'Esa plata está guardada'

Nohora Elizabeth Hoyos, directora del centro interactivo de ciencia, defiende su gestión de los señalamientos de la Contraloría Distrital.

Nohora Elizabeth Hoyos, asegura que el mayor reto de Maloka es superar el déficit financiero.  / David Campuzano-El Espectador
Nohora Elizabeth Hoyos, asegura que el mayor reto de Maloka es superar el déficit financiero. / David Campuzano-El Espectador

Esta semana el contralor Distrital, Diego Ardila Medina, le informó al alcalde Gustavo Petro que debería echar un ojo a las cuentas del Centro Interactivo de Ciencia y Tecnología Maloka por un posible detrimento patrimonial de $9.144 millones. Nohora Elizabeth Hoyos, directora del popular centro interactivo, les salió al paso a los señalamientos.

En su informe, la Contraloría señala su preocupación por la titularidad del lote donde se tiene previsto construir la segunda etapa del centro interactivo y el uso no autorizado de un aporte hecho por la Secretaría de Desarrollo a Maloka. Hoyos defiende la forma como se usaron esos recursos.

¿En qué se equivoca la Contraloría?

Nosotros respetamos, admiramos, apoyamos y creemos en todos los sistemas de control. Esto no es un debate con la Contraloría. Aquí se habla de un detrimento patrimonial de $9.000 millones. El lote lo entregó la alcaldía de Peñalosa como su aporte a la Corporación Maloka. Más que detrimento patrimonial, en ese momento se hizo una inversión con un capital social inimaginable. El informe también habla de $5.500 millones, resultantes de un aporte a capital que hizo la Secretaría de Desarrollo en el año 2009. Esa plata se ejecutó tal cual dice la resolución. El tercer monto son $3.750 millones, que fueron el segundo aporte de la Secretaría de Desarrollo para la obra. Esa plata no la tocamos, ahí está guardada.

¿Cuánto cuesta la segunda etapa?

Unos $40.000 millones. Tenemos que conseguir todos los recursos antes de arrancar. La plata está ahí; por el lado de detrimento patrimonial sería buenísimo que hicieran un análisis del capital social que ha producido Maloka.

¿Por qué no han comenzado la construcción?

No podemos ser irresponsables, gastarnos la plata y hacer dos paredes que queden ahí como un monumento a la ineficiencia. Un proyecto como éste no se hace de la noche a la mañana, porque tenemos que conseguir toda la plata.

¿Cuánto falta?

Nos falta más de la mitad pero tenemos promesas y estamos en negociaciones con la Alcaldía, la Presidencia y otros socios.

¿Cuáles cree que son las motivaciones de la Contraloría?

Lo ignoramos, tal vez el sistema de ciencia y tecnología no es fácil de comprender. Yo no puedo juzgar, pero sí puedo creer y confiar en que esto se va a aclarar muy pronto.

¿Cuál es la situación financiera real de Maloka?

No puedo negar que estamos en una coyuntura de iliquidez y estamos como están muchísimas organizaciones públicas y privadas y personas naturales. Eso en Colombia no es un pecado, es un día a día de todos nosotros. Desde el año pasado estamos volviendo a hacer el modelo de negocio.

¿Cuánto cuesta Maloka al año?

Tenemos que producir $14.000 millones al año. El año pasado tuvimos un déficit de $1.000 millones, pero nosotros producimos $12.000 millones, $13.000 millones solos.

¿Cuáles son las fuentes de financiación cada año de Maloka?

Un 45% es por donaciones de las personas para ingresar y un 35% proviene de proyectos a la medida. Estos proyectos a la medida son una alianza gana-gana. Por ejemplo, el Sena está patrocinando a 30.000 aprendices para que visiten Maloka. Lo que queda fluctúa entre patrocinios y donaciones.