Ahora sí, a navegar por el Magdalena

El movimiento de carga pasaría de 1,7 millones de toneladas a 12 millones en 2014, cuando concluyan las obras proyectadas.

El movimiento de carga por el río reduciría los costos hasta en un 30%  frente al transporte que hoy se hace por camión.
El movimiento de carga por el río reduciría los costos hasta en un 30% frente al transporte que hoy se hace por camión.

Desde la época de Bolívar el Estado ha intentado entregar a un particular el manejo y la explotación del río Magdalena, con resultados negativos. Sin embargo, con la expedición de la ley de Asociación Público Privada (APP) se abre una puerta para intentarlo una vez más.

Hoy a las 10 de la mañana Cormagdalena hará la presentación del proceso para la ejecución de las obras de encauzamiento y dragado que garanticen una navegabilidad del río Magdalena entre Puerto Salgar y Bocas de Ceniza durante los 365 días del año.

Para lograr que en época de verano las aguas del río se concentren principalmente en el canal de navegación, mantener la profundidad necesaria y evitar tener que hacer dragados, se construirán 156 estructuras que intervendrán canales y ayudarán a mantener una profundidad de 7 pies o 2,1 metros entre Puerto Salgar y Barranquilla.

Esto permitirá el movimiento de seis barcazas y un remolcador con 7.200 toneladas de carga.

Para esta obra se destinarán $800 mil millones.

En los últimos 22 kilómetros, entre el puente Pumarejo y Bocas de Ceniza, se hará una obra de dragado que permita tener el canal de acceso en una profundidad de 37,5 pies o 12,4 metros, obra estimada en $400 mil millones. Estas obras se harán durante 10 años, es decir, con una inversión de $40 mil millones por año

Las propuestas particulares que se presenten tendrán una precalificación que se conocerá a finales de noviembre y se adjudicarán el 25 de mayo.

De acuerdo con el director de Cormagdalena, Augusto García Rodríguez, actualmente por el río se movilizan 1,7 millones de toneladas, pero la idea es que cuando estén concluidas las obras en 2014 la carga debe estar en 12 millones de toneladas.

Para Paulino Galindo, uno de los funcionarios de Cormagdalena que más conocen del río, actualmente la carga que más se mueve es hidrocarburos entre las refinerías de Barrancabermeja y Cartagena. En los últimos meses se movilizó una gran cargamento de acero para el desarrollo de un proyecto en el interior del país, que le generó ahorros del 30% en los fletes con respecto al camión.

Asimismo, explicó que dos empresas le están apostando al río. Se trata de la suiza Trafigura y Sicor, esta última adquirió la compañía Naviera Central, con la que está operando el movimiento de carga general, graneles y contenedores. Una nueva oportunidad para ver si el transporte fluvial se convierte en una alternativa.

Temas relacionados