Algunas peticiones de campesinos son desmedidas: Minagricultura

Francisco Estupiñan explicó además que por la "intransigencia" no se ha podido iniciar una negociación con los líderes del paro agrario.

El ministro de Agricultura, Francisco Estupiñan, negó que el Gobierno Nacional y promotores del paro agrario en el departamento de Boyacá no llegaron a acuerdo para levantar paro, “simplemente porque nunca se iniciaron las negociaciones.

En entrevista con Blu Radio, dijo que el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos ha sido reiterativo en señalar que para iniciar cualquier diálogo es requisito indispensable el desbloqueo de vías por parte de los manifestantes, al igual que dejar las vías de hecho y la violencia “como la que se vivió este jueves en varios municipios de Boyacá (…) Muchos habitantes están pagando por estos hechos”.

Sin embargo, explicó que hubo una reunión facilitada por el gobernador de Boyacá, Juan Carlos Granados, -a la que además asistieron el defensor de Pueblo, Jorge Armando Otálora; el arzobispo de Tunja, monseñor Luis Augusto Castro; y el ministro del Interior, Fernando Carrillo- con algunos líderes de la protesta.

Insistió en que no se trató de una negociación, porque no lo harán hasta que no levanten los bloqueos. “No llegué con ninguna oferta (...) el tema de los 40 mil millones de pesos en subsidios se había ofrecido hace tres meses, pero no se implementó por la intransigencia de algunos líderes campesinos”.

Hay una intransigencia total por parte de los campesinos, están haciendo unas peticiones desmedidas como renegociar todos los TLC y que se cierren las importaciones, eso haría que también se paren nuestras exportaciones. Son solicitudes fuera de alcance”, expresó y añadió que “a pesar de que se traten de problemas acumulados de hace años, esto tiene algunas salidas, sin descuidar que hay componentes que van más allá de la gestión del Gobierno, como la caída de los precios en el exterior”.