Publicidad
Cultura 15 Sep 2012 - 9:00 pm

El jueves se estrenan las ‘Las bodas de Fígaro’

'La ópera nunca ha sido elitista'

El bajo venezolano Ernesto Morillo es uno de los protagonistas del segundo título de la Temporada de Ópera 2012, que se exhibirá en el Teatro de Bellas Artes de Bogotá.

Por: Juan Carlos Piedrahíta B.
  • 33Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/cultura/opera-nunca-ha-sido-elitista-articulo-375083
    http://tinyurl.com/mcr5bmt
  • 0
insertar
Además del venezolano Ernesto Morillo (tercero de izq. a der.), en el elenco de ‘Las bodas de Fígaro’ participan Ainhoa Garmendia, Marcela Orsatti y Valeriano Lanchas. / Fotos: Ernesto Monsalve

Más se demoraron en proponérselo que él en aceptarlo. Para el cantante lírico venezolano Ernesto Morillo implicaba un reto especial venir a Colombia y portar las prendas de Fígaro, uno de los personajes centrales de la creación de Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791). En principio, le llamó la atención realizar un montaje en América Latina, región con la que tiene tantos nexos, pero también tuvo en cuenta la posibilidad de una construcción histriónica a partir del texto. Sin duda, el hecho que más lo sedujo fue la retribución del personaje marcada por las experiencias vitales y las enseñanzas personales.

“Tal y como dicen en mi pueblo, no aguanté dos pedidas”, comenta entre risas Morillo y recuerda que la Ópera de Colombia se comunicó con él de manera telefónica para hacerle el ofrecimiento de participar en Las bodas de Fígaro. Cuando su interlocutor en Bogotá apenas emitía la expresión “las bodas”, el venezolano ya había aceptado, y cuando escuchó “Fígaro” aparecieron frente a sus ojos tantas expectativas que de inmediato se imaginó recorriendo el palacio del Conde de Almaviva, muy cerca de Sevilla, escenario en el que se desarrolla la trama de esta ópera mozartiana.

En ese momento no se percató de la exigencia física de cantar a 2.600 metros sobre el nivel del mar, y ese detalle se ha convertido durante los ensayos previos en un enemigo complejo al momento de asumir el rol, pero a la vez lo ha estimulado para nutrir sus capacidades interpretativas y no permitir que Fígaro pierda sus características estéticas y elegantes, ni mucho menos abandone su espíritu sagaz.

En los últimos años a Morillo le ha tocado sobreponerse al clima, pues hace poco participó en Canadá en el montaje de Il Trovadore, de Giuseppe Verdi, y allí se adaptó al invierno. De acuerdo con lo que le dictaba su apreciación térmica, tan subjetiva como incuestionable, estaban a menos 25 grados centígrados, y con todo y las vísceras congeladas hizo un ciclo memorable de presentaciones.

Tanto en Venezuela como en Italia, países en los que se formó como profesional, aprendió a hacerle frente a las condiciones adversas del ambiente. Sus maestros, Pedro Liendo y Claudio Muskus, siempre lo estimularon para no ser uno más dentro del reparto.

“Para mí no hay muchas diferencias en el proceso de formación de un cantante en el mundo. Las exigencias del mercado son las que podrían establecer la efectividad o diferencia de un artista. Sin embargo, vivir en un ambiente cultural de mayor oferta sin duda beneficia el acceso al entorno laboral y hace que el alumno se esmere en ser más competitivo. Eso fue lo que me pasó a mí”, asegura Ernesto Morillo, quien debutó en 1998 con la ópera Aida, de Verdi.

Para el bajo venezolano, el compositor italiano nacido en 1813 siempre va a tener un papel superlativo dentro de su historia profesional. Verdi es una de las grandes fuentes de trabajo para los cantantes. Pero no sólo por eso le profesa un eterna gratitud. La magnitud de su obra y la calidad artística de su música hacen que para el lírico sea imposible ubicarlo dentro de un rango común.

“Ni Verdi, ni ninguno de los grandes compositores pensó en la ópera como algo exclusivo. Para mí está muy lejos de ser un espectáculo elitista, nunca lo ha sido. Esa visión viene del hecho concreto de que se trata de una puesta en escena costosa en su realización, basta pensar en la inmensa concentración de profesionales y especialidades necesarias (electricistas, carpinteros, maquilladores, sastres, diseñadores, pintores, músicos, cantantes) para hacer del teatro una mediana y gran empresa con el objetivo de crear un producto de calidad. Incluso, si comparamos los precios de las entradas de la ópera con otras actividades artísticas, notaremos que no hay grandes diferencias”, argumenta Ernesto Morillo, quien a pesar de su juventud piensa que el bel canto, como tantas otras artes, ha cambiado considerablemente.

Durante quince días Ernesto Morillo se vestirá de Fígaro para hacer parte del segundo título de la Temporada de Ópera de Colombia 2012. Luego se trasladará a Verona, Italia, para ponerse un traje que ya está hecho a su medida y que le ha representado inmensas satisfacciones. Attila, de Giuseppe Verdi, implica el reencuentro del bajo venezolano con los retos, ese condimento tan rico que le han dado a su actividad artística el tono mayor que hoy ostenta.

Sobre ‘Las bodas de Fígaro’
En cuatro actos, esta obra de Wolfgang Amadeus Moza rt (1756-1791) se desarrolla en el palacio que tiene el Conde de Almaviva en la localidad de Aguas Frescas, cerca de Sevilla, en España.
Con esta pieza el compositor austriaco dio comienzo a una muy afortunada colaboración con el sacerdote italiano Lorenzo da Ponte, quien elaboró también los libretos de otras creaciones mozartianas igualmente prestigiosas como ‘Don Giovanni’ y ‘Così fan tutte’.
Su tratamiento, de marcada alusión política y social, desató discusiones y polémicas, a tal punto de ser prohibida en algunas poblaciones importantes. Sólo el espíritu liberal que pretendía imponer José II hizo que ‘Las bodas de Fígaro’ no tuviera ningún impedimento para ser exhibida en Viena.
Mozart trabajó por mucho seis semanas en su partitura, entre octubre y noviembre de 1785, y fue estrenada con aplausos en Viena, el 1º de mayo de 1786.

Jueves 20 y 27Sábados 22 y 29Teatro de Bellas Artes de BogotáTel.: 593 6300 y www.tuboleta.com.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • La mejor inventora del mundo es colombiana
  • La impactante broma de los 27 millones de reproducciones en YouTube
  • 'No le preste atención a la gente pobre': Robert Kiyosaki
0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio