Publicidad
Cultura 23 Nov 2012 - 5:42 pm

Exposición de Ana Mercedes Hoyos

Pinturas incomprendidas

Cero Galería expone la muestra "Ana Mercedes Hoyos o la geometría como pretexto", una serie de pinturas que recorren los inicios de la artista, desde principios de los años 70 hasta los 80.

Por: Liliana López Sorzano
  • 79Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/cultura/pinturas-incomprendidas-articulo-388807
    http://tinyurl.com/b7xcuyw
  • 0
Foto: David Campuzano / El Espectador.
"Ana Mercedes Hoyos o la geometría como pretexto", exposición en la Galería Cero.

Resulta sorpresa para muchos que Ana Mercedes Hoyos, célebre por el manejo del color, por los rojos arrolladores, los amarillos intensos y los azules casi eléctricos con los que compone el caribe de sus lienzos, esas palenqueras y sus bateas llenas de fruta fresca, exponga en estos momentos una obra inédita, alejada de su arte más reciente.

Esta exposición que se expone en Cero Galería curada por Osbel Suárez, coproducida por Nueveochenta Galería y llamada “Ana Mercedes Hoyos o la geometría como pretexto” corresponde a su trabajo creado a finales de los años 70 y principios de los 80. Dos de las cinco obras que expuso en la Bienal de París de 1977 están albergadas en esta muestra, así como también una de las obras que ganó el Salón Nacional de Artistas en 1978 que logró desconcierto en la gente porque argumentaban que eso no era pintura y que no era arte.

Esos cuadros, de matices de blancos, de sutilezas y estudios en el color, técnicamente complejos, muy pensados y sin embargo simples a la vista, intentaban capturar la atmósfera y antecedían ese periodo geométrico y abstracto donde la obsesión fueron las puertas y las ventanas.

Esos mismos cuadros fueron incomprendidos por el público. “El público, especialmente en Colombia, es muy superficial. Muy desinformado y siempre buscan estar contentos con lo que ven y buscan imágenes que les faciliten y que les satisfagan rápidamente y que no les hagan pensar y rechazan absolutamente el problema que estos cuadros les plantea, tremendamente agresiva se vuelve la gente con relación a esta pintura”, le afirmaría Ana Mercedes Hoyos a la crítica Marta Traba en una entrevista que surgió en 1979 de una conversación de toda una tarde en su estudio. La entrevista hace parte del catálogo de la exposición y en ella el curador Osbel Suárez sostiene que debe ser entendida hoy como uno de los textos más interesantes y novedosos para entender no sólo las diferentes etapas del proceso creativo de Ana Mercedes Hoyos sino que se erige como un documento de inestimable varlor para acercarse al mundo cultural colombiano de aquellos años.

Los cuadros que expuso en París, de los que sólo dos están expuestos en la galería, y con el que ganó el Salón Nacional, representaban un regreso al origen. En la muestra también se encuentran las ventanas y puertas, estructuras geométricas que dejaban entrever el cielo, las nubes y el aire, las cuales antecedieron la austeridad de las “Atmósferas”. “Con la llegada de las atmósferas, Ana Mercedes abandona la seguridad de mirar a través de sus ventanas y comienza a cerrar un ciclo donde su visión intelectualizada del paisaje encuentra su mayor grado de abstracción y profundidad. Y vuelve a contradecirse: son sus atmósferas sus pinturas más interiores”, sostiene el curador Osbel Suárez.

Esta es una oportunidad de ver los comienzos de una de las artistas colombianas más importantes del siglo XX.

Cero Galería
Cll 80 No 12 – 55
Teléfono: 217 76 98
Hasta el 1 de diciembre

  • 0
  • 1
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Rafael Ramirez, de zar petrólero a canciller de Venezuela

Lo más compartido

1
Opinión

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

EL REY DE LA IRRACIONALIDAD

Vie, 11/23/2012 - 19:18
No tengo pretexto para ir a ver esa exhibición. Hay más arte verdadero en la Ferretería el Campín, porque por lo menos los objetos que allá venden sirven para algo.
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio