reemplazaría por "IP", porque hijo pasaría a ser "ijo". Lo que pasa es que cuando alguien le pregunte: "¿Cuál es su dirección IP?" !Se armaría la de troya! Todas esas cosas no fueron consideradas por Vallejo...
Opinión por:

disazavega

Vie, 10/11/2013 - 07:20
Caben resaltar tres cosas: Primeramente, los sondios de la 's', 'c' y 'z' son distintos entre ellos, al igual que el de la 'b' y 'v' ; y la 'y' y 'll', respectivamente, ergo, aceptar esta ortografía es oficializar el ceísmo, el betacismo y el yeísmo. La X se pronuncia como KS, de ahí su origen ... Finalmente, Vallejo no es colombiano, es mexicano.
Opinión por:

riolavieja

Vie, 10/11/2013 - 08:48
no sabia,quien dijo que los mexicanos hablan español,vivo en los Estados Unidos,y son los mexicanos las personas mas ignorantes que conozco, hablando español,asi hayan ido a la escuela,por ejemplo dicen aiga en vez de haya,cacahuate palabra indigena,y dicen que es español,ellos hablan mitad español y mitad indigena ,repito asi sean estudiados
Opinión por:

joshenao@gmail.com

Vie, 10/11/2013 - 03:00
De acuerdo con el Maestro Vallejo. Leo a Vallejo y vivo en Indonesia (230 millones de habitantes), he aprendido su idioma, el Bahasa. Con 75 años de antiguedad es relativamente nuevo, practico y logico. Nuestra lengua es complicada e ilogica. En bahasa la k suena 'k', la c suena 'ch', la ñ no existe, pero su sonido si y se escribe 'ny'. Niño, ninyo y niña ninya. Colombia seria 'Kolombia' de lo contrario se leeria 'Cholombia'. (Probablemente Vallejo estaria de acuerdo). La v, poco se usa y cuando se usa se pronuncia de manera correcta (labidental no labial), no como en Kolombia. Twitter, Facebook etc.... estan cambiando nuestro idioma, los que esten opuestos a aceptarlo, pertenecen a otra generacion (estan viejos y quedados). Dejen el miedo, la propuesta de Vallejo es valida.
Opinión por:

machete111

Vie, 10/11/2013 - 08:59
Con razon , tuvo que irse por allá , su bajo nivel , no daba la talla para desempeñarse en colombia
Opinión por:

riolavieja

Vie, 10/11/2013 - 08:50
Tu estas loco.acaso eres Cervantes de Saavedra
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio