Publicidad
Economía 20 Oct 2012 - 9:00 pm

La problemática de la vía revive el caso Commsa

Ruta del Sol, tramo I, una pesadilla sin fin

El consorcio quiere cambiar el trazado para evadir una zona forestal con fallas geológicas. En cambio proponen un túnel de 9,4 kilómetros.

Por: Jairo Chacón González
  • 6Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/economia/articulo-382267-ruta-del-sol-tramo-i-una-pesadilla-sin-fin
    http://tinyurl.com/8kabza8
  • 0
Carlos Alberto Solarte, mayor accionista del consorcio Helios./ El Espectador

En la madrugada del 16 de diciembre de 2009 la felicidad no cabía en la casa de Carlos Alberto Solarte, uno de los socios del consorcio Helios, que por ofrecer $200 mil millones menos que Mario Huertas ganó la licitación para la construcción del sector I de la Ruta del Sol, pero el rayo de luz que iluminaba el proyecto está siendo espantado por nubarrones que presagian una fuerte tormenta, que en el mes de Halloween amenaza con revivir el fantasma de Commsa.

La historia pareciera repetirse y el país no aprender la lección, pues el trayecto entre Villeta y Puerto Salgar es el mismo que hace más de una década abandonó el Consorcio del Magdalena Medio S. A. (Commsa), tras fallar en su intento de cambiar el trazado para evadir la construcción de un par de túneles.

Lo curioso es que hoy el concesionario Helios, del que forman parte ConConcreto y la argentina Iecsa, también está tratando de cambiarlo, pero a diferencia del consorcio español Commsa, ellos quieren incluir la construcción de un túnel de 9,4 kilómetros de longitud para evadir el paso por la reserva de San Francisco, como lo señala la Autoridad de Licencias Ambientales (Anla), por considerar que en la zona existen especies vegetales en veda, como palmas y cedros, que se encuentran en vías de extinción y constituyen fuentes de recarga hídrica que surten los acueductos de Guaduas (Cundinamarca).

Según la ministra de Transporte, Cecilia Álvarez-Correa Glen, recién llegada a esta cartera, aceptar este cambio aumentaría el costo del proyecto un 50%, por ello invitó al concesionario a presentar planes de mitigación a la Anla para encontrar una alternativa que le permita obtener la licencia ambiental y mantener la obra por el mismo trazado que estructuró la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), institución del Banco Mundial.

Pero como en el pasaje bíblico de la torre de Babel, en este proceso se hablan distintos lenguajes, lo que ha hecho que hasta hoy no se vislumbre solución alguna que facilite la iniciación de la obra en este tramo.

El concesionario considera que la posición de la ministra no es clara, ya que cree que la Anla nunca les ha pedido plan alguno de mitigación. “Lo que nos ha dicho es que hay que eludir la reserva de San Francisco y, según nuestra interpretación, no es otra cosa que cambiar el trazado y por ello damos una alternativa para construir un túnel que permitiría el paso en tan sólo 15 minutos entre Villeta y Guaduas”.

Además, sostiene que en el contrato hay una cláusula que establece que de ser necesario tener mayor cantidad de obra, el concesionario estructurará la licitación y será la Agencia Nacional de Infraestructura la que saque y la adjudique. No quieren más plata, sino construir una obra que cumpla con las exigencias ambientales.

En esta ‘pesadilla sin fin’ la directora de la Anla, Luz Helena Sarmiento, le dijo a El Espectador que lo que la Autoridad le comunicó al concesionario es que “el trazado del tramo I del Proyecto Vial Ruta del Sol Sector I deberá tener en cuenta las restricciones establecidas por la Dirección de Bosques, Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos del MADS en relación con la Zona de Reserva Forestal Protectora de la Cuenca Hidrográfica del Río San Francisco”.

Es decir, que según la interpretación del concesionario, no es otra cosa que cambiar el trazado. Posición que no acepta el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade, que según el gerente del consorcio Helios, Ricardo Postarini Herrera, no ha querido atenderlos para tratar de buscar una salida a este lío que se presenta en los primeros 20 kilómetros del tramo I del proyecto entre Villeta y Puerto Salgar, y que podría terminar en un segundo Commsa de no concretar un acuerdo que sólo contribuiría a agudizar el atraso vial que vive Colombia.

Otro actor en esta ‘película’ es el estructurador del proyecto, Richard Cabello, quien cree que el consorcio Helios asumió los riesgos de obtener las licencias y que conocía la dificultad del trazado, porque así tuvo que verlo en el cuarto de datos que ofreció la Agencia Nacional de Infraestructura.

Pero mientras que el nudo de esta obra se desenreda, uno de los tres tramos del primer sector de la Ruta del Sol seguirá empantanado a la espera de una solución definitiva que le permita al país no volver a un lío como el de Commsa, que duró muchos años y en el que intervinieron personajes como el mismo rey de España, Juan Carlos de Borbón, y el dueño del Real Madrid, Florentino Pérez, para darle una salida que terminó con el pago del consorcio español por el incumplimiento del contrato, pero que al final el que perdió fue el país, porque hoy todavía no tenemos una vía para llegar a Santa Marta en tan sólo 10 horas.

  • 6
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio